Cómo Orar por la Iglesia en Tiempos de Guerra

Posted on

ESJ_BLG_20220304_01Cómo Orar por la Iglesia en Tiempos de Guerra

Por Jesse Johnson

Un compañero de ministerio en Ucrania me pidió que animara a las iglesias a orar por la situación en su país. Ha estado alojando a los niños en su iglesia (tienen un sótano, por lo que es más seguro que los edificios de apartamentos en los que viven sus familias), y por la noche ha estado organizando reuniones de oración no sólo para su congregación, sino también para los padres que dejan a sus hijos durante la noche en la iglesia.

Han seguido la siguiente guía de oración. No estoy seguro del origen de la misma, pero he pensado en transmitirla aquí: los títulos son de la guía de oración, y el texto de abajo es mío. Si tu iglesia ora por Ucrania, no dudes en utilizar estos puntos. Además, espero que al leerlos veas que es una guía útil no sólo para orar en tiempos de guerra, sino para orar por cualquier prueba o dificultad:

1. Agradece a Dios por lo que es (santo, soberano, bueno, recto, justo)

Si bien esta es una buena manera de comenzar cualquier oración, es particularmente importante cuando se enfrenta a pruebas nacionales, como la guerra y la persecución. Por ejemplo, en Hechos 4:24, cuando los discípulos se enfrentaban a la primera persecución de la iglesia, empezaron orando:

Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; 25 que por boca de David tu siervo dijiste: ¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas? Se reunieron los reyes de la tierra, Y los príncipes se juntaron en uno Contra el Señor, y contra su Cristo. Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera. Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra…” Hechos 4:24-29

También hay otros ejemplos de esto. Los mártires de Apocalipsis 6 comenzaron su oración con «Oh Señor soberano, santo y verdadero…» (Apocalipsis 6:10 ). Hay docenas de otros ejemplos bíblicos de oración durante la guerra y la persecución que comienzan de esta manera.

2. Ore para que Dios nos guarde de la preocupación

Es bueno, correcto y esperado que los cristianos «se preocupen» por sus familias durante la guerra. Pero debido al punto #1 (Dios es santo, soberano y bueno), Jesús nos prohíbe preocuparnos (Mateo 6:31-34 ).

Un gran ejemplo de esto se ve en Jeremías 17:7-8 . Allí, Jeremías se enfrenta al colapso nacional. Los babilonios conquistarán Jerusalén y la ciudad caerá ante los invasores. En medio de eso, Yahvé elogia al que «no se angustia» ante la derrota.

Para mí, al considerar este punto, es útil mirar 1 Corintios 7:32-34 . Allí, Pablo contrasta al soltero que no tiene preocupaciones con el casado, que se preocupa naturalmente por su cónyuge. Hay docenas de puntos que se pueden extraer de ese contraste en 1 Corintios 7, pero una observación mínima es que preocuparse es peor que no preocuparse. Por eso, oremos por las personas que se enfrentan a la guerra, para que libren la batalla en su corazón y se aferren a Filipenses 4:6-7 .

3. Ore para que la iglesia permanezca confiada en el Señor y que su fidelidad a Dios y el compartir el evangelio prevalezcan fuertemente durante el conflicto

El resultado natural de #1 y #2 sería una iglesia que brille como una luz en un lugar oscuro (Mateo 5:14-16 ). Ore para que los creyentes, incluso en tiempos de guerra, estén dispuestos a compartir el evangelio (Efesios 6:15-16 ). Que Dios les dé oportunidades para que su esperanza en el cielo sea contrastada con las naciones torcidas y depravadas de la tierra (Filipenses 2:15 ).

Oremos para que, ante la persecución, la palabra de Dios no quede atada (2 Timoteo 2:9 ). Los cristianos pueden ser arrestados, los pastores pueden ser martirizados, pero ora para que la palabra de Dios no sea llevada cautiva. Mientras la iglesia se reúna, su luz brillará.

4. Ore para que los creyentes sonrían ante el futuro-incluso en la devastación-por quien es Dios

Proverbios 31:25 describe la nieve en Jerusalén-una escena poco común-pero la llamada mujer de Proverbios 31 no tiene miedo. Aunque ha hecho vestitudra para su familia, esa no es la fuente de su confianza. Puede sonreír ante el futuro porque conoce al Dios que tiene el futuro.

Del mismo modo, Habacuc termina su libro maravillándose de la destrucción que vendrá sobre Judá. Todo el libro es un ejemplo de cómo orar por el conflicto, porque a diferencia de otros profetas de la guerra, Habacuc no tiene oráculos para Israel o Judá. En cambio, el libro consiste en la oración de Habacuc ante la guerra, y la respuesta de Dios a esas oraciones. Pero 3:16-18 es el pasaje crítico. En él, Habacuc se enfrenta a la realidad de que Judá perderá y, sin embargo, Dios podrá ser glorificado.

5. Finalmente, ora por la paz en nuestra nación (Ucrania), y por la paz entre el pueblo y su Dios

Es evidente que Dios utiliza la guerra y los conflictos para controlar a las naciones y frenar el mal. Sin embargo, hay ejemplos en la Biblia de personas que oran por la paz nacional y la liberación de la guerra. Por ejemplo, el Salmo 122 es un Salmo de ascenso, para orar en la travesía del exilio a Jerusalén. Los que lo cantaban eran de muchas naciones, pero todos alzaban su voz para orar por la paz de Jerusalén (Salmo 122:6 ). En el Nuevo Testamento, Jesús dice que es axiomático que los reyes quieran la paz, no la guerra (Lucas 14:32 ). Más tarde, se lamentará por Jerusalén, diciendo » ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! » (Lucas 19:42 ). Unas décadas más tarde, Jerusalén sería invadida por los romanos.

Pablo da un ejemplo eclesiástico de este tipo de oración: «Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad» (1 Timoteo 2:1-2 ).

Así que este domingo -o en cualquier momento, pero 1 Timoteo 2 describe particularmente a la iglesia reunida- aproveche la oportunidad de orar con los miembros de su grupo, o con los que se sientan a su lado, o como congregación, o usted mismo, y utilice estos títulos para orar por la iglesia en Ucrania.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s