Cuando Pierdes tu Salvación por un Tecnicismo

Posted on

ESJ_BLG_20220228_01Cuando Pierdes tu Salvación por un Tecnicismo

Por Jordan Standridge

Imagina que estás ante Pedro en las puertas del cielo, esperando saber si te dejarán entrar en el cielo o no.

Después de revisar tu currículum y comentar lo bien que cumpliste con las reglas católicas romanas, vuelve a revisar tu bautismo. Tenías 8 días de edad. Tus padres te llevaron enseguida, como se suponía. El sacerdote te roció con agua tal y como le habían enseñado a hacerlo. Pensaste que te habías purificado de tu pecado original, pero luego descubriste que el sacerdote hizo algo mal.

En lugar de decir «Te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo» dijo «Te bautizamos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo».

¡Y así Pedro le informa que su bautismo no era válido y que no participó en un sacramento esencial que es la única forma que la Iglesia Católica Romana conoce por la cual un hombre puede ser salvado!

Usted podría estar tentado a pensar que esto es una idea descabellada, que nadie cree, pero estaría equivocado.

Andrés Arango, un sacerdote de Phoenix, Arizona, fue informado de que durante 20 años había estado realizando bautismos de forma incorrecta.

La diócesis de Phoenix declaró inválidos los miles de bautismos realizados por el «Padre Andrés» durante los últimos 20 años. Ahora están tratando de rectificar la situación. Como si se tratara de la retirada de un coche defectuoso, están llamando a seres humanos, ahora adultos, para que sean rebautizados.

Puede que no te des cuenta de esto, pero esto es un gran problema.

Sin el bautismo, según el catolicismo romano, una persona no puede ir al cielo. Revisa lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica:

ARTICULE 1
EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO

1213 El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu («vitae spiritualis ianua») y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión (cf Concilio de Florencia: DS 1314; CIC, can 204,1; 849; CCEO 675,1): Baptismus est sacramentum regenerationis per aquam in verbo» («El bautismo es el sacramento del nuevo nacimiento por el agua y la palabra»: Catecismo Romano 2,2,5).

Sin el bautismo, según el catolicismo romano, una persona no puede ir al cielo. Revisa lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica:

1215 Este sacramento es llamado también “baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo” (Tt 3,5), porque significa y realiza ese nacimiento del agua y del Espíritu sin el cual «nadie puede entrar en el Reino de Dios» (Jn 3,5). CIC

Sin ello, ¡nadie puede entrar en el reino de Dios! Y por último, pero no menos importante

1257 El Señor mismo afirma que el Bautismo es necesario para la salvación (cf Jn 3,5). Por ello mandó a sus discípulos a anunciar el Evangelio y bautizar a todas las naciones (cf Mt 28, 19-20; cf DS 1618; LG 14; AG 5). El Bautismo es necesario para la salvación en aquellos a los que el Evangelio ha sido anunciado y han tenido la posibilidad de pedir este sacramento (cf Mc 16,16). La Iglesia no conoce otro medio que el Bautismo para asegurar la entrada en la bienaventuranza eterna; por eso está obligada a no descuidar la misión que ha recibido del Señor de hacer «renacer del agua y del Espíritu» a todos los que pueden ser bautizados. Dios ha vinculado la salvación al sacramento del Bautismo, sin embargo, Él no queda sometido a sus sacramentos. C de la IC

El bautismo es necesario para la salvación y la iglesia católica romana no conoce ningún otro medio que no sea el bautismo que asegure la entrada a la beatitud eterna.

Imagina que tu eternidad en el cielo o en el infierno depende de un yo en lugar de un nosotros dicho cuando eras incapaz de hablar.

John Macarthur ha dicho que si pudieras perder tu salvación, la perderías. Yo añadiría, que si tu salvación dependiera de otro humano pecador, también la perderías con toda seguridad.

Es increíblemente trágico que se enseñe algo tan claramente equivocado. Es aún más trágico que los cristianos estemos tan confundidos cuando se trata de la Iglesia Católica Romana. Una iglesia que admite que no tiene idea de cómo alguien puede entrar al cielo y piensa que el bautismo es la única manera, es una iglesia que enseña una herejía condenable. El catolicismo romano solo puede condenar. No puede salvar. No sabe cómo. No conoce la salvación y sólo puede mantener a la gente atrapada en un sistema que distorsiona el Evangelio.

Realmente aprecio la coherencia de esta diócesis. Están siendo inamovibles. Para entender esto, hay que comprender lo místico y demoníaco que es el sistema católico romano. Como el hechizo de una bruja, las palabras deben ser exactas para recibir el efecto deseado del «hechizo».

También aprecio esta historia porque expone la insensatez de creer que algo que te hacen cuando tienes una semana de edad hace alguna diferencia a la luz de la eternidad. De vez en cuando el catolicismo romano muestra sus verdaderos colores para que todos los vean. Oro para que muchos cristianos aprendan finalmente la necesidad de evangelizar a los católicos romanos, y muchos católicos romanos entren en razón y se salven de verdad.

El sistema católico romano es un sistema que le roba la gloria a Dios. Merecer el Cielo a través de las obras que haces o que te hacen es el mayor latrocinio posible. En el día del juicio si usted contribuyó de alguna manera a su salvación Dios será menos glorificado. Y como eso es imposible el catolicismo romano es un sistema que solo puede llevar al infierno.

Cuando nos encontramos con historias como estas, es muy tentador usarlas para atacar al catolicismo romano o para ganar una discusión. Es imperativo resistir estas tentaciones pecaminosas.

En su lugar, por favor, piensen y oren por los que trabajamos a tiempo completo en tierras católicas romanas. También, ora para que historias como estas te empujen a compartir el evangelio con tu amigo católico romano. Están desesperadamente perdidos si dependen en absoluto de sus méritos para entrar en el Cielo. Debemos ser amables pero firmes al hablarles de la verdad, y no podemos permitirnos ser superficiales en nuestra comprensión del evangelio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s