Aaron Day

Spurgeon y el Discipulado

Posted on

ESJ-blog 20201020_04

Spurgeon y el Discipulado

POR AARON DAY

Para Charles Spurgeon, el discipulado no era sólo un proceso en la vida cristiana. Más bien el discipulado era la esencia de la vida cristiana. Desde el nuevo nacimiento hasta el último aliento, la vida cristiana era una vida de discipulado.

El Evangelio de Jesucristo fue el catalizador del nuevo nacimiento, un nuevo nacimiento que elogiaba la vida del discipulado. Spurgeon creía que “No hay ningún Cristo conocido excepto a través del nuevo nacimiento.” Pero mientras insistía en que “Os es necesario nacer de nuevo,” sabía que “La palabra de Jesús debe ser el objeto de nuestra fe; en esa palabra debemos entrar, y en esa palabra debemos continuar.” El Evangelio de Jesucristo fue más que la chispa que inició el fuego de la vida cristiana. De hecho, el Evangelio empujó al discípulo hacia adelante. Después de ser “vivificado a novedad de vida” el cristiano crecería en “la plenitud de la estatura de un hombre en Cristo,” siendo hecho un “encuentro para habitación de Dios a través del Espíritu.”

Leer el resto de esta entrada »