Discipulado

Spurgeon y el Discipulado

Posted on

ESJ-blog 20201020_04

Spurgeon y el Discipulado

POR AARON DAY

Para Charles Spurgeon, el discipulado no era sólo un proceso en la vida cristiana. Más bien el discipulado era la esencia de la vida cristiana. Desde el nuevo nacimiento hasta el último aliento, la vida cristiana era una vida de discipulado.

El Evangelio de Jesucristo fue el catalizador del nuevo nacimiento, un nuevo nacimiento que elogiaba la vida del discipulado. Spurgeon creía que “No hay ningún Cristo conocido excepto a través del nuevo nacimiento.” Pero mientras insistía en que “Os es necesario nacer de nuevo,” sabía que “La palabra de Jesús debe ser el objeto de nuestra fe; en esa palabra debemos entrar, y en esa palabra debemos continuar.” El Evangelio de Jesucristo fue más que la chispa que inició el fuego de la vida cristiana. De hecho, el Evangelio empujó al discípulo hacia adelante. Después de ser “vivificado a novedad de vida” el cristiano crecería en “la plenitud de la estatura de un hombre en Cristo,” siendo hecho un “encuentro para habitación de Dios a través del Espíritu.”

Leer el resto de esta entrada »

Un Arranque Espiritual: Los Discípulos Como Testigos

Posted on

ESJ-2020 0914-003

Un Arranque Espiritual: Los Discípulos Como Testigos

Por Clint Archer

El 4 de febrero de 2004 dos estudiantes de 19 años de edad lanzaron un sitio web que permitía a otros estudiantes de su universidad compartir su información personal con sus amigos. Mark Zuckerberg y Eduardo Saverin llamaron a su naciente red social: El Facebook.

Zuckerberg creía que su versión era más elegante que el directorio de la Universidad de Harvard donde se subía una foto de la ficha policial del estudiante junto con sus datos. Leer el resto de esta entrada »

El Gozo de la Abnegación

Posted on

ESJ-2019 1213-001

El Gozo de la Abnegación

Por John W. Tweeddale, Derek W. H. Thomas

Disciplina costosa

La negación del yo era un elemento básico en la teología ascética de la Edad Media, el medio por el cual la élite espiritual podía ascender a la perfección. Al mortificar la carne, es decir, practicando el celibato, la pobreza y la contemplación interior, el candidato podía esperar pasar por las etapas de purgación e iluminación hasta la unión final con Dios. Calvino estaba familiarizado con esta enseñanza, pero su perspectiva era radicalmente diferente. Para él, la abnegación no es un requisito especial para unos pocos, sino una norma para todos los creyentes, y nos negamos a nosotros mismos porque hemos estado unidos a Dios, no porque queramos lograr tal unión. La disciplina, aunque costosa a veces, es abrumadoramente positiva y gozosa, como podemos ver en dos énfasis estimulantes. Leer el resto de esta entrada »

El Discipulado Necesita un Espíritu Enseñable

Posted on

ESJ-2019 0930-002

El Discipulado Necesita un Espíritu Enseñable

Por Josh Buice

Los niños pequeños crecen jugando béisbol con el gran sueño de llegar algún día a la liga profesional. Un porcentaje muy pequeño de niños realmente ven ese sueño realizado. Sin embargo, al llegar a su primera práctica de baloncesto en las grandes ligas, de repente descubren que todavía tienen entrenadores. De hecho, tienen más entrenadores como profesionales que cuando jugaban en niveles inferiores. Todavía se les exige que practiquen los fundamentos del juego. En resumen, los jugadores profesionales de béisbol nunca llegan a un lugar donde llegan a un pleno desarrollo, conocimiento y sabiduría para no necesitar un cuerpo técnico. Leer el resto de esta entrada »

Tomar La Cruz

Posted on

ESJ-2019 0906-001

Tomar la Cruz

Por James Montgomery Boice

Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá, pero el que pierda su vida por causa de mí, ése la salvará. Pues, ¿de qué le sirve a un hombre haber ganado el mundo entero, si él mismo se destruye o se pierde? Porque el que se avergüence de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y la del Padre, y la de los santos ángeles. —LUCAS 9:23–26

Al principio de estos estudios escribí que hay una falla fatal en la iglesia profesante hoy en día: la falta de un verdadero discipulado. Se habla de discipulado, por supuesto. Hay libros sobre esto, particularmente sobre lo que se llama “discipular” a otras personas. Las palabras no son el problema. Lo que falta es la cosa misma. Pero, ¿qué decir de este próximo tema: la necesidad de la abnegación, expresada como tomar la cruz? En este ámbito no solo falta la abnegación, sino que es un ámbito del que ni siquiera hablamos. Leer el resto de esta entrada »

Sal Sin Sabor

Posted on

ESJ-2019 0805-001

Sal Sin Sabor

Por Steven J. Lawson

Por tanto, buena es la sal, pero si también la sal ha perdido su sabor, ¿con qué será sazonada? No es útil ni para la tierra ni para el muladar; la arrojan fuera. (Lucas 14:34-35a).

Aquellos que estaban en la multitud que seguían a Jesús debieron haberse preguntado cuándo iba a aligerar el mensaje. Este ha sido un discurso contundente. Deben haber esperado que Jesús equilibraría su mensaje en algún momento suavizándolo. Deben haber anticipado que Jesús eventualmente aligeraría sus demandas. ¿Reducirá los requisitos de admisión para entrar en el reino? ¿Los recibirá a la mitad de camino?

La respuesta es no. En lugar de disminuir sus demandas, Jesús mantuvo el desafío provocativo de sus palabras. Ser un seguidor de Cristo es demasiado importante para una presentación superficial. La naturaleza crítica de este tema se refiere al destino eterno de sus almas. Sin embargo, debido a la importancia del mensaje, Jesús continuó diciendo las sobrias palabras del verdadero discipulado. Todo el peso de lo que Él tenía que decir impactó fuertemente en los corazones de la multitud. Su enseñanza era directa. Su verdad era fascinante. Sus demandas no eran negociables. Estas palabras de Jesús los golpearon con la fuerza de un huracán de categoría cinco. No era difícil de entender, sólo difícil de tragar. Leer el resto de esta entrada »

Más Principios Para Discipular A Hombres Jóvenes

Posted on

ESJ-2019 0725-004

Más Principios Para Discipular A Hombres Jóvenes

Por David Huffstutler

Nota: Esta es la 3ª parte de 3 de una serie, “Disciplinar a Hombres Jóvenes.”

La ocasión pasada, examinamos cinco principios para discipular a los hombres más jóvenes. Aquí hay cinco más para terminar esta breve mirada a cómo un hombre mayor puede discipular a hombres más jóvenes.

Enseñe a los hombres más jóvenes la Palabra de Dios, anímelos a mantenerla, y adviértales de lo que sucedería si fallaran.

Pablo terminó el libro de 1 Timoteo con amonestaciones a Timoteo para que defendiera la palabra de Dios, con advertencias de aquellos que no lo habían hecho y que habían rechazado la fe (1 Timoteo 1:18-20 ; 6:20-21). Leer el resto de esta entrada »

Bajo Una Nueva Dirección

Posted on

ESJ-2019 0606-001

Bajo Una Nueva Dirección

Por Steven J. Lawson

Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncie a todas sus posesiones, no puede ser mi discípulo. (Lucas 14:33).

Cuando Jesús midió a la multitud que le seguía, evaluó correctamente dónde estaban en relación con Él. Con penetrante perspicacia, Él vio en sus propios corazones. Concluyó que necesitaban entregar sus vidas a Él. Todo su ser aún necesitaba estar bajo Su autoridad. Todo lo que eran, todo lo que hacían y todo lo que tenían debía estar bajo su control. Leer el resto de esta entrada »

5 Principios Para el Pecado Sexual

Posted on

ESJ-2019 0514-002

5 Principios Para el Pecado Sexual

Por Costi W. Hinn

El viejo evangelista Vance Havner dijo una vez: “La alternativa a la disciplina es el desastre”[1] ¿Sabes qué? Él tenía razón. ¿Y qué más? Desde más allá de la tumba sus palabras siguen siendo penetrantemente ciertas. Cuando las aplicamos a la manera en que tratamos con el pecado sexual en la iglesia hoy, sus palabras tan necesarias tocan un nervio sensible y deben movernos a la acción.

Sin duda, el pecado sexual debe ser abordado y tratado en el cuerpo de Cristo. Si no enfrentamos con amor y firmeza nuestras impurezas, nuestra falta de disciplina conducirá sin duda alguna al desastre. ¿Es usted un líder de la iglesia a quien Dios le ha dado algún nivel de responsabilidad en la supervisión de su rebaño? ¿Tienes una filosofía bíblica para tratar con el pecado sexual en las vidas de aquellos que te han sido confiados? ¿Es usted un creyente que está discipulando a alguien que se tambalea en la tentación sexual sin un plan claro para librar una guerra contra el pecado? Use los siguientes principios de 1 Corintios 5 y 6. Sin un plan claro de la palabra de Dios, usted puede ser encontrado falto en esta área de su vida y ministerio. Leer el resto de esta entrada »

Pablo y Timoteo: Un Buen Ejemplo de Discipulado

Posted on

ESJ-2019 0408-002

Pablo y Timoteo: Un Buen Ejemplo de Discipulado

Por David Huffstutler

Nota: Esta es la parte 1 de 3 de una serie, “Disciplinar a los hombres jóvenes”.

El propósito de este post y el segundo y es animar a los hombres cristianos a alcanzar y discipular a los hombres más jóvenes. En cuanto a lo que queremos decir con “discipular a hombres jóvenes”, espero animarnos a ministrar a hombres jóvenes en la iglesia que son notablemente más jóvenes en edad (es decir, probablemente menores de 18 años) y que todavía no han llegado al punto en que puedan hacer discípulos con confianza por sí mismos. Pero no nos detendremos ahí – espero animarnos a discipular a estos jóvenes a medida que crecen y se convierten en hombres cristianos que a su vez discipulen a otros de la misma manera. Leer el resto de esta entrada »

En la Escuela de Cristo

Posted on

ESJ-2019 0103-002

En la Escuela de Cristo

POR JAMES MONTGOMERY BOICE

Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera. —MATEO 11:28–30

En una u otra forma, el conocimiento humano se ha transmitido a través de los siglos. Pero cuando pensamos en las escuelas como lugares de aprendizaje formal, inevitablemente pensamos en Grecia y en el programa de estudios establecido por Platón en Atenas. Platón fue el primero en ofrecer una educación regular de tres o cuatro años en un lugar fijo. Al igual que Sócrates, comenzó seleccionando alumnos prometedores de un campo (o gimnasio) público en las afueras de Atenas. El campo fue llamado la Academia a partir del nombre de un héroe atlético, Academus. En consecuencia, la escuela de Platón se convirtió en la Academia, aunque se trasladó al jardín de su casa, que colindaba con el gimnasio Leer el resto de esta entrada »

El Llamado al Discipulado

Posted on

ESJ-2018 1225-003

El Llamado al Discipulado

POR JAMES MONTGOMERY BOICE

Sígueme.

—MATEO 9:9

Seguidme, y yo haré que seáis pescadores de hombres.

—MARCOS 1:17

Si yo quiero que él se quede hasta que yo venga, ¿a ti, qué? Tú, sígueme..

—JUAN 21:22

Hay un defecto fatal en la vida de la iglesia de Cristo en el siglo XX: la falta de un verdadero discipulado. Discipulado significa abandonar todo para seguir a Cristo. Pero para muchos de los supuestos cristianos de hoy -quizás la mayoría- es el caso que mientras se habla mucho acerca de Cristo e incluso hay mucha actividad frenética, en realidad hay muy poco seguimiento de Cristo mismo. Y eso significa que en algunos círculos hay muy poco cristianismo genuino. Muchos de los que le llaman fervientemente “Señor, Señor” no son cristianos (Mateo 7:21).

No debemos sorprendernos por esto, porque Jesús mismo dijo que este sería el caso. Pero deberíamos estar afligidos por ello. Leer el resto de esta entrada »