El Ministro como Mesero

Posted on

image El Ministro como Mesero
por Mike Riccardi

En Hechos 6, nos encontramos aquel famoso pasaje en el que la ocasión viene de los Apóstoles en designar a las prioridades del ministerio cristiano. Los doce dan a conocer a la congregación que, por encima de todas las otras responsabilidades ministeriales y actividades dignas, que se dedicarán “a la oración y al ministerio de la Palabra” (Hch 6:4).

La palabra griega traducida “ministerio” en este pasaje es diaconía. Viene del verbo diakoneo , el verbo normal del Nuevo Testamento que se traduce, “servir.” A pesar de que finalmente adquiere la connotación más técnica de lo que conocemos como “el ministerio cristiano”, su significado más básico es el de servir. De hecho, se utiliza de esta manera en el mismo pasaje. En Hechos 6:1 se nos dice del problema que provocó la respuesta de los Apóstoles: las viudas de los Judíos helenístas “eran desatendidas en la porción diaria (diakonía) de los alimentos.”

Y la palabra se utiliza en este sentido más básico con frecuencia a lo largo de los evangelios.

  • La suegra de Pedro comenzó sirviendo (diakoneo) a Jesús después de que la sanó.¿Cuál era su ministerio? La LBLA dice: “… y ella se levantó y le servía” (Mt 8:15, LBLA).
  • Del mismo modo, el esclavo alerta esperando a su amo que viene se dice que servirá (diakoneo) a su amo y sus invitados (Lc 12:37, LBLA).
  • En Lucas 17:8, el “siervo inútil”, quien no dio las gracias por cumplir con su deber, se le dice sírveme (diakoneo) a su maestro mientras él come y bebe.
  • Finalmente, Marta se queja ante Jesús acerca de María  “me deje servir (diakoneo) sola” (Lc 10:40), que por supuesto incluye los preparativos prácticos para la visita de Jesús a su casa (ver también Juan 12:2) . Una vez más, el ministerio toma esta connotación de servicio como de mesero o mesera.

Si tratamos de seguir los pasos de los Apóstoles en dedicarnos a la oración y al ministerio de la Palabra de Dios, debemos adoptar la actitud de un diakonos en los diversos ámbitos del ministerio cristiano. El pastor bíblico es ser un sirviente, un mesero que suministra el alimento de la Palabra de Dios apropiadamente de acuerdo con las punzadas de hambre diferentes del rebaño que Cristo le ha confiado.

Al reflexionar sobre las implicaciones de esta figura del ministro como mesero, me parece que hay algunos paralelismos muy profundos entre el pastor y el mesero. Aquí están cinco de ellos.

Él Sabe Que El No Es El Chef

image Cuando vas a un restaurante, usted no desea que el mesero le traiga comida que hizo en su casa y la lleve al trabajo en su bolsillo. Usted quiere lo que el chef prepara-lo que usted ordenó. Del mismo modo, un ministro de la Palabra bíblica sabe que no es el chef. Él no le traerá el fruto de sus recetas especiales, mezclas y experimentos culinarios. Él no es presentará al pueblo de Dios sus propias opiniones, ideas, teorías o interpretaciones, como si fueran suficientes para satisfacer las necesidades del rebaño de Cristo (Jeremías 23:25-32).  Más bien, reconoce que la Palabra de Dios es el verdadero alimento que satisface al pueblo de Dios (Mateo 4:4; Jer 15:16; Job 23:12). Y así ese es el contenido de su proclamación (2 Co 4:5). La Escritura interpreta la Escritura y se aplica con la Escritura. Como Pastor de Al Martin ha dicho: “Dame la Escritura, dieciséis onzas a la libra!”

Está Atento a las Necesidades de Aquellos a Quienes Sirve

Usted tampoco desea un mesero perezoso y negligente, que se retrasa para traerle lo que le pida, a quien hay que importunar a que le llene de nuevo su agua. Usted quiere que un mesero que es rápido y atento a sus necesidades. En consecuencia, un ministro bíblico es diligente en su trabajo sobre las almas del Pastor que le ha confiado a su cuidado (2 Cor 12:15; 1 Pedro 5:1-4). Hace tiempo por su pueblo (Hch 19:9-10; 20:31). Está atento al estado de sus almas y se preocupa por sus necesidades (1 Timoteo 4:6, 15). Él está disponible, accesible, interrumpible, y viene cuando se le llama. Y, al igual que un camarero especialmente bueno que ve su vaso de agua terminarse y corre a llenarlo sin que usted se lo pida, una especial ternura de pastor servirá en una forma preventiva. Es un preparador (Efesios 4:11-12) y no sólo un resolvedor de problemas. Y así, las ovejas no sólo lo ven cuando hay un problema.

Él Se Guarda de la Impureza

Usted tampoco quiere un mesero impuro, el que va en la parte de atrás y se ocupa de todo tipo de cosas sucias y de falta de higiene y luego toca la comida, sin limpiarse. De la misma manera, un ministro de la Biblia debe huir de la inmoralidad (2 Timoteo 2:22). Él debe ser diligente en mantener las manos limpias y un corazón puro delante de Dios, porque sólo entonces puede subir a su monte santo (Sal 24:3-4; 2 Timoteo 2:20-21). El ministro bíblico mantiene cuentas claras con su Dios, a menudo confesando el pecado y manteniéndose unido a la sangre derramada de Cristo como su único motivo para el perdón y la única esperanza de estar en pie delante del trono de Dios (Heb 4:14-16; 10:19 – 23). El también no se mete en la decadencia corrosiva de las falsas doctrinas (1 Timoteo 6:11; 2 Timoteo 2:16-17; Tito 1:9), sino que trata de guardar el tesoro del Evangelio puro, sin adulterar que se le ha confiado (1 Timoteo 6: 13-14, 20; 2 Timoteo 1:13-14; Judas 1:3).

Él es Paciente con las Frustraciones

image Usted no quiere un mesero duro que es impaciente con sus peticiones y que le da un mal rato a causa de su falta de familiaridad con su restaurante. ¡Qué experiencia tan terrible sería tener que depender de alguien que está eternamente frustrado! En su lugar, quieren a alguien que comprenda sus deficiencias, , quien gentilmente nos lleva a una mejor comprensión, y que con paciencia trata de responder a sus preguntas amablemente. Del mismo modo, un ministro bíblico no es mano dura con las ovejas frustrantes, sino que con ternura cuida de ellas. Es paciente cuando es agraviado (2 Timoteo 2:24) y puede sentir compasión de los ignorantes y mal guiados, porque él está siempre consciente de que él también está rodeado de debilidad (Heb 5:2).

Él No Le Obliga a Comer

Por último, no quiere un mesero arrogante que siempre está colgando alrededor de su mesa y le molesta acerca de cómo va todo, o que toma el alimento y lo empuja hacia dentro de su garganta. Usted quiere a alguien que le prepara para comer, pero le permite que usted coma sin obligarle. Del mismo modo, un ministro bíblico no mete a fuerzas las doctrinas en las gargantas de su pueblo, sino que les lleva y les enseña a comprender e interpretar las Escrituras por sí mismos. Entre sus mas grandes deseos que la fe del pueblo de Dios descanse en la Palabra de Dios y no del todo en él (1 Cor 2:1-5; 2 Corintios 4:5, 7; cf Juan 7:16; 12:49 -. 50). Nunca crea una atmósfera de “Bueno, solo tomen lo que les dije,” pero que siempre se esfuerza por hacer que la Palabra de Dios clara sobre el tema y exhorta al pueblo a tomar Su palabra.

image

¡Qué rica ilustración, esta imagen del ministerio de la Palabra como mesero en servicio! Yo ruego por la gracia de ser un mesero, que sirve al pueblo de Dios de las delicias de Su Palabra, la Palabra por la cual han nacido de nuevo (1 Pedro 1:23-25; Sant. 1:18), mediante la cual se sustentan (Mateo 4:4), y por la que son santificados (Jn 17:17). Me sentiría honrado si usted oraría por mí también, y no sólo por mí sino por todos aquellos que han emprendido el ministerio de la Palabra. Que Dios tenga en Su pueblo aquello de lo que El es digno.

Pero no es así con vosotros; antes, el mayor entre vosotros hágase como el menor, y el que dirige como el que sirve. Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No lo es el que se sienta a la mesa? Sin embargo, entre vosotros yo soy como el que sirve.- – Lucas 22:26-27 –

El sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén.- Efesios 3:21 –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s