¿Son Corporativos Todos los Mandamientos Bíblicos?

Posted on Actualizado enn

clip_image002

¿Son Corporativos Todos los Mandamientos Bíblicos?

por Jesse Johnson

El mensaje principal hoy es un intento de argumentar que los mandamientos del Nuevo Testamento a individuos de amar a los pobres en el mundo, pero que la acción social y el satisfacer las necesidades físicas de los pobres del mundo no es una misión dada a la iglesia. En resumen, estoy argumentando a favor de una distinción individual / corporativa en la forma en que entienden algunos la ética bíblica. Pero anticipo que hacer una distinción entre los dos podría ser recibida con escepticismo. Así que este post está aquí para explicar por qué es útil ver una diferencia entre lo que la iglesia está llamada a hacer, y lo que los cristianos están llamados a hacer.

En general, los mandamientos del NT pertenecen a una de dos categorías: individual o colectiva (cuerpo de la iglesia). Si bien esto puede parecer una distinción artificial, los autores desde Grudem hasta Keller los han llamado útiles, y específicamente en referencia al ministerio de misericordia. En pocas palabras, no todo lo ordenado para un individuo es igualmente ordenado a una iglesia, y viceversa.

 

clip_image003 Para ayudar a entender la distinción, aquí hay algunos ejemplos de mandamientos individuales: “Orad sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17), “Huid de la fornicación” (1 Corintios 6:18), y “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca” (Ef 4:28). Debido a que la santificación es un esfuerzo individual, los mandatos se cumplen de forma individual. No tendría sentido que una persona dijera: “yo no necesito a orar sin cesar, porque mi iglesia lo hace.” Tampoco tendría sentido preguntar a sus pastores: “¿Qué hace nuestra iglesia para huir de la inmoralidad sexual?” Una pregunta mejor sería “¿Qué hace nuestra iglesia para entrenarme para no dejar una que ningún pensamiento corrompido salga de mi boca.”

Esto contrasta con los mandamientos corporativos que se cumplen a nivel eclesiástico. Los mandatos relativos a la comunión, como la espera de unos a otros, sólo tienen sentido en un contexto corporativo (1 Corintios 11:17-33). Los mandamientos relativos a las cualidades de los ancianos (1 Tim 3) y el honor debido a los ancianos (1 Timoteo 5:17), así como en razón a los mandamientos a la ofrenda, como los de 2 Cor 9, son otros ejemplos de responsabilidades de la iglesia. Estos ejemplos también ilustran el punto de que esta distinción no es difícil y rápida. Ciertamente, para una iglesia que tiene una ofrenda preparada, tiene que venir de los individuos. Para una iglesia reconocer a ancianos calificados, las personas en particular tienen que dar un paso adelante y llevar a cabo el ministerio. Algunos principios reflejan incluso una obvia superposición, como por ejemplo el hecho de que los pastores han de equipar a los santos para la obra del ministerio (Efesios 4:18). En ese principio no existe una función corporativa (la iglesia ha de equipar a las personas) y una función individual (la gente debe trabajar). Otras prácticas son individuales, pero son validadas por un testimonio corporativo, como la evangelización.

En un primer nivel esta distinción es un poco artificial, por supuesto, la santificación de la persona es un proceso que se lleva a cabo en el contexto de una iglesia local, y por supuesto la salud de una iglesia puede estimular o reprimir la santificación. Pero en última instancia, es el individuo el que debe asumir la responsabilidad de despojarse del pecado y vestírse de justicia.

clip_image004Sin embargo, esta distinción parece ser útil en el desarrollo de una filosofía de ministerio, o en la evaluación de la salud de una iglesia. Si usted está en el liderazgo de la iglesia, es de enormes proporciones suficientes pensar en cómo hacer lo que Dios le ha llamado a hacer, sin necesidad de añadir tareas y responsabilidades que el Nuevo Testamento no da.

¿Qué tipo de tareas deben dedicarse el liderazgo de la iglesia, y qué es lo que hacen en equipar a los santos a que hagan? La iglesia ha sido comisionado por Dios para:

· Id al mundo y predicad el evangelio (las misiones)

· Bautizar y administrar la comunión (ordenanzas)

· Hacer discípulos (pastoreo y formación)

· La enseñanza de la doctrina (la predicación)

· Nombrar los ancianos (incluyendo el pago de aquellos que enseñan)

· Asegurarse de que las necesidades de los pobres en la iglesia se suplan (misericordia)

· Lectura de la Biblia públicamente (reunión para la adoración)

· Oración por los enfermos en la iglesia

· La disciplina de la iglesia

· Recaudar dinero para otras iglesias en la necesidad

Puede haber algunos que me falten, pero antes de añadir responsabilidades a la iglesia, sería útil preguntar: ¿es esta tarea dada por la Escritura como una función de la iglesia? Este es el beneficio de la distinción corporativa / individual.

Es satisfacer las necesidades físicas de los pobres una de las cosas que Dios ha llamado a la iglesia a hacer? Mi respuesta la publico el día de hoy.

************************************

Si tiene curiosidad, aquí hay algunos otros lugares para leer más sobre esto:

Keller describe la distinción de Ministros de Misericordia en torno a la página 37, y también en las páginas 52-55. Concluye que el ministerio de misericordia y la acción social es una tarea tanto de la iglesia corporativa y del individuo.

Alexander Strauch establece el argumento de que todo ministerio de misericordia es individual, no corporativo. Ver El Diacono del Nuevo Testamento Diácono (Littleton, CO: Lewis y Roth, 1992), 16-23. Él es muy útil en Hechos 2:42 en las páginas 25-30.

Dennis P. Hollinger también establece la división de lo que se refiere al ministerio de misericordia. Corazón y Manos: Reuniendo Pensamiento Cristiano, la Pasión y la Acción (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 2005), 113. Hollinger concluye llamando a ambos /y, pero lo que no define con cuidado si corresponde o no el llamado a la acción social a los individuos ó a la iglesia corporativa.

John MacArthur presenta los mandamientos corporativos desde la perspectiva de un pastor en “¿Qué debe ser y hacer un Pastor?” Redescubriendo el Ministerio Pastoral (Dallas: Word, 1995), 31-33.

Micahel Horton aborda este tema aquí , bajo “¿Es toda la Vida la Obra del Reino?” Por cierto, su título (tiene que hacer clic en él para verlo) es fenomenal.

Mark Dever habla de cómo la evangelización es un mandamiento individual validado por la vida corporativa en El Evangelio y Evangelismo Personal (Wheaton, IL: Crossway Books, 2007), 66 ss.

George Sweazey sostiene que la mejor evangelización es corporativa y no individual, pero sus argumentos no son convincentes. Él los hace de todos modos en La Iglesia Como Evangelista (San Francisco: Harper & Row Publishers, 1978, 46-52). Michael Green le critica este punto de vista en Evangelismo A Través de la Iglesia Local (Nashville: Thomas Nelson, 1992), 7, 9, 20-21.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s