Algunas Reflexiones Sobre la Lectura de Libros

Posted on Actualizado enn

clip_image001Algunas Reflexiones Sobre la Lectura de Libros

Por Albert Mohler

Realmente no puedo recordar cuando no amase leer libros. Yo sé que yo estaba muy deseoso de aprender a leer, y que rápidamente me encontré inmerso en el mundo de los libros y la literatura. Puede haber sido una especie de seducción, y el discípulo cristiano debe estar siempre en guardia para guía su mirada a los libros de un discípulo digno de atención —y hay muchos.

Como advirtió Salomón, "el hacer muchos libros no tiene fin" ( Eclesiastés 12:12 ). No hay manera de leer todo, y no todo merece ser leído. Yo digo que para confrontar la idea de que cualquier persona, en cualquier lugar, puede dominar todo lo que se pueda leer con provecho. He leído mucho, y una gran parte de mis horas de vigilia se dedican a la lectura. La lectura devocional para beneficio espiritual es una parte importante del día, y que se inicia con la lectura de la Escritura. En cuanto al calendario, soy un poco ortodoxo. Mi mejor tiempo para pasar tiempo en la Palabra es tarde por la noche, cuando todo está en calma y tranquilidad y estoy mentalmente alerta y despierto. Que no es el caso cuando primero me levanto por las mañanas, cuando me esfuerzo por encontrar cada palabra en la página (o cualquier otra cosa, para el caso).

En el curso de cualquier semana, voy a leer varios libros. Sé lo mucho que prospero en este aprendizaje y estimulación intelectual que recibo de la lectura. Como a mi esposa y familia seré el primero en decir, yo puedo leer casi en cualquier momento y en cualquier lugar, bajo cualquier tipo de condiciones. Tengo un libro conmigo casi todo el tiempo, y soy conocido por tomar unos momentos para leer en los semáforos. No, yo no leo mientras conduzco (aunque debo admitir que ha sido una tentación a veces). Tomaba libros para los eventos deportivos de la escuela secundaria cuando yo tocaba en la banda. Yo recuerdo los libros, ¿Recuerda usted los juegos?

Algunas sugerencias iniciales:

1 Mantengas proyectos de lectura regulares. Hago estrategia de mi lectura en seis categorías principales: Teología, Estudios Bíblicos, La Iglesia, Historia, Estudios Culturales y Literatura. Tengo algún proyecto de cada una de estas categorías que continúan en todo momento. Colecciono y junto libros para cada proyecto y los leo en un período de tiempo determinado. Esto ayuda a disciplinar a mi lectura, y también me mantiene trabajando a través de varias disciplinas.

2. Trabaje a través de las secciones principales de la Escritura. Estoy terminando una serie expositiva, predicación versículo por versículo del libro de Romanos. He predicado y enseñado varios libros de la Biblia en los últimos años, y planeo mi lectura para mantenerse al tanto. Me dirijo luego a Mateo, por lo que estoy juntando y leyendo por delante —no planeando aún mensajes específicos, sino leyendo para obtener más como sea posible de dignas obras sobre el primer evangelio. Constantemente estoy leyendo obras de teología bíblica, así como estudios exegéticos.

3. Lea todos los títulos escritos por algunos autores. Elija con cuidado aquí, pero identifique a algunos autores cuyos libros exijan su atención. Lea todo lo que hayan escrito y vea sus mentes en función y su pensamiento en desarrollo. Ningún autor puede completar sus pensamientos en un libro, no importa cuán grande sea.

4. Obtenga algunos grandes conjuntos y léalos. Sí, invierta en las obras de Martín Lutero, Jonathan Edwards, y otros. Establezca un proyecto por sí mismo para leer a través de todo el conjunto y dese tiempo. Usted se sorprenderá de lo lejos que se puede llegar en menos tiempo de lo que piensas.

5. Permítase un poco de lectura divertida, y aprenda a disfrutar de la lectura leyendo libros agradables. Me gustan los libros de los campos de la literatura, pero realmente me encanta leer biografías históricas y obras históricas en general. Además, me gusta mucho la ficción de calidad y obras dignas de la literatura. Cuando era un niño, probablemente descubrí mi amor por la lectura en estas categorías de libros. Aparto algo de tiempo cada día, cuando sea posible, para tal lectura. No tiene que ser mucho. Mantente en contacto con la emoción.

6. 6 Escriba en sus libros; márquelos y hágalos suyos. Los libros son para ser leídos y utilizados, no coleccionados recogido y cocinar. (Haga una excepción aquí por esos raros libros antiguos que son atesorados por su antigüedad. No marque con pluma las páginas antiguas, y no subraye sobre el manuscrito.) Invente su propio sistema o pida prestado a otros, pero aprenda a tener una conversación con el libro, y la pluma en la mano.

Me gustaría escribir más para este post, pero tengo que ir a leer. Más tarde. Por ahora: Tolle lege! [Toma y Lee]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s