Día: 21 enero 2014

Hermanos, No Somos Aficionados: Un Llamado al Ministerio de Preparación

Posted on

clip_image001

Hermanos, No Somos Aficionados: Un Llamado al Ministerio de Preparación

Por Jason K. Allen

Pocos hombres han dado forma a la iglesia dell siglo 21 más que John Piper, y poco libros libros han demostrado ser más útiles que Hermanos, No Somos Profesionales. Piper tenía razón. Los ministros no deben ser profesionales, y su llamado a un ministerio radical, desinteresado, sacrificial es el clavo. Sin embargo, cuando se trata de servicio ministerial, no estamos llamados a ser los aficionados tampoco.

Un aficionado ministerial no es aquel que no posee la formación formal o grados avanzados de instituciones de renombre. Un aficionado es aquel que no posee la base de conocimientos, habilidades y experiencia para una tarea en particular, en este caso el ministerio cristiano. Es decir, uno puede todavía ser un aficionado, aunque con un título ganado, y uno puede ser un ministro fiel, aunque le falte uno.

De hecho, los cristianos-y en especial los ministros-están llamados a ser personas de I Corintios 1, con confianza predicando la locura de la cruz. Por otra parte, la lista de los que carecían de entrenamiento teológico formal, mientras que impactaron al mundo para Cristo es larga, incluyendo luminarias como John Bunyan, Charles Spurgeon, y Martyn Lloyd-Jones.. He aprendido mucho de los hombres en los tiempos pasados ​​y presentes que carecían de educación formal.

Leer el resto de esta entrada »