El Amor de Dios

Posted on

clip_image001

El Amor de Dios

por Paul tripp

Si usted tuviera que tomar un lápiz y una hoja de papel (si alguien utiliza eso aun!) Y escribe un párrafo que describa el amor de Dios, ¿qué escribiría? Si yo le preguntara sobre las maneras en que Dios actualmente le esta impregna con amor y bendición, ¿Qué evidencia me podría mostrar?

Quiero mirar un pasaje familiar que tiene el potencial de desafiar y re-enfocar la manera en que pensamos sobre el amor de Dios. Hay muchos pasajes en la Biblia como este, pero yo estoy usando esto para lanzar una nueva serie de cinco partes sobre Jueces 6-7 esta semana.

Aquí está el primer extracto del pasaje:

Madián Oprime a Israel

1 Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos del Señor, y el Señor los entregó en manos de Madián por siete años. 2 Y el poder de Madián prevaleció sobre Israel. Por causa de los madianitas, los hijos de Israel se hicieron escondites en las montañas y en las cavernas y en los lugares fortificados. 3 Porque sucedía que cuando los hijos de Israel sembraban, los madianitas venían con los amalecitas y los hijos del oriente y subían contra ellos; 4 acampaban frente a ellos y destruían el producto de la tierra hasta Gaza, y no dejaban sustento alguno en Israel, ni oveja, ni buey, ni asno. 5 Porque subían con su ganado y sus tiendas, y entraban como langostas en multitud, tanto ellos como sus camellos eran innumerables; y entraban en la tierra para devastarla. 6 Así fue empobrecido Israel en gran manera por causa de Madián, y los hijos de Israel clamaron al Señor." (Jueces 6:1-6, LBLA).

Israel esta, obviamente, en desesperación. Ellos están viviendo como animales en cuevas en las montañas, porque están terriblemente temerosos de sus enemigos. Su temor es justificado, porque cada vez que plantan cultivos o avanzan, los invasores vienen como langostas y devoran su comida y ganadería, lo cual les deja sin hogar y hambrientos.

Si usted fuera a mirar esta situación desde el exterior, verá que es difícil encontrar el amor de Dios en algún lugar. ¿Dónde está la fidelidad al pacto del Señor cuando Su pueblo están en necesidad? ¿Dónde está su bondad cuando Sus hijos se encuentran bajo ataque? Es tentador mirar a Dios y ver a un Padre sin amor.

Pero lea Jueces 6:1 otra vez – “Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos del Señor, y el Señor los entregó en manos de Madián por siete años.” Este momento en la historia de Israel no es una imagen de Dios dando la espalda a Israel, de hecho, Dios se está volviendo hacia ellos.

Amor Celoso

Usted no va a entender el amor de Dios a menos que entienda que Dios es un Dios celoso (Éxodo 20:4). Si Dios iba a darle la espalda a Israel y abandonar Su promesa del pacto, habría permitido a Israel ir tras sus ídolos. Él no hubiera intervenido, entregando a Israel en manos de Madián por siete años.

Yo diría que el amor verdadero es siempre celoso. Piense en esto – si su esposo se acerca y le dice: “Querida, te amo, pero hay varios otros hombres / mujeres que amo y con los que quiero pasar mi vida”, usted debe estar enojado con celos. Si eso no enoja, me imagino que usted no ama de verdad a su cónyuge.

De la misma manera, si Dios fuera a decir: “Está bien – quédate con tus ídolos,” usted tiene que llegar a la conclusión de que Dios no es tan amoroso como Él afirma. El amor de Dios no puede, y no permitirá a Israel buscar a sus ídolos mientras Él se sienta en silencio y observa.

¿Usted Está Sufriendo?

¿Entonces cuál es la aplicación para usted hoy? Tal vez la oposición y las dificultades que está enfrentando no son, de hecho, pruebas del enemigo, sino la disciplina de un amoroso Padre celestial. Este pasaje revela que Dios no sólo permite – sino causa efecto, voluntariamente – las pruebas y el sufrimiento con el fin de recuperar nuestros corazones.

Uno de mis versículos favoritos de la Biblia es el Salmo 51:8 – “Hazme oír gozo y alegría; que se regocijen los huesos que has quebrantado.” Dios, en amor, está más preocupado de que nuestros corazones corran hacia El que de calmar nuestra situación.

Si estás leyendo esto hoy, tal vez Dios te está llamando de nuevo. Tal vez el Señor está permitiendo que sufras como Israel, para que tu corazón encuentre su mayor placer en la obediencia al Padre. Tal vez Dios te está trayendo de vuelta dentro de sus límites amorosos, y el dolor que estás experimentando es porque usted está luchando tan duro contra El.

Ninguna de estas cosas son el resultado de que no seas amado, sino que es la bendición más hermosa que jamás podrías recibir.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s