Lo Que Realmente Dice la Biblia

Posted on Actualizado enn

clip_image001

Lo Que Realmente Dice la Biblia

Por Paul Henebury

Hace apenas unos días compartí en Facebook un artículo bueno sobre la visión bíblica de la homosexualidad. Está escrito por Kevin DeYoung, y, si aún no lo ha leído, es bien digno de su tiempo.

Como se puede ver, el artículo lleva el título "Lo que la Biblia Realmente todavía Dice Sobre la Homosexualidad."

Sin desmerecer ni un ápice de la pieza de DeYoung, quiero usarlo para llevarle a una verdad importante que tenemos que meditar cuidadosamente. La fuerza de los argumentos de las escrituras de DeYoung depende de si se puede o no demostrar eso, en contra de la persona que está respondiendo a (alguien llamado Daniel Heminiak), “la Biblia realmente llama la homosexualidad un pecado.” Y tiene razón, lo hace.

PERO – la Biblia solamente “realmente llama la homosexualidad un pecado” si creemos lo que dice! Esto es, si empleamos el tipo de hermenéutica que deja que las palabras digan lo que dicen sin re-interpretarlas mediante el uso de una hermenéutica no-literal!.

Al final es citado del artículo Luke Timothy Johnson, un liberal erudito católico NT. La primera parte de la cita de Johnson dice:

La tarea exige honestidad intelectual. Tengo poca paciencia con los esfuerzos hacer que la Escritura diga algo distinto de lo que dice, a través de apelaciones a las sutilezas lingüísticas o culturales. La situación exegética es sencilla: sabemos lo que dice el texto … Creo que es importante establecer claramente que nosotros, de hecho, rechazamos las órdenes directas de la Escritura (la mía subrayado)

DeYoung aplaude la franqueza de Johnson en la admisión de esto, y yo también, pero no pierda lo que se da por hecho por ambas partes. ¡La Biblia significa lo que dice!

Y en un párrafo final excelente DeYoung escribe:

Por supuesto, no estoy de acuerdo con el enfoque de Johnson a la autoridad de la Escritura y su deferencia liberal a la experiencia. Pero yo le felicito por reconocer lo que debería ser claro:. La Biblia realmente llama la homosexualidad un pecado Un pecado que puede ser perdonado en Cristo como un millón de otros pecados, y un pecado que puede ser combatido por el poder del Espíritu Santo, pero sigue siendo un pecado. Eso es lo que dice la Biblia. Y como el artículo de CNN demuestra, toma mucha creatividad contorsionada hacerle decir algo más.

Una vez más, he añadido algunos subrayados para resaltar lo que se da por sentado: y nótese por favor que no es sólo el pecado de la homosexualidad del que se habla como “simple.” El perdón de los pecados en Cristo y la fuerza para luchar contra la tentación y el pecado a través del Espíritu Santo es también “simple.” He aquí, pues son tres importantes verdades bíblicas donde no queremos emplear nuestra creatividad para “hacerle decir algo más.” Para hacer tal cosa, el artículo al menos lo indica, sería porque no nos gusta lo que dice la Biblia y así nos hacemos creativos “para hacerle decir algo más.” Esta maniobra se puede realizar en referencia a la homosexualidad, pero también se puede hacer referencia a cualquier otra cosa que “la Biblia dice.”

Por otra parte, DeYoung argumenta una apelación al contexto de las declaraciones de Jesús acerca de la impureza en Marcos 7:19 para mostrar que Él estaba tratando con leyes de la alimentación.

Ahora algunos de ustedes recordarán que en mi debate con Steve Hays yo le referí constantemente “el sentido llano.” haciendo reiteradas peticiones por lo que dice el texto en su contexto, y proporcionando muchos ejemplos claros donde más tarde los escritores del AT tomaron a los escritores antiguos literalmente . Hays persistentemente se negó cualquier interacción con estos ejemplos, o con mis refutaciones de sus interpretaciones de algunos pasajes de los profetas, y evadió y se enredó mientras cuestiona lo que significan “el sentido llano” y “valor nominal.”

Por ejemplo, en el Código “Real” de la Biblia observé:

Creo que la "tierra" en Génesis 13 y 15 se interpreta como la misma "tierra" en el Salmo 105: 6-11:

¡Atención por favor!

6 oh simiente de Abraham, su siervo,
hijos de Jacob, sus escogidos.
7 El es el Señor nuestro Dios;
sus juicios están en toda la tierra.
8 Para siempre se ha acordado de su pacto,
de la palabra que ordenó a mil generaciones
,
9 del pacto que hizo con Abraham,
y de su juramento a Isaac.
10 También lo confirmó a Jacob por estatuto,
a Israel como pacto eterno,
11 diciendo: A ti te daré la tierra de Canaán
como porción[c] de vuestra heredad.

Y cuando llegamos a Jeremías 16 la “tierra” no ha cambiado:

13 “Por tanto, yo os arrojaré de esta tierra a una tierra que no habéis conocido, ni vosotros ni vuestros padres; y allí serviréis a otros dioses día y noche, pues no os mostraré clemencia.” 14 Por tanto, he aquí, vienen días —declara el Señor— cuando ya no se dirá: “Vive el Señor, que sacó a los hijos de Israel de la tierra de Egipto”, 15 sino: “Vive el Señor, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte y de todos los países adonde los había desterrado.” Porque los haré volver a su tierra, la cual di a sus padres.

Este último ejemplo, parte de la cual fue utilizado por Steve Hays para demostrar un “Nuevo Éxodo,” motivo por el que señaló a su cumplimiento más allá de la “tierra,” es útil porque una vez que veamos cómo se usa “tierra” en el versículo 13 (que Steve no citó), podemos entender lo que quiere decir con “tierra” haciéndolos volver en el versículo 15.

¿Acaso Hays cede a lo que la Biblia dice aquí? No. Al igual que la mayoría de los otros hoy, continua, ya sea cuestionándola o bien evitándola! Este es un procedimiento operativo estándar entre muchos evangélicos. Si, y en qué medida el hermano DeYoung pregunta “lo que la Biblia dice” cuando no está argumentando en contra de la homosexualidad honestamente no sé, y mis comentarios aquí no son en absoluto dirigidos a él, sino sólo están aprovechando su excelente pieza. Pero es simplemente un hecho que muchos evangélicos no operan en el supuesto de que "eso es lo que la Biblia dice:" pero a menudo se entregan a su creatividad haciéndolo “decir algo más.” Si DeYoung hubiese tratado de argumentar su caso de esa manera contra Helminiak su argumento habría recibido un disparo.

Si yo fuera un escritor que rechaza la Biblia como Helminiak o Johnson o quien sea, yo quiero saltar todo esto. Me gustaría preguntar: "¿Cómo pueden ustedes los evangélicos apelar al sentido normal de lo que la Biblia dice que muchos de ustedes no creen lo que dice en Génesis 1 ( creación de seis días –ver. Éxodo 20:11) o Génesis 7 (el diluvio global – ver Isa. 54: 9), o Génesis 15 (una tierra dada incondicionalmente a los descendientes de Abraham – cf. Sal 105: 6-11.), o Números 25:10-13 (el pacto sacerdotal eterno con el linaje de Finés – ver. Sal 106:30-31; Ezequiel 44:15-16; Jeremías 33:17-18, 21-22), o casi un sinnúmero de otros lugares en los dos Testamentos "…?

Uno de los pasajes apelados por DeYoung es Malaquías 2:15 respecto a que un objetivo del matrimonio es producir descendencia. Muy bien, pero en ese mismo capítulo leemos acerca del pacto de paz de Dios con Levi (y Finees era nieto de Levi), que, a pesar de su contaminación en los días de Malaquías, Dios seguiría (Mal. 2:4). Y en Malaquías 3, en un contexto que nos habla de la Segunda Venida (“¿Pero quién podrá soportar el día de su venida? ¿Y quién podrá mantenerse en pie cuando El aparezca? Porque El es como fuego de fundidor y como jabón de lavanderos. Y El se sentará como fundidor” – Vv.2-3), allí sigue inmediatamente una promesa que dice:

….y purificará a los hijos de Leví y los acrisolará como a oro y como a plata, y serán los que presenten ofrendas en justicia al Señor.” – (Mal 3:3b)

¿Qué vamos a hacer con este texto?¿No es lo que Mal. 2:4 nos llevaría a esperar? ¿O debemos “hacer que diga otra cosa”? ¿Miles de versículos dejándose solos “dirían” algo distinto de lo que nuestras preferencias teológicas permitirán?

He tratado de mostrar en este blog (por ejemplo, aquí y aquí y aquí y especialmente aquí ), cada doctrina fundamental de la Biblia se basa sólidamente en el estribillo “Eso es lo que dice la Biblia.” Cuando hacemos esa afirmación estamos en terreno sólido. Pero hay toda una serie de doctrinas populares que a menudo se llevan a cabo con tenacidad, que no sólo se niegan a admitir el sentido llano, sino que demuestran una gran cantidad de "creatividad" a menudo”"a través de un llamamiento a sutilezas lingüísticas o culturales,” para “hacer que digan algo más.”

Sólo decía ‘;-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s