Dichos Cristianos Que Deben Enterrarse

Posted on

ESJ-015 2016 0509

Dichos Cristianos Que Deben Enterrarse

Por Eric Davis

Cada movimiento y organización tiene sus dichos. Pueden ser útiles cuando son precisos y memorables. Pero también puede ser destructivo cuando resulten inexactos y memorables. Tales dichos flotan alrededor de un parte de la cristiandad.

Por lo tanto, nos corresponde evaluar las cosas que decimos contra la Escritura para que podamos representar con precisión la fe. A menudo cristianos nuevos o mal guiados se enganchan en refranes, se dejan llevar por la corriente del error y hacer que otros hagan lo mismo.

Aquí están algunos de esos refranes cristianos que debe ser enterrados.

1. “El es cristiano, pero no ha hecho a Cristo su Señor todavía.”

A veces, la idea es formulada de otra manera: "Son un creyente, pero que aún no he decidido seguir al Señor." "Hacen la oración, pero no siguen a Cristo o viven su fe".

Se necesita enterar este dicho por varias razones. Cristo es el Señor absoluto y soberano lo reconozcamos o no (Juan 13:13, 1 Tim 6:15 ; Ap. 1: 8, 4, 8, 11, 19:16). Él es el Señor de toda la humanidad, independientemente de nuestra persuasión espiritual en la materia (Fil. 2: 9-11). La historia dirá un día en que toda persona nacida afirmará el título objetivo de Jesús como "Señor", ya sea redentoramente o en ira. Por lo tanto, podemos decir sin más correctamente, “Es un cristiano, pero aún no han hecho a Cristo Señor,” que uno podría decir, “Soy francés, pero aún no he hecho a Francois Hollande, mi presidente,” o “yo soy un delfín, pero aún no he decidido hacer del agua mi entorno todavía.”

A veces cuando la gente dice esto, quieren decir, "Soy cristiano, pero no estoy viviendo como si él fuese mi Señor todavía." Pero esto es igualmente erróneo. Es una idea peculiar, pero una idea demasiado común. Ningún refrán o idea tal se observa en la Escritura. De hecho, parece que los cristianos en el NT entienden que llegar a ser cristiano era una transferencia radicalmente privilegiada desde estar bajo el dominio del pecado y de Satanás hasta el estar bajo el señorío de Jesucristo (por ejemplo, Lucas 19:8, Juan 20:28, Romanos 6, Col. 1:13, 1 Tes. 1:9). El hecho de que a un discípulo de Cristo es uno al que se le enseña obedecer todo lo que Jesús mandó indica el concepto de que ser cristiano es operar bajo su señorío (Mat. 28:18-20 , Juan 14:15, 1 Juan 2:3-6 ). En el primer siglo, los individuos de los cuales se hablaba estas palabras habrían sido re-evangelizados.

En una nota relacionada, una vez tuve la oportunidad de preguntar a un cristiano que había sobrevivido a la URSS comunista si, antes de 1991, este tipo de teología de no-señorío existía allí. Él respondió con una seria: “No”

Esto no quiere decir que uno va a comprender de forma exhaustiva las implicaciones del señorío de Cristo en el momento de la salvación. Pero esto es decir que él es nuestro Señor, incluso antes de la regeneración.

2. “Me salvé desde muy joven, pero sembré mi avena salvaje, y no seguí a Cristo hasta muchos años más tarde.”

Similar a lo anterior, esta idea es ajena a la Escritura. Esto no quiere decir que alguien no se puede regenerar a una edad temprana, o que la santificación no va a ser un viaje lleno de baches. Pero quiere decir que después de la conversión, el Espíritu Santo comenzará a iluminar y permitir tanto la idea y la realidad de seguir a Cristo. Las buenas obras ya han sido ordenadas ( Ef 2:10).

Dios es demasiado bueno como para dejarnos en la avena bravía (1 Cor. 6:11 ). El Espíritu Santo, que mora en su pueblo, los ama demasiado como para permitirles otro día bajo el señorío de Satanás (Ef. 5: 8). La regeneración por la fe en Cristo es el momento en que nuestro Padre toma la mano y al instante comienza criándonos a la imagen de su Hijo (He. 12: 5-11 ). Aquellos sin formación infantil aún no son sus hijos (Heb. 12: 8 ). Dios no es un padre voluble, olvidadizo. Por lo tanto, tenemos que enterrar el refrán y en su lugar, decir algo como: “Recuerdo haber asentido los hechos del evangelio de niño. Sin embargo, he vivido durante muchos años sin evidencia de regeneración, por lo que, bíblicamente, yo tendría que decir que no fui convertido sino hasta más tarde.”

3. “Es cristiano, pero no se han / quieren conectarse a una iglesia.”

Ésto es desconcertante. Los cristianos son habitados por el Espíritu Santo. La Escritura no nos da ninguna indicación de que al Espíritu Santo le parezca bien permanecer separado del cuerpo de Cristo. El Espíritu busca glorificar a Cristo y traer la unidad al cuerpo (Juan 16:14, Ef. 4:3-4). Estamos en apuros, entonces, al justificar que el Espíritu no va a guiar a los regenerados dentro del cuerpo visible de Cristo; algo que es esencial para nuestra identidad y existencia. Una cosa es necesitar un pequeño empujón de vez en cuando para ser más fiel en estar conectados (He. 10:24-25 ). Pero es muy diferente persistir en la negativa a hacerlo. Si un cristiano profesante tiene que ser empujado para conectarse a una iglesia NT, probablemente no seria bueno instarles a ser un mejor cristiano, sino evangelizarlos para convertirse en uno. DA Carson ha dicho correctamente: “Es inconcebible que en el primer siglo alguien diría: ‘Sí, me he convertido en cristiano, pero no quiero unirme a una iglesia.’”

4. “Soy parte del cuerpo mundial de Cristo, así que no tengo que firmar algún papel para ser miembro de una iglesia local.”

Esto es similar a la anterior, excepto que reacciona a la idea de una membresía significativa de la iglesia local. Este dicho demasiado-común es peculiar, ya que casi no tomamos este enfoque en otras áreas de la vida. Nos unimos sin vacilar a gimnasios, bancos, clubes y club de gelatina. Pero cuando se trata de la institución preciada de Dios, dudamos y vacilamos.

La membresía significativa y formal es una realidad ampliamente justificada de la Escritura . Cosas como los 40 unos a los otros, el ejemplo en la Escritura, las listas de la iglesia del NT, la disciplina y la rendición de cuentas de ancianos lo demuestran. ¿Por qué no habríamos de querer expresar la alegría, la identidad exaltada más privilegiada que un ser humano podría tener; el “Cuerpo de Cristo”? ¿Qué vacilación podría uno tener al ser visiblemente ligado a la institución amada, preciada, nacida de nuevo de Dios? Es sorprendente que los cristianos pronuncien tal frase. Y, teniendo en cuenta el precio colosal que Cristo pagó por su Cuerpo, sólo podría lamentar que lo hagamos.

De acuerdo con la palabra de Dios, el refrán debe ser reorganizado, "Puesto que soy parte del cuerpo de Cristo global, voy a expresar esto, como miembro visible del cuerpo local de Cristo."

5. “Hay 2 o 3 de nosotros, así que vamos a confirmar esto mediante la oración, ya que, ‘Donde 2 o 3 están reunidos, Jesús está allí.’”

Este dicho se extrae de Mateo 18:20, donde Jesús dijo: "Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos." Los cristianos suelen utilizarlo para promover un plan que tienen o una petición de oración que hacen.

Utilizar el pasaje de esta manera es una violación de la intención de autoría de Jesús. Él no quiso decir, "Siempre y cuando tengan dos o tres, estoy allí para apoyarle en lo que sea." En cambio, el contexto implica el proceso de disciplina de la iglesia. Los "dos o tres" se refiere a los testigos de los vv. 16 and 19 que confrontaron al individuo en pecado sin arrepentimiento. Como iglesia se debe disciplinar a la persona de conformidad con el mandato de Cristo (. Mat 18:17 ), se les asegura que él los está apoyando en este proceso difícil.

No debemos utilizar mal Mateo 18:20 para apoyar la idea de la omnipresencia de Cristo. Ya sea que seamos dos o tres o uno o más, Dios está con nosotros (Sal 139:7, Mateo 28:20.).

Y, si Dios quiere concedernos una petición de oración, él no lo hará sobre la base de la oración de dos o tres, sino porque le agrada hacerlo (Sal. 115: 3).

6. “Es algo de Dios.”

A menudo vamos a decir esto en respuesta a un trabajo placentero o favorable de la providencia de Dios en nuestras vidas. “Yo estaba tan disgustado con que me quedé sin trabajo. Pero, a pesar de todo, crecí en Cristo y me dieron un mejor trabajo. Es totalmente algo de Dios.”

Y no hay duda. Providencia, ya sea agradable en el momento o no tanto, es, sin duda Dios es que dios esta haciendo lo suyo. Sin embargo, no es sólo momentos favorables de la vida que son algo de Dios. Todo es de Dios y si algo no es de Dios, estamos en problemas. ¿Cómo podemos estar seguros de que la historia va a terminar de acuerdo a Apocalipsis 21-22? “Alégrate en el día de la prosperidad, y en el día de la adversidad considera: Dios ha hecho tanto el uno como el otro para que el hombre no descubra nada que suceda después de él.” (Ecl 7:14).

7. “Deja de tratar de hacer la obra del Espíritu Santo en mi vida.”

Este es uno de los dichos cristianos más comunes. Pero es probablemente uno que deberíamos enterrar.

Por lo general, decimos esto en respuesta a las personas que hablan a nuestras vidas sobre el pecado. “Deja de tratar de hacer la obra del Espíritu Santo en mi vida. Él me convencerá si es necesario.”

Si usted ha tenido problemas como los que he tenido, a menudo cuando decimos esto, no lo estamos haciendo por una preocupación humilde para una pneumatología bíblica o reverencia pura por la persona y la obra del Espíritu Santo. En lugar de ello, lo decimos por una reacción arrogante hacia alguien que trata de ser fiel a los mandatos bíblicos sobre confrontarnos uno al otro. Nos estamos defendiendo: guardando la fortaleza de nuestra justicia, rompemos este movimiento estratégico en un momento desesperado. Jugamos la carta de "no seas el Espíritu Santo", tal vez, porque, como el "Draw 4" en Uno, es algo aparentemente imposible de contrarrestar. Alguien menciona el papel del Espíritu y, bueno, no quiero volver a pensar que soy Dios, así que fin del juego.

Pero, ¿es una carta legítima? Considere un breve recordatorio de lo que la Escritura enseña que el Espíritu hace y lo que tenemos que hacer. Dios da a sus hijos el Espíritu Santo para hacerlos santos; para hacerlos más como él. Él se conformará con nada menos que hijos que se parecen a Papá. Por amor a nosotros, el Espíritu Santo funciona como manos del alfarero habilidoso, constantemente formando a los regenerados a la imagen de Cristo mediante la exposición y la erradicación de nuestro pecado como nunca antes fue posible (Juan 16:8, Rom. 8:12-14, 1 Cor 6:11 , 2 Cor 3:18 , Gal. 5:16-17).

Sin embargo, en la multiforme sabiduría de Dios, el ha optado por utilizar a los seres humanos imperfectos para lograr sus propósitos perfectos. Dios ordena a los creyentes a cuidar tanto de sus propósitos santificantes, y de lo mejor unos a los otros, que con amor nos ayudemos unos a otros a ver y huir nuestro pecado (Prov. 27:5-6 , Mateo 18:15, Heb. 3:12-14, Gal. 6:1-3 ). Esto significa que el va a utilizar a los seres humanos para participar en la obra del Espíritu Santo, no menos importante de los cuales incluye exponer y erradicar el pecado. Por lo tanto, se deduce que cuando los compañeros cristianos hablan en la vida del otro podría muy bien ser el Espíritu Santo usándolos para hacer su obra.

“Bueno, sí, pero yo simplemente no quiero que esas personas se hagan cargo de la función del Espíritu.”

Una vez más, asegurémonos de que respondamos a la corrección en una humildad profunda, dando la bienvenida a un hermano o hermana obedeciendo los mandamientos mencionados. No hay mandamientos que nos llaman a contrarrestar eso con la carta de Espíritu Santo. Hay muchos mandamientos donde Dios nos llama a ser receptivos e invitar a la corrección bíblica (por ejemplo, Prov 10: 8 , 17 ; 12:. 1, 15:10, 12, 31-33; 17:10; 19:20, 25, 27; 29: 1; Mateo 18:15-17). ¿Cuales somos más diligentes de hacer? “el que aborrece la reprensión morirá” (Prov. 15:10 ).

Por lo tanto, tenemos que encontrar alternativas al dicho: "Deja de tratar de hacer la obra del Espíritu Santo en mi vida." En lugar de ello, podríamos decir: "No quiero que tu seas utilizado por el Espíritu Santo en este momento para hacer su obra de exponer y erradicar el pecado en mi vida porque no estoy siendo humilde.” O, si podemos hacerlo en un espíritu de humildad y preocupación reverentes para una pneumatología bíblica, podríamos decir algo como: “yo sé que Dios nos manda a confrontarnos el pecado con amor uno al otro. Gracias por tratar de ser fiel a eso. Pero parece que lo estas haciendo demasiado a menudo recientemente. Por ejemplo … ¿Estoy percibiendo esto de manera correcta?”

Se nos da la capacidad de expresión y comunicación para la gloria de Dios. Cuando se trata de expresiones comunes, debemos evaluarlas a la luz de la palabra de Dios con el fin de representar con precisión la fe. A pesar de que pueden ser inteligentes o coloridas, si no están de acuerdo con la Escritura, haremos bien en enterrarlos.

6 comentarios sobre “Dichos Cristianos Que Deben Enterrarse

    areli escribió:
    9 mayo 2016 en 7:44 pm

    Totalmente en desacuerdo con el punto 4 “Soy parte del cuerpo mundial de Cristo, así que no tengo que firmar algún papel para ser miembro de una iglesia local.”
    porque no debo firmar ningun papel, para ser parte del cuerpo de Cristo. Osea que les pasa en donde dice eso la Biblia claramente.
    La verdad eso si me ofende como cristiana xq me sali de una iglesia en la que no me dejaban servir hasta haber cumplido 1 año de antigüedad ahi, ahora ya parece partido politico en lugar de iglesia. Totalmente en desacuerdo

    areli marquez escribió:
    9 mayo 2016 en 7:59 pm

    Totalmente en desacuerdo con el punto 4, ya están haciendo parecer la iglesia como si fuera un club social

    jairojorquerablogger escribió:
    10 mayo 2016 en 7:04 am

    Estimada Areli, estoy de acuerdo contigo en parte, sin embargo debes entender que en estos tiempos malos es necesario ver el testimonio de un hermano antes de entregarle responsabilidades. La palabra nos llama a ser prudentes y si una iglesia local decide observar si un hermano es fiel durante un año antes de darle un servicio no lo considero tan extremo, quizas un año puede considerarse mucho tiempo, sin embargo hay un respaldo de prudencia q apoya esa decisión.
    Ahora la situación puede ser distinta si el hno que llega a la congregación tiene una carta de un pastor anterior donde el hno se haya congregado que indique que dicho hno ha sido un cristiano fiel, de buen testimonio y responsable. Hay tantos lobos con piel de oveja q hay q cuidarse.

    areli marquez escribió:
    16 mayo 2016 en 8:46 pm

    Ok, en eso estoy de acuerdo pero quienes son ellos para poner el tiempo en alguien para q sirva a Dios??
    Y perdon, pero acaso Jesus le dijo a sus discipulos q hasta despues de un año con el, le iban a poder servir??
    yo se q es correcto fijarse bien xq como dices hay lobos vestidos de ovejas, pero que no quieran imponer eso del año
    Y mucho menos lo de la mebresia.
    Saludos

    jorgetavaraf escribió:
    18 mayo 2016 en 6:57 pm

    De acuerdo totalmente, yo tengo 3 años esperando servir, pero no es mi deseo ni la voluntad del pastor. Dios dice cuando será. Por mi parte estoy más que contento con ser parte de la iglesia.

    Alberto escribió:
    22 mayo 2016 en 12:51 am

    Estimada Areli,

    Lei su comentario y su disgusto y me doy cuenta de porque le pidieron estar un año para probarle si es apta para el servicio o no.
    Su pregunta ¿quienes son ellos? bueno, ellos son los Ancianos que Dios a puesto sobre esa Iglesia para guiarla y enseñarla, y Usted no debería menospreciarles, las personas deberían de hacer una introspección de sus vidas antes de pedir servir en la iglesia, por lo que Usted escribe me doy cuanta de algunas fallas en su vida que le descalifican para el ministerio:

    En primer lugar Usted esta desobedeciendo el mandato de Mateo 18.15, Usted debería hablar esto con el Pastor de su Iglesia ANTES de soltar su IRA en las redes sociales, Usted NO esta dando gloria a Dios ni testimonio de ser una mujer cristiana.
    Segundo Usted esta cuestionando una AUTORIDAD que Dios puso, DESOBEDECIENDO Hebreos 13.17 claramente, mostrando una actitud de rebeldía ante Dios y sus Pastores.
    Por ultimo Usted estaba antes de la Iglesia o llego a ella después, porque si Usted llego después a ella, entonces tendríamos que preguntarle: ¿Quien es Usted para llegar a un lugar y querer cambiar los principios a su gusto y para su comodidad?.

    Hermana medite en sus palabras y si es necesario vaya a donde su pastor sea humilde y dele una disculpa, Usted no tiene ningún derecho en querer MANDAR en la Iglesia. Por eso el Apóstol Pablo dijo:

    Romanos 12.3 (RVR60)
    3 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.

    Que el Señor le bendiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s