Día: 4 febrero 2017

Cómo convencer a un pastor de que la adoración y la música son importantes

Posted on

ESJ-2017 0204-004

Cómo convencer a un pastor de que la adoración y la música son importantes

Scott Aniol

En las últimas dos semanas he intentado sugerir dos razones (entre muchos otros) de los problemas en adoración que existen hoy. La primera es que los pastores no están entrenados en la adoración y la música, y el segundo es que los músicos de la iglesia tienen poca competencia teológica.

He observado una tendencia creciente en los últimos años para tratar de resolver el segundo de estos problemas. Más y más músicos de la iglesia están reconociendo su papel como un pastor en la iglesia y junto con esto la necesidad de una sólida educación teológica. Los individuos que desean ser pastores de adoración se están dedicando cada vez más a una educación de seminario, y el plan de estudios en muchos grados de música de la iglesia tiene una buena base teológica.

Leer el resto de esta entrada »

Emoción, Adoración, Avivamiento y Pentecostalismo

Posted on

ESJ-2017 0204-003

Emoción, Adoración, Avivamiento y Pentecostalismo

Por Scott Aniol

Después de considerar los siguientes fundamentos teológicos e históricos de la adoración contemporánea, considere las posiciones teológicas de los más influyentes en la adoración evangélica de hoy.

De W. Robert Godfrey, “Worship and the Emotions,” en Give Praise to God, Philip Graham Ryken, et.al. (Phillipsburg: P & R Pub, 2003), 368-9:

Cuando las emociones son mal utilizadas, existe un peligro constante de manipulación. Es fácil para los líderes eficaces mover a la gente, especialmente gente confiada y expectante, para sentir lo que quieren que sientan. Fácilmente la iglesia se convierte en un teatro donde el sentimiento y la catarsis toman el lugar de la verdadera fe.

Leer el resto de esta entrada »

Dios Odia los Malos Pensamientos

Posted on

ESJ-2017 0204-001

Dios Odia los Malos Pensamientos

Por Tim Challies

Somos más que nuestros pensamientos y más que nuestros deseos, pero ciertamente no somos menos. Lo que llena nuestras mentes y forma nuestros sueños nos dice quiénes somos realmente, qué anhelamos realmente y a quién realmente servimos. Los malos pensamientos y malos deseos revelan una cautividad profunda al pecado y al mal. Esto debe preocuparnos, porque Dios nos asegura que tiene un profundo odio por los malos pensamientos. Tiene una profunda repugnancia por los que piensan malos pensamientos. Ya hemos visto que Dios odia la idolatría, la inmoralidad sexual, la injusticia, la hipocresía, el engaño y el orgullo. Hoy veremos el odio de Dios por los malos pensamientos.

Leer el resto de esta entrada »