El Matrimonio No es Sobre usted; El Divorcio es Todo Acerca de Usted

Posted on

ESJ-2017 0712-001

El Matrimonio No es Sobre usted; El Divorcio es Todo Acerca de Usted

J.D. Greear

El matrimonio no es sobre usted; El divorcio es todo acerca de usted

El divorcio no suele ser el problema. Es el fruto del problema; La raíz es una vida que se auto-centró. El problema es que la gente va al matrimonio buscando a alguien para completarlos o hacerlos felices, y cuando su cónyuge deja de hacer eso o se pone difícil de vivir o se encuentran con alguien que piensan que podría hacerlo mejor para ellos, se divorcian.

El profeta Malaquías es la prueba de que realmente no hay nada nuevo bajo el sol. En la profecía que lleva su nombre, acusó a los religiosos de su tiempo (los grupos que más tarde se convertirían en fariseos) con un rasgo que es incómodamente común en la iglesia de hoy.

Malaquías dijo a los israelitas que eran religiosos … pero egocéntricos en sus vidas familiares. Esto fue demostrado por su comportamiento en el matrimonio: “Porque yo detesto el divorcio[a] —dice el Señor, Dios de Israel— y al que cubre de iniquidad su vestidura —dice el Señor de los ejércitos—. Prestad atención, pues, a vuestro espíritu y no seáis desleales” (2:16 CSB).

Esto es lo que estaba sucediendo: muchos de los judíos se habían imaginado a las mujeres extranjeras, que adoraban a otros dioses, y se casaban con ellas en lugar de las hebreas piadosas. Algunos incluso estaban divorciando a las esposas de su juventud para casarse con estas mujeres.

Dios los confronta de dos maneras. “Primero que todo", dice, "tu matrimonio fue un pacto que hiciste delante de mí, y se suponía que debía reflejar mi amor. Segundo, una de mis principales intenciones en tu matrimonio fue criar hijos piadosos "(Malaquías 2:15).

Pero los israelitas habían comenzado a mirar el matrimonio como si se tratara de ellos y de sus deseos.

En el día de Malaquías, como en el nuestro, el divorcio no era generalmente el problema; es el fruto del problema. La raíz es una vida centrada en sí misma. El problema es que la gente va al matrimonio buscando a alguien para completarlo o hacerlos felices, y cuando su cónyuge deja de hacer eso o se pone difícil de vivir o se encuentran con alguien que piensan que podría hacerlo mejor para ellos y se divorcian.

Este acercamiento egocéntrico al matrimonio incluso afecta cómo muchas personas piensan acerca de los hijos. Ellos piensan en términos de lo que quieren y lo que añadirá placer a sus vidas. La mayoría de la gente todavía quiere un niño o dos en nuestro día. Pero a medida que nuestra sociedad se ha vuelto más egocéntrica, hemos tendido a tener menos hijos. Después de todo, los niños son inconvenientes. Hacen la vida desordenada. (Veronica y yo a veces nos referimos a nuestros hijos por nombres como "Casa en la Playa" y "Colección de Corvette " debido a lo mucho que nos costó cada año.)

Lo entiendo; Los niños son duros. Pero si el único propósito que tenemos para nuestros hijos es personalizar nuestras vidas, nos hemos ido terriblemente fuera de curso. Uno de los propósitos primarios de Dios para el matrimonio es producir descendencia piadosa para el propósito de su reino. Si nos preocupa más nuestro nivel de vida que las intenciones de Dios para nuestra familia, Malaquías tiene una palabra dura para nosotros.

No puedo juzgar tu corazón. Y ciertamente no quiero implicar una correlación dura y rápida entre la santidad y el tamaño de la familia (que a menudo está fuera de nuestro control). Pero puedo preguntarle a usted que está casado o pensando en casarse a considerar: ¿Cuál es su motivo para tener hijos? ¿Es para complementar y agregar valor a su vida, o es sobre el reino de Dios?

Si nos preocupamos más por nuestro nivel de vida que por las intenciones de Dios para nuestra familia, Dios tiene una palabra dura para nosotros.

El matrimonio y la familia no tiene que ver con nosotros. Tiene que ver con Dios. Pero cuando lo hacemos acerca de nosotros, el divorcio se convierte en mucho más común y los niños se convierten en una preferencia.

Un comentario sobre “El Matrimonio No es Sobre usted; El Divorcio es Todo Acerca de Usted

    Efren Gonzalez Quiros. escribió:
    13 julio 2017 en 9:54 am

    El matrimonio es un contrato 50=50, con clausulas definidas para los momentos buenos y malos y sellado con un si acepto. Si la relación no se desarrolla según lo pactado se produce un desacuerdo fisico-espiritual que para las normas de Dios repercutira en pecado aunque se haga una separación legal con leyes humanas, para las leyes de Dios no es tan sencillo, ya que para ambos les quedara la tentacion del adulterio y con o sin razón, este falta no cambia nunca para Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s