7 Maneras de Arruinar una Reunión de Oración

Posted on

ESJ-2017 0714-004

7 Maneras de Arruinar una Reunión de Oración

Por Tim Challies

Me encanta una iglesia que ora. Me encanta ser parte de una iglesia que ora. Todos los miércoles por la noche nos reunimos -a menudo una sala llena de nosotros- para traer todas nuestras peticiones y toda nuestra alabanza ante el Señor. Mucho más a menudo que no es un dulce momento de buscar al Señor juntos. Por lo general, dirijo estas reuniones y por el camino he aprendido algunas cosas. Aquí hay algunas maneras de aumentar la probabilidad de que su reunión de oración pierda la marca.

Vaya sin preparación. Las mejores reuniones de oración son las que se han preparado. A veces, esa preparación consiste en armar una lista de elementos por los que orarás en la reunión. A veces esa preparación implica un breve devocional u otro medio de hacer que la gente piense acerca del Señor antes de comenzar a orar. A veces esa preparación simplemente implica orar –orar por la reunión de oración. De cualquier manera, he aprendido que las reuniones de oración están en su mejor momento cuando el líder se ha preparado y cuando él es capaz de llevar la dirección.

Dominar. A veces un líder teme el silencio durante las reuniones de oración, así que inmediatamente llena cualquier silencio con otra de sus propias oraciones. O está tan seguro de su capacidad para orar que continuará y continuará. Y seguirá. Pero hay algunas personas que prosperan en silencio, que lo necesitan para sus propias oraciones privadas, o que necesitan unos minutos para tratar con los nervios para abrir la boca y orar en voz alta. (¡Un grito a mis compañeros introvertidos!) Conduzca la reunión, pero no la domine. Y aprenda a abrazar el silencio. Ese silencio no se desperdicia.

Solo Pedir. Sin un esfuerzo deliberado por estar agradecidos -considere todas las cosas buenas que Dios ha hecho y dele gracias- una reunión de oración siempre estará dominada por las peticiones. Por supuesto, Dios quiere que le traigamos nuestras peticiones. Pero cuando nos centramos igualmente en la acción de gracias por la oración contestada, establecemos un tono de expectativa de que Dios oirá nuestras peticiones y responderá a ellas. (Esta es probablemente una de las cosas más difíciles de hacer, al menos en mi experiencia!)

No Lidie Con Sus "Tics". Algunas personas tienen tics de oración, pequeñas peculiaridades que nadie jamás les ha dicho. He escuchado a la gente usar la frase "Padre Dios" cien veces en una sola oración de tres minutos, sin el menor indicio de que lo han hecho. Algunas personas prefieren cada petición de oración con “solo.” “Sólo oro para que nos concedas …” La cosa es que incluso si no son conscientes de sus tics, todos los demás lo están; usted puede ser ajeno a ellos, pero son una distracción para los demás. Por lo tanto, como el líder de una reunión, asegúrese de preguntar a alguien si hay algo que está haciendo que debe dejar.

Olvídese de orar. Todos hemos estado en esas reuniones de oración que son 90% de peticiones y 10% de oración, o 20 minutos de enseñanza, 20 minutos de peticiones y 5 minutos de oración. Muchas veces las reuniones de oración no están dominadas por la oración, sino hablar de la oración. Dirija la reunión de tal manera que usted vaya a la oración, y vaya a ella rápidamente. Una preparación adecuada ayudará mucho en este sentido.

Manténgalo igual. Si bien hay comodidad en la familiaridad, también hay alegría en la frescura. Después de meses o años de hacer lo mismo de la misma manera, incluso las mejores cosas pueden comenzar a sentirse aburridas. Trate de variar la reunión un poco-romper en pequeños grupos, separar a los hombres y las mujeres, tener a alguien más dirigiendo -lo que sea necesario. A veces el cambio deliberado puede traer bendiciones inesperadas.

Aburrirse. A veces las reuniones de oración son monótonas porque la persona que dirige la reunión parece que preferiría estar en algún lugar-en cualquier otro lugar. Nadie creerá en la reunión de oración más de lo que el líder cree. Si usted no está interesado, es poco probable que alguien más esté interesado. Si usted no cree en la reunión o no está interesado en ella, ore sobre ella hasta que usted LO esté. Y luego diríjala de buena gana y con alegría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s