Apologética Práctica | 3ª Parte

Posted on

ESJ-2017 0831-002

Apologética Práctica | 3ª Parte

Por Fred Butler

Primero un pequeño resumen

El primer post de mi serie se refería a lo que creo es un malestar progresivo que infecta el presuposicionalismo. Creo que la apologética es profundamente bíblica y la más efectiva para atraer a los incrédulos. Sin embargo, ha sido mi observación que los defensores presuposicionales hacen la metodología mucho más difícil de utilizar de lo que debía ser. En mi opinión, si un sistema apologético no puede ser aprendido rápidamente por el más simple de los laicos, el presentador necesita identificar los defectos inherentes en su presentación.

En mi segundo post , comencé a describir lo que creo son puntos de vista teológicos esenciales que debemos tener en nuestras mentes mientras nos preparamos para involucrar a los incrédulos.

Ahora quiero mover nuestra teología desde el campo de lo teórico, hasta lo práctico cotidiano. Mi intención no es proporcionar una técnica de “bala de plata” para el evangelismo – honestamente, ninguna existe. Creo que cada encuentro es único, y ha sido mi experiencia que el Espíritu de Dios a menudo usa vías inesperadas para atraer el corazón de un pecador a Cristo.

Además, no estoy necesariamente defendiendo contra el uso de Evangelismo Explosivo , o el Camino del Maestro , o las tácticas de Greg Koukl, o cualquier número de métodos evangelísticos. Tienen su lugar y pueden ser útiles si se hacen de una manera fiel al texto de la Escritura.

Mi principal objetivo con este post será examinar dos áreas amplias y de vital importancia para los cristianos cuando usan su teología apologética en sus encuentros evangelísticos.

El evangelismo efectivo debe comenzar con el carácter del cristiano

En última instancia, no importa cuán apasionada sea una persona para el Evangelio o cuán persuasivos son sus argumentos para la fe cristiana. Lo que realmente importa es su carácter. Si el carácter de la persona no refleja el poder transformador del Señor y Salvador que él proclama, él sólo amontona desdén y desprecio.

No puedo enfatizar ese punto suficiente para el lector.

Primera Pedro 3: 15-17 es uno de los pasajes clave de la apologética. En vez de presentar una serie de argumentos filosóficos herméticos para la metodología apologética, Pedro en cambio centra nuestra atención en la conducta personal del apologista. Aborda las actitudes que dan forma a su vida moral en general.

Observe cómo Pedro escribe que nuestra “defensa de la fe” debe ser hecha con “mansedumbre y temor”. Algunas traducciones traducen las palabras de Pedro como “mansedumbre y respeto”. Eso habla de problemas personales del corazón que se ponen de manifiesto para el mundo observante. No hay nada acerca de nuestra capacidad de hacer argumentos persuasivos.

La eficacia de su evangelismo apologético permanecerá o caerá sobre su carácter. Si su vida no muestra al incrédulo quien dice usted que es Jesús, ninguna cantidad de discusión apologética importará.

Usted puede tener un intelecto agudo. Su conocimiento puede tener la capacidad de cerrar la boca de incluso el ateo más fuerte. Pero si usted es una persona que se conoce como una cabeza caliente, que fácilmente se vuelve beligerante en una conversación, o un hombre joven soltero o una señora con una reputación coqueta, o un marido que tiene una relación tensa con su esposa e hijos, a nadie le interesara un poquito lo que les está diciendo acerca de Jesús. Incluso el escéptico más endurecido entiende que el cristianismo es una conducta personal y santa. Si tu conducta no refleja la piedad, incluso en las cosas pequeñas, te cortarán.

Estamos comprometiendo todo el modo de vida del incrédulo con todo el mensaje de la fe cristiana bíblica

Cuando hablamos con nuestros conocidos incrédulos, amigos y parientes acerca del Evangelio, no les estamos dando una opinión más para considerar entre un grupo de opiniones similares. En otras palabras, no estás convenciendo a la persona de por qué debe hacer del sabor chocolate su galleta favorita.

Esa es la mayor deficiencia con el tomismo clásico que influye en la apologética popular entre los evangélicos. Hay una tendencia a hacer que la fe cristiana sea una opción entre las galletas o sabores de helado. “¡Hey, deberías probar esto! Creo que probablemente lo encontrarás mucho más sabroso que tu trozo de chocolate de plátano.” También limitan el uso de la Biblia en sus presentaciones. Hay tiempo para la Biblia más tarde. Además, pueden argumentar, no es apropiado probar la legitimidad de la fe cristiana con la Biblia.

Qué manera barata y vergonzosa de pensar en el poder de Dios.

No. Cuando evangelizamos, traemos la verdad de la cosmovisión cristiana tal como está retransmitida en el mensaje del Evangelio contra todo lo que el incrédulo considera en su corazón como verdadero. Básicamente estamos diciendo a esa persona que todo lo que cree acerca de Dios, la fe, la religión y el significado de la vida está mal. No sólo equivocado, sino condenable del alma, fatalmente equivocado.

En 2 Corintios 10: 5, Pablo describe al incrédulo como exaltando su conocimiento sobre el conocimiento de Dios. Los incrédulos simplemente no tienen unos cuantos hechos errantes acerca de Jesús que son fácilmente corregibles. La Escritura nos proclama que él vive en perpetua rebelión contra la autoridad y las leyes de Dios. Eso es lo que Pablo quiere decir cuando dice que el incrédulo exalta su conocimiento sobre el conocimiento de Dios revelado en la Escritura.

Además, tampoco está equivocado accidentalmente. De hecho, el incrédulo exalta su conocimiento deliberadamente, alegremente y, a menudo, con una plena comprensión de lo que está haciendo, incluso si es irracional y tal vez pone su vida en gran riesgo.

El objetivo de nuestros esfuerzos evangelísticos es mostrar al incrédulo que su “exaltado” conocimiento es una ofensa a un Dios Santo. Usted le dice que él es justamente condenado por Dios. Entonces le proclama cómo Dios en Su gracia hizo un camino para ser hecho justo con Él a través de Cristo. Entonces le decimos a esa persona que elimine esos cosas preciadas del corazón, ese corazón de rebelión exaltando su conocimiento por encima de Dios y abrace a Cristo y Su señorío.

Nuestro mensaje evangelístico es realmente tan simple. De hecho, es la razón por la que el mundo odia a Jesús y los cristianos. Ciertamente odian la justicia, y les desagrada seriamente tener su verdadero yo expuesto a la luz de la Palabra de Dios. En resumen, las personas odian la idea de que alguien les diga que su pensamiento sobre la vida está mal.

¿Es asi?

En este punto, puedo imaginar a muchas personas, después de leer mis palabras, ahora me preguntarán, “¿Es eso?” “¿No estás siendo demasiado simplista?” “Quiero decir, ¿dónde entra esa etiqueta?” ” ¿Las leyes de la lógica? -¿Los absolutos morales? -¿Greg Bahnsen?

Así que estoy claro: no estoy diciendo que esas cosas no son importantes. Espero que los cristianos crezcan en su conocimiento de Cristo para crecer también en el conocimiento de su fe. Eso implica un crecimiento en su conocimiento de la apologética y la capacidad de comprometerse y responder a los objetores de su fe. Los cristianos deben querer saber cómo responder a las objeciones de ese primo escéptico que sólo ven en el Día de Acción de Gracias. Ellos deben querer ayudar a los niños de la universidad a lidiar con los desafíos a su fe de amargos instructores ateos de la universidad comunitaria. Lo que sabemos acerca de la historia de nuestra Biblia y teodicea teológica puede ser importante, así como útil.

Recuerde siempre: nuestro conocimiento práctico de las pruebas apologéticas NO es el poder de Dios para la salvación. Los argumentos filosóficos y las evidencias históricas no añaden nada al Evangelio. No queremos meramente ganar una discusión con un evolucionista mezquino. Queremos ganar un alma para Cristo. Sólo el poder del Evangelio puede hacer eso.

¿Qué hacemos entonces con nuestra comprensión de estas dos grandes áreas? ¿Dónde se encuentra el caucho con la carretera, por así decirlo?

Aquí es donde nosotros, los cristianos, tomamos los puntos que he sistematizado en mi segundo post , y formulamos un esquema evangelístico para involucrar a los incrédulos. Les hacemos preguntas. Oblíguelos a defender sus afirmaciones contra nuestra fe. Desafíelos a defender sus creencias personales. Demuéstreles la necedad de su incredulidad y rebelión contra su Creador. Y si Dios quiere, cuéntele acerca de lo que hizo Jesús.

No existe un enfoque de “talla única”. Cada persona será diferente. Cada situación será diferente. Lo que puede ser un enfoque eficaz para una persona puede no ir tan bien con otra.

Nuestros enfoques pueden ser diferentes entre individuos y situaciones. Sin embargo, la única cosa segura es la teología bíblica que moldea nuestra metodología apologética. Nuestra teología proveerá las anclas apologéticas para cualquier cristiano, sin importar la madurez espiritual y el trasfondo educativo y usarlo para el evangelismo eficaz.

Un comentario sobre “Apologética Práctica | 3ª Parte

    Efren Gonzalez Quiros. escribió:
    2 septiembre 2017 en 5:53 pm

    Aceptar ser cristiano, conlleva una confrontación personal interna y externa, físico-espiritual. Confrontacion física con uno mismo y el mundo. Confrontacion espiritual contra el verdadero enemigo del cristiano que es un ser maligno espiritual. Tanto así que la palabra de Dios nos advierte que la lucha no es contra carne y sangre, sino contra potestades, legiones y para poder enfrentarlos necesitaremos su ayuda y la armadura de Dios. Aquí, es el verdadero campo de batalla y es donde Dios prueba al creyente físico del creyente espiritual. Recarca que, muchos serán los llamados y pocos los escogidos. Igualmente, reconoce al sembrador de la buena semilla y al sembrador de la semilla adulterada. Y, nos motiva a no desmayar, porque al final solo los valientes ganarán la buena batalla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s