¿Cuáles Son las Solas de la Reforma?

Posted on

ESJ-2017 1125-001

¿Cuáles Son la Solas de la Reforma?

Por Michael Horton

Los reformadores no se sentaron un día y crearon las frases de las solas. Sin embargo, estas solas todavía eran un énfasis significativo de la Reforma. Hay cinco solas (sola significa “solo” o “solamente”).

La primera es sola Scriptura, o “solamente la Escritura.” Esto significa que solo las Escrituras tienen la autoridad de hablar de parte de Dios porque proviene de Dios. Podemos pensar en la iglesia como un maestro. Nos enseña las Escrituras pero debe someterse a la autoridad y al contenido de las Escrituras. No tiene ninguna autoridad en sí misma fuera de la autoridad que la enseñanza de la Palabra de Dios le da.

La segunda es solo Christo, o “solamente Cristo”. Esto significa que Jesucristo es el único mediador entre Dios y la humanidad pecaminosa. Es solo por Cristo que nuestros pecados son quitados y tenemos justicia o bondad delante de Dios. Solo a través de Cristo Jesús tenemos reconciliación con Dios el Padre. Cristo cierra la brecha entre Dios y la humanidad pecadora asumiendo la deuda y la maldición del pecado por nosotros.

La tercera es sola fide, o “solamente fe”. Esto significa que solo por la fe en Cristo tenemos salvación. No podemos ganar nada con nuestros propios esfuerzos o buenas obras. En cambio, es solo creyendo en Jesús y dependiendo de la justicia de Jesús que podemos ser salvados del pecado y la muerte. Jesús obtuvo buenas obras en nuestro lugar y nos las da gratuitamente, como crédito en nuestra cuenta.

La cuarta es sola gratia, o “solamente gracia”. Esto significa que la salvación es solo por la gracia de Dios para nosotros. Es decir, no merecemos ni podemos merecer la salvación de Dios con nuestras buenas obras. Dios envió a su Hijo Jesús a hacer lo que nosotros no pudimos hacer y por medio de Jesús nos ofrece la salvación inmerecida gratis.

La quinta es Soli Deo gloria, “Solo la gloria de Dios”. Esto significa que todo lo que hacemos y creemos es solo para la gloria de Dios y no para la gloria de uno mismo o de los hombres.

El hecho de que Dios se nos acerca en perdón y en gracia por medio de Cristo estaba realmente en el corazón de la Reforma. Somos hechos justo ante Dios solo por la obra que Jesús ha realizado por nosotros. Las buenas obras resultan a medida que el fruto crece de un árbol.

En el momento de la Reforma, la iglesia medieval (lo que ahora pensamos como la Iglesia Católica Romana) también creía que la Escritura tenía autoridad, que las personas necesitaban tener fe en Cristo, y que la gracia era necesaria, pero descartaban la “única” parte. Agregaron o definieron cada una de estas cosas para decir algo que no se encuentra en la Biblia y es por eso que debemos recuperar el énfasis de los solas de la Reforma hasta el día de hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s