Aprendiendo A Ver La Gloria En La Frustración De Ser Padres

Posted on

ESJ-2018 0503-001

Aprendiendo A Ver La Gloria En La Frustración De Ser Padres

Por Dustin J Coleman

La niña de siete años que empuja a su hermana para que pueda bajar primero por el tobogán. La niña de cinco años que pisa fuerte y declara audazmente que no usará esa camisa en particular. La niña de tres años que orina desafiante en el sofá para mostrar su desaprobación a las instrucciones de su madre. El niño de un año que se niega a quedarse quieto mientras intenta disfrutar de una cena con amigos.

Todas estas frustraciones de la crianza (¡y más!) ocurrieron en nuestro hogar la semana pasada. Cada uno de ellos fue manejado con diversos grados de gracia y paciencia, algunos buenos, algunos sin duda no tan buenos. A veces, Beth y yo colapsamos al final de un largo día y nos miramos: “¡Esto es muy difícil!”

Es difícil lidiar con actitudes que parecen cambiar drásticamente de un momento a otro. Es difícil lidiar con los niños pequeños que están presionando mucho en cada costura para ver qué tan lejos los dejaremos ir. Es difícil limpiar la quincuagésima orina o el veinteavo derrame de jugo. Es difícil pasar todo el día arreglando la casa solo para tener la sala de estar destrozada después de salir del baño de la ducha. La crianza es difícil. Y aunque anhelo los días en que todos puedan comer, ir al baño y vestirse solos, sé que los años mayores traerán una nueva serie de desafíos.

Y sin embargo, por la gracia de Dios, no podemos solo sobrevivir estos años, podemos prosperar en ellos. Solo necesitamos tener la perspectiva correcta.

Paul Tripp dice esto: “¡Estos no son años simplemente para sobrevivir! Deben ser abordados con un sentido de esperanza y un sentido de misión. Casi todos los días trae una nueva oportunidad de [invertir en] la vida de [su hijo] ayuda, esperanza y verdad.” Continúa diciendo que todas las dificultades y frustraciones de ser padres “deben verse como algo más que molestias que se interponen en el camino de una vida que de otro modo sería agradable.”

Esa última oración condujo directamente al centro de mi corazón egoísta. ¿Por qué es ese baño tan frustrante? ¿Por qué la negativa desafiante a usar pantalones en lugar de pantalones cortos es tan enloquecedor? ¿Por qué mi paciencia es tan corta cuando me piden que haga quince favores cuando entro en el trabajo por la tarde antes de siquiera haber dejado mis llaves? Es porque estoy viendo mi hogar como algo más que un lugar de formación espiritual para mis hijos. Lo veo como un lugar de escape y comodidad.

No quiero limpiar después de un accidente. No quiero pelear por la ropa. No quiero explicar pacientemente por qué se debe obedecer la voz de un padre, incluso cuando va en contra de lo que quiere. Quiero que los niños ya están programados y sepan cómo vivir en este mundo. No quiero tomar el tiempo para enseñarles. Quiero decírselo una vez y que lo lleven a cabo. Quiero informarles a sus mentes y pensar que esto es suficiente para moldear sus corazones. En resumen: no quiero sufrir en mi crianza.

Sin embargo, estoy empezando a aprender que lo que parecen ser momentos de frustración son en realidad oportunidades de oro; son citas divinas para formar la mente y el corazón de mis hijos con la verdad centrada en Dios. Son momentos en los que tengo la oportunidad de preparar a mis hijos para una vida de alegría centrada en conocer y apreciar a Dios. La tontería está ligada en sus corazones, y ¡oh! ¡con qué frecuencia sale corriendo! Pero la corrección centrada en Dios la alejará de ellos y se convertirá en una graciosa guirnalda de alegría alrededor de sus cuellos.

Oro para que Dios abra mis ojos a las oportunidades que están presentes en la lucha. Oro para que Dios me muestre la gloria en la frustración. Oro para que muestre el fruto del Espíritu de Dios – amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio – mientras trabajo a través de las dificultades de criar hijos.

La gloria está allí si tenemos ojos para verla.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s