La Importancia de la Doctrina

Posted on

ESJ-2018 0702-004

La Importancia de la Doctrina

Por Paul D. Tripp

“Papá, ¿Dios hizo postes de teléfono?”

Era otra de esas preguntas interminables y aparentemente sin importancia que un niño preguntará al final de un largo día que hace que un padre enloquezca un poco.

Luella y yo enseñamos a nuestros hijos que Dios creó el mundo y todo lo que hay en él, y mientras nuestra familia conducía a Burger King, mi hijo miró por la ventana los postes de teléfono que bordeaban la calle, reflexionando sobre la “doctrina de la creación” en su pequeño cerebro Justin era muy joven en ese momento, por lo que en realidad no sabía nada sobre doctrina, al menos a nivel académico. Pero su pregunta todavía era profundamente teológica.

¿Por qué nuestro pequeño filósofo estaba pensando en esos polos telefónicos? Porque él es un ser humano; simplemente estaba haciendo lo que Dios nos designó a hacer.

DISEÑADO PARA PENSAR

Puede ser un plomero, un CEO de Fortune 500, un ama de casa, un maestro de música o un atleta profesional, pero también es un pensador de tiempo completo. Algunos de nosotros pensamos de manera incorrecta e inconsistente, y algunos de nosotros revelamos nuestro pensamiento más públicamente que otros, pero si eres una persona, piensas. Nunca has tenido un día irreflexivo en tu vida.

Los niños pequeños, como mi Justin, nunca dejan de hacer preguntas. Los adolescentes se obsesionan constantemente con lo que es justo e injusto. Los esposos y las esposas discuten porque han interpretado una situación particular de manera diferente. Las personas mayores miran hacia atrás a través de los años y tratan de darle sentido a todo, a menudo paralizadas por el arrepentimiento.

Ya ve, todos lo hacemos, pensamos.

Pensar en la vida y en nuestro deseo de comprender es una cosa profundamente humana y única. Llega al corazón de cómo Dios nos mandó a operar, sin embargo, tiende a no obtener la publicidad que debería. La mayoría de las veces no nos damos cuenta de que estamos pensando y no comprendemos el profundo significado que tiene en nuestras vidas.

Todos los días, en algún punto y de alguna manera, intentaremos dar sentido a nuestras vidas. Algunos buscarán en la pila de artefactos de nuestro pasado, mirando hacia atrás en su viaje e intentando descubrir “si tan solo” hubieran o no hecho esto o aquello. Otros harán un sinfín de vueltas alrededor de sus situaciones, ubicaciones y relaciones actuales, evaluando ciertas respuestas en comparación con otras. Aún más mirarán al futuro, esperando de algún modo adivinar lo que vendrá y prepararse para ello.

Lo más probable es que probablemente ya hayas hecho las tres hoy. O, si estás leyendo esto por la mañana, no pasará mucho tiempo antes.

LA IMPORTANCIA DEL PENSAMIENTO

Cada ser humano ha construido una superestructura de suposiciones de vida que funciona como el instrumento que utilizan para dar sentido a la vida. Puede ser el resultado de una combinación de cosas, como la crianza, la educación, las experiencias de vida y los rasgos de personalidad, pero todos miramos la vida a través de esta cuadrícula interpretativa.

Esto es vital para entender: el pensamiento siempre precede y determina la actividad.

Quiero que te detengas y escribas esa oración. Si hay una sola cosa que quitas de este largo artículo, debe ser este concepto.

Hazlo personal: mis pensamientos siempre preceden y determinan mi actividad.

Es crucial que te vuelvas más consciente de la actividad mental vibrante que influye tanto en las elecciones que haces, las palabras que hablas y las cosas que deseas.

Tú y yo no actuamos por instinto como el resto de las criaturas en el reino animal. No hacemos lo que hacemos debido a lo que estamos experimentando en este momento. Más bien, pensamos, hablamos y actuamos según la forma en que hemos pensado e interpretado lo que estamos experimentando.

Los experimentos sociales han demostrado esto una y otra vez. Si coloca a tres personas diferentes en la misma situación, pueden tener tres reacciones notablemente diferentes. ¿Por qué? Porque cada individuo ha interpretado esa situación a través de su cuadrícula de pensamiento personal.

Una variación en la interpretación siempre conducirá a una variación en la respuesta.

LA IMPORTANCIA DE LA DOCTRINA

Permítanme conectar todo lo que tiene que ver con el pensamiento con la importancia de la doctrina.

El Dios que te diseñó para ser un pensador es el mismo Dios que inspiró a los escritores del Antiguo y Nuevo Testamento a escribir sus verdades. Dios nos preparó para ver la vida a través de una grilla interpretativa, y también nos dio su Palabra para darle forma a esa grilla.

La Biblia es un libro, lleno de doctrina, que define lo que es bueno, correcto y verdadero. Un Creador amoroso se lo dio a sus criaturas dependientes para que supieran cómo dar sentido a la vida de manera adecuada. O, para decirlo de otra manera, la Biblia es el resultado tangible del “Dador del Significado” que explica las verdades fundamentales a los “creadores de significado” que él creó.

Toda persona que haya vivido existe con una necesidad desesperada de los misterios desplegados que componen el contenido de la Escritura. Sin eso, no sabríamos cómo pensar sobre la vida. No sabríamos con certeza si lo que sabíamos era cierto, y no sabríamos si lo que pensábamos que sabíamos era bueno y moralmente correcto.

Cuando entiendes la Biblia de esta manera, ya no queda relegada a los corredores sagrados y separados de la religión institucionalizada. No, por el contrario, la Biblia es un libro de vida dado con propósitos de vida, para que todo el mundo lo use para comprender la vida y, en última instancia, el Autor de la Vida.

Naturalmente, dado que las Escrituras contienen doctrinas, estas doctrinas no deben reservarse para seminaristas académicos. Son herramientas vivas y divinas de salvación, transformación, identidad y guía.

Es por eso que estoy escribiendo esta serie. Quiero ayudarte a pensar acerca de las complejas doctrinas de la Biblia y ayudarte a ver cómo impactan tus pensamientos, palabras y acciones cotidianas.

EL PROPÓSITO DE LA DOCTRINA

Ahora que hemos analizado la importancia y el propósito general de la doctrina, quiero desempaquetar tres formas específicas en las que impacta nuestra vida cotidiana.

1. Toda Doctrina Proporciona Una Explicación

No podríamos entender completamente las implicaciones de la caída de Adán y Eva, el llamado de Abraham, la vida recta de Jesús, la cruz, la tumba vacía, la ascensión, el establecimiento de la iglesia, etc. si no fue por las doctrinas explicativas de la Palabra de Dios.

A través de la doctrina, Dios nos ayuda a entender cómo hemos actuado en el pecado y cómo Él ha respondido en gracia. No somos salvos por la doctrina, sino por las cosas históricas que Dios ha hecho voluntariamente y bondadosamente en nuestro nombre. La Doctrina nos explica esas cosas para que podamos admitir nuestra necesidad, llegar a la ayuda de Dios y avanzar de una manera nueva y mejor.

2. Toda Doctrina Es Una Taquigrafía.

Cada doctrina que encuentres en las Escrituras proporciona una forma abreviada de las cosas que Dios sabe que son vitales para que las conozcamos y las comprendamos. Nos permite resumir grandes cantidades de contenido y actividad histórica en una palabra.

Por ejemplo, la doctrina de la justificación captura la naturaleza del carácter de Dios (completamente santo e intolerante al pecado), la necesidad de la humanidad (rescate de la depravación total) y la respuesta de Dios a (ira contra el pecado) y provisión para (el sacrificio de Jesucristo) esa necesidad.

Ahora podemos sustituir el término “justificación” por la historia completa de todas las cosas que Dios hizo para asegurar nuestra posición como sus hijos.

3. Toda Doctrina Proporciona Un Medio Para Un Fin.

Es muy importante recordar que las doctrinas de la Biblia nunca tuvieron la intención de ser un fin en sí mismas, sino más bien, un medio para un fin.

Las doctrinas que Dios ha revelado tienen un propósito mayor que el de darte un gran cerebro teológico, y están destinadas a proporcionarte más que solo un bosquejo y una confesión teológica.

La Doctrina está destinada a ser un medio para un fin, y el fin es una vida transformada.

ARBUSTOS ESPINOS Y CIPRESES

Quizás la mejor descripción de lo que las doctrinas de la Biblia tenían la intención de hacer por nosotros y en nosotros se encuentra en Isaías 55: 10-13. El profeta equipara las verdades en la Biblia con la lluvia o la nieve que cae y riega la tierra.

Lee lo que Isaías escribe:

Porque como descienden de los cielos la lluvia y la nieve,

y no vuelven allá sino que riegan la tierra,

haciéndola producir y germinar,

dando semilla al sembrador y pan al que come,

así será mi palabra que sale de mi boca,

no volverá a mí vacía

sin haber realizado lo que deseo,

y logrado el propósito para el cual la envié.

Porque con alegría saldréis,

y con paz seréis conducidos;

los montes y las colinas prorrumpirán en gritos de júbilo delante de vosotros,

y todos los árboles del campo batirán palmas.

En lugar del espino crecerá el ciprés,

y en lugar de la ortiga crecerá el mirto;

y esto será para gloria del Señor,

para señal eterna que nunca será borrada.”

Dios, en su Palabra, y Jesucristo, durante su ministerio terrenal, usaron muchas imágenes de palabras para revelar verdades espirituales en términos físicos. Pero, cuando lees este pasaje, debes admitir que esta es una de las imágenes físicas más extrañas de toda la Biblia.

No soy botánico, pero estoy bastante seguro de que si tuviera un arbusto espinoso en mi patio trasero, la lluvia produciría un arbusto espinoso más grande, no un ciprés. No creo haber experimentado alguna vez un brezal bien regado transformado mágicamente en un mirto.

¿Qué está Dios tratando de comunicar a través del profeta, mediante el énfasis de nuestra comprensión botánica? ¿Qué nos dice esta extraña metáfora acerca de lo que Dios quiere que produzcan las verdades (doctrinas) de su Palabra?

LA DOCTRINA RESULTA EN TRANSFORMACIÓN

Esta extraña palabra tiene como objetivo llevarnos a una conclusión: las doctrinas que se encuentran en la Palabra de Dios no solo están diseñadas para aumentar la información, sino que produzcan una transformación radical y orgánica. Verá, las plantas que se riegan no se convierten en plantas más grandes; se convierten en una planta totalmente diferente en conjunto!

El plan de Dios es que la lluvia de la doctrina bíblica caiga sobre nosotros y nos transforme. No nos convertiremos en mejores interpretaciones de nosotros mismos, sino completamente diferentes, espiritualmente. Dios usa la doctrina como un medio para convertir a personas enojadas en constructores de paz, personas codiciosas en donadores, personas exigentes en sirvientes, personas lujuriosas en personas puras, personas sin fe en creyentes, personas orgullosas en personas humildes, rebeldes en personas obedientes e idólatras en adoradores del único Dios verdadero

Esta es la razón por la cual la doctrina nunca debe reservarse solo para los cerebros de nuestros teólogos académicos en el seminario. ¿Es importante que nuestros pensadores más inteligentes las desempaquen para nosotros? Por supuesto, pero estas grandes doctrinas tienen implicaciones de la vida real. Están destinadas a volverte al revés y poner tu mundo al revés. La intención de Dios es que nada en su camino volvería a ser lo mismo otra vez.

Cuando comprenda adecuadamente las doctrinas contenidas en las Escrituras, transformarán su identidad, remodelarán sus relaciones y redirigirán sus finanzas. Su calendario, sus palabras, sus pasatiempos y su ocio se verán diferentes. No pensarás en tu pasado y tu futuro de la misma manera que antes, y verás el presente a través de una grilla completamente diferente.

La Doctrina es un hermoso regalo, provisto por un Dios de asombrosa gracia. No son creencias tediosas que limitan la vida; imparten nueva vida y nueva libertad. Son el ecosistema en el que crece el jardín de la transformación personal.

¡Espero que estés tan emocionado como yo de comenzar a desempacar las doctrinas que se encuentran en las Escrituras!

2 comentarios sobre “La Importancia de la Doctrina

    odalysdecamacho escribió:
    3 julio 2018 en 6:00 am

    Odalys_fernandez2003@yahoo.com 

    Enviado desde Yahoo Mail para Android

    La Doctrina de la Creación « escribió:
    14 julio 2018 en 1:38 pm

    […] mi pieza inaugural para esta serie, escribí sobre la importancia de la doctrina. Ahora que hemos sentado las bases de lo que es la doctrina y lo que hace la doctrina, vamos a […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s