Un Devocional Sobre la Selección de los 12 por Jesús

Posted on

ESJ-2018 0802-001

Un Devocional Sobre la Selección de los 12 por Jesús

Por Geoffrey Kirkland

En el relato de Marcos sobre la elección de los 12 (Marcos 3: 13-19), Jesús sube a la montaña y luego selecciona a los hombres que Él mismo quiso servir con él. A partir del texto, aquí hay cuatro puntos de aplicación para considerar devocionalmente.

1) HOMBRES COMUNES

Los hombres que fueron designados para ser apóstoles eran hombres comunes. Los trasfondos variados comprenden a hombres a quienes Cristo usó en Su servicio. Un recaudador de impuestos, un fanático, algunos pescadores, otros galileos fueron aquellos ordinarios a quienes Cristo usó en Su ministerio. Nuestro Señor no fue a Jerusalén para encontrar el elitista, los eruditos, los rabinos y los sanedristas. Qué aliento que Cristo empleó hombres ordinarios, con talentos ordinarios, con habilidades ordinarias, con problemas comunes con los que todos podemos relacionarnos. Lo que hizo extraordinarios a estos hombres comunes no fue sus dones ni sus capacidades. Más bien, fue el llamado de Dios sobre su vida y el poder que les sobrevino para hacer la obra asombrosa que Dios había predeterminado para ellos. Los hombres comunes, como usted y yo, podemos hacer grandes obras para Cristo mientras lo servimos con humilde obediencia, reverencia gozosa y persistencia diligente.

2) HOMBRES SELECTOS

El registro del Evangelio de Marcos nos dice que Jesús subió a la montaña y convocó a los que él mismo quería, y acudieron a él. También sabemos por el relato de Lucas que Jesús pasó toda la noche en oración antes de tomar esta decisión. Pensó cuidadosamente sobre a quién seleccionaría para ser injertado en su poderoso servicio. ¡Qué glorioso Salvador que inició la selección de ciertos hombres para ser sus embajadores en el ministerio! Ellos no buscaron a Cristo. Tampoco llamaron su atención debido a sus logros académicos o puntos de vista políticos o esfuerzos radicales de asumir riesgos. Más bien, oró y vino a estos e inició el contacto y los empleó en su servicio de proclamación del evangelio. Todos aquellos a quienes Cristo seleccionó fueron aquellos a los que “él mismo quiso”. Qué alegría pensar que él selecciona a los hombres en el servicio que Él mismo quiere que sean empleados en su obra del evangelio.

3) HOMBRES CAPACITADOS

Estos discípulos tenían una característica gloriosa: estaban con Cristo. Pasaron tiempo con Cristo. Ellos vieron a Cristo. Ellos lo observaron. Ellos vivieron la vida con Cristo. Él los capacitó para predicar y les dio autoridad para expulsar demonios. Su ministerio fue sobrenatural. Es decir, el su ministerio era uno que no podían lograr con su propia fuerza y con su propia inteligencia. Pero Cristo los capacitó para hacer la tarea que les dio. Lo que ellos no podían hacer por sí mismos, ahora estaban capacitados para hacerlo por la gracia soberana y el poder inefable de Dios que les permitió hacer el trabajo espiritual de este importante ministerio.

4) HOMBRES MINISTROS


Un ministerio triple resume el ministerio de estos hombres. Primero, deben estar CON CRISTO. Segundo, ellos deben PREDICAR. Y tercero, deben ECHAR FUERA DEMONIOS. Tenga en cuenta que el primer elemento de la obra evangélica incluye el deber no negociable de cada ministro de estar con Cristo. Sin una comunión cercana con Cristo, el ministerio será frío, desalmado, sin vida y sin poder. El ministro debe estar con Cristo, teniendo compañerismo y comunión con Él, cerca de Él y poder decir con el salmista: “Estar cerca de Dios es mi bien” Segundo, Cristo los envió a predicar. Sí, deben priorizar la proclamación verbal de estas buenas nuevas de salvación que se encuentran en la Persona y la obra de Jesucristo, el Nazareno. La predicación encapsula la obra principal del ministro, la obra más exigente, la obra más demandante, la obra más sobrenatural y la obra más urgente. Que el Señor ayude a sus ministros a ser fieles en el estudio de la Palabra y la predicación de la Palabra fiel, precisa y convincente. En tercer lugar, debían ministrar a las necesidades de los hombres echando demonios y librándolos del poder de la oscuridad. Ellos tenían la habilidad de expulsar demonios porque Cristo mismo los dotó con esta autoridad. Tenga en cuenta que estaban con Cristo, entonces ellos estaban predicando el Evangelio a los corazones y las mentes de los hombres, y se preocupaban por los cuerpos de los hombres y el bienestar físico de echar fuera demonios y protegerlos del Maligno. Que los ministros de Dios sean fieles en el servicio de Cristo cuando nos comuniquemos con Cristo, predicamos su Palabra y ministremos a las necesidades de los hombres.

Un comentario sobre “Un Devocional Sobre la Selección de los 12 por Jesús

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    2 agosto 2018 en 9:30 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s