La Cruz Insensata

Posted on

ESJ-2018 0919-001

La Cruz Insensata

1 Corintios 1:18

Por John F. Macarthur

Los pecadores no regenerados están completamente perdidos .

Sin ayuda y sin iluminación, en su condición natural y sin el evangelio, el pecador nunca encontrará el camino a Dios. De hecho, él no lo buscará para empezar. “Pero el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente” (1 Corintios 2:14). Está espiritualmente muerto y ciego, sin esperanza de encontrar a Dios por su cuenta.

Pero incluso cuando a los pecadores se les presenta el evangelio de la cruz, lo rechazan. Primera de Corintios 1:18 dice: “Porque la palabra de la cruz es necedad para los que se pierden.” Incluso cuando a un pecador se le ha mostrado el único camino de salvación, lo ignorará y lo desechará. Por otro lado, 1 Corintios 1:18 continúa diciendo: “pero para nosotros los salvos[b] es poder de Dios.” La supuesta sabiduría del hombre —lo que la teología natural nos dice lo llevará a Dios— lo obliga a rechazar el mensaje de la cruz y el único poder que hay es el que puede salvarlo.

¿Qué piensa Dios de la sabiduría del hombre? Pablo continúa en 1 Corintios 1:19-20: “Porque está escrito: Destruire la sabiduria de los sabios, y el entendimiento de los inteligentes desechare. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde el polemista de este siglo? ¿No ha hecho Dios que la sabiduría de este mundo sea necedad?” En otras palabras, traiga a las mejores mentes, a los comunicadores más elocuentes, a los mejores debatientes; déme la élite, y le mostraré un grupo de necios. En Hechos 17, Pablo está en Atenas, y las Escrituras dicen: “su espíritu se enardecía dentro de él al contemplar la ciudad llena de ídolos.” (Hechos 17:16). En el Areópago, el lugar de reunión para todos los filósofos e intelectuales de la época, confrontaba audazmente su ridícula ignorancia y proclamaba el único mensaje por el cual podían ser salvados.

Varones atenienses, percibo que sois muy religiosos en todo sentido. Porque mientras pasaba y observaba los objetos de vuestra adoración, hallé también un altar con esta inscripción: AL DIOS DESCONOCIDO. Pues lo que vosotros adoráis sin conocer, eso os anuncio yo. El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres, ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que El da a todos vida y aliento y todas las cosas; y de uno hizo todas las naciones del mundo para que habitaran sobre toda la faz de la tierra, habiendo determinado sus tiempos señalados y los límites de su habitación, para que buscaran a Dios, si de alguna manera, palpando, le hallen, aunque no está lejos de ninguno de nosotros; porque en El vivimos, nos movemos y existimos, así como algunos de vuestros mismos poetas han dicho: “Porque también nosotros somos linaje suyo.” Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la naturaleza divina sea semejante a oro, plata o piedra, esculpidos por el arte y el pensamiento humano. Por tanto, habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia, Dios declara ahora a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan, porque El ha establecido un día en el cual juzgará al mundo en justicia, por medio de un Hombre a quien ha designado, habiendo presentado pruebas a todos los hombres al resucitarle de entre los muertos..(Hechos 17: 22-31)

Estas eran quizás las mejores mentes del mundo en ese momento, y lo mejor que podían hacer era poner una pancarta para servir como una red de seguridad para las deidades que habían pasado por alto. Quizás sea lo mejor que puede esperar de la teología natural: la sensación culpable de haber pasado por alto al verdadero Dios del universo.

Volviendo a 1 Corintios 1, y el pináculo del pasaje en el versículo 21: “Porque ya que en la sabiduría de Dios el mundo no conoció a Dios por medio de su propia sabiduría, agradó a Dios, mediante la necedad de la predicación, salvar a los que creen.” Esa es efectivamente la Gran Comisión en diferentes palabras. La única esperanza de salvación es a través de la predicación de la cruz. Pablo reconoce que ese mensaje es una piedra de tropiezo para los judíos y una pura estupidez para los gentiles (1 Corintios 1:23), y tiene razón. Desde una perspectiva humana, creer que la muerte horrible y humillante de un carpintero judío hace más de dos mil años tiene algún impacto en la vida moderna -y mucho menos ofrece algún tipo de expiación sustitutiva por nuestros pecados- suena a locura. Pero como Pedro exclamó valientemente a los sacerdotes y líderes de Israel: “Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser[a] salvos”(Hechos 4:12).

¿Por qué esa salvación se encuentra solo en Cristo? Pablo nos da la respuesta en 1 Corintios 1: 29-31,

para que nadie se jacte delante de Dios. Mas por obra suya estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual se hizo para nosotros sabiduría de Dios, y justificación, y santificación, y redención, para que, tal como está escrito: El que se gloria, que se gloríe en el Señor.

En última instancia, el evangelio no es para los orgullosos, los arrogantes o los que creen que pueden llegar a Dios por sí mismos. Dios escogió intencionalmente un mensaje necio para humillarnos y para garantizar que nadie se jactara de su propia inteligencia. Él eligió la cruz para sofocar cualquier inclinación en nosotros de pensar que llegamos a Él por nuestra cuenta. Toda la gloria va a Dios.

(Adaptado de Good News )


Disponible en línea en: https://www.gty.org/library/blog/B180919

COPYRIGHT © 2018 Grace to You

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s