El Reaprendizaje De La Disciplina Del Dominio Propio En Una Sociedad De Gratificación Instantánea, 2ª. Parte

Posted on Actualizado enn

ESJ-2018 1019-004

El Reaprendizaje De La Disciplina Del Dominio Propio En Una Sociedad De Gratificación Instantánea, 2ª. Parte

POR ACE DAVIS

En la Parte 1 de esta serie, vimos lo que es el dominio propio. Ahora, me gustaría señalar tres áreas en nuestras vidas donde debemos practicar el dominio propio.

DEBEMOS PRACTICAR EL DOMINIO PROPIO EN NUESTRO PENSAMIENTO

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad.. – Filipenses 4: 8

La mente es nuestro panel de control. Tenemos buenos pensamientos y malos pensamientos. Los creyentes incluso permitirán que sus mentes vayan a lugares donde sus acciones nunca irían. Piensan que, como nadie puede verlos, está bien pensar pensamientos pecaminosos. Sin embargo, debemos recordar que Dios ve y conoce cada pensamiento que has tenido. Él conoce nuestros pensamientos pecaminosos y las batallas que enfrentamos en nuestra mente.

Romanos 12:2 dice: “Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto”. Dios nos dice que continuamente debemos ser renovados en nuestras mentes. Esta renovación de nuestra mente sucede cuando fijamos nuestras mentes en Dios y su Palabra. Debemos temerle y mantener nuestras mentes fijas en cosas que son buenas y agradables a Él.

Si creciste en la iglesia, probablemente cantaste las letras, “ten cuidado, ojos pequeños, lo que ves. . . Ten cuidado oídos pequeños lo que oyes. . . hay un Padre arriba y Él mira hacia abajo con amor”. Esta canción le brinda una forma práctica de practicar el dominio propio de sus pensamientos. Debemos proteger nuestros ojos en lo que miramos y nuestros oídos en lo que escuchamos. Las cosas en las que meditas serán cosas en las que piensas regularmente.

DEBEMOS PRACTICAR EL DOMINIO PROPIO EN NUESTRAS EMOCIONES.

Mejor es el lento para la ira que el poderoso, y el que domina su espíritu que el que toma una ciudad. – Proverbios 16:32

En la cultura de Israel, un soldado era muy respetado, pero Dios señala que quien controla sus emociones merece más respeto y honor que un soldado que conquista una ciudad. Dios quiere que mantengamos el dominio propio de nuestras emociones. Cuando los ánimos explotan y la ira está fuera de control, Dios no es honrado y caemos en pecado.

Las emociones que están fuera de control no solo nos afectan, sino que afectan a otras personas que nos rodean. Los arrebatos de ira hieren a otros y las relaciones que tenemos con ellos. Más importante aún, hiere nuestra relación con Dios. Santiago 1:19 nos dice que debemos ser lentos para enojarnos. Cuando nos enojamos y atacamos a los demás, nuestra lengua se pone a trabajar, ataca a las personas y comienza un gran incendio. Necesitamos controlar nuestras emociones con la fuerza de Cristo. Una persona que controla sus emociones es mejor que un guerrero poderoso que conquista una ciudad. Debemos, a través del poder y la ayuda de Dios, controlar nuestras emociones para que podamos glorificarlo.

DEBEMOS PRACTICAR EL DOMINIO PROPIO SOBRE NUESTRO CUERPO

Y todo el que compite en los juegos se abstiene de todo. Ellos lo hacen para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. Por tanto, yo de esta manera corro, no como sin tener meta; de esta manera peleo, no como dando golpes al aire, sino que golpeo mi cuerpo y lo hago mi esclavo, no sea que habiendo predicado a otros, yo mismo sea descalificado. – 1 Corintios 9:25-27.

Los atletas en los Juegos Olímpicos deben practicar el dominio propio sobre sus cuerpos. Si pierden el control y dejan de entrenar, no calificarán para su evento y no podrán competir. Pablo habla de tener control propio sobre su cuerpo para que no sea descalificado como predicador. Haría lo que fuera necesario para que cuando predicara, no trajera reproche sobre el evangelio de Jesús. Por supuesto, Pablo tenía sus libertades, pero las mantuvo bajo control. Como cristianos, tenemos libertades, pero no es sabio ceder a las cosas que traen reproche al evangelio.

Hay tres áreas principales en las que debemos practicar el dominio propio en relación con nuestros cuerpos. La primera zona es con la comida. Necesitamos practicar el dominio propio de los alimentos y cuidar nuestros cuerpos. Necesitamos asegurarnos de no caer en el pecado de la gula. La segunda área es con la pereza y la falta de ganas de trabajar. Dios nos creó para trabajar. Necesitamos asegurarnos de que trabajemos duro y le demos gloria a través de nuestro trabajo. (1 Corintios 10:31) La tercera área es la moral sexual. Los cristianos necesitan honrar a Dios y no traer reproches al evangelio a través del pecado sexual.

Nuestros pensamientos, emociones y cuerpo necesitan estar bajo control. Los atletas pasan por ejercicios rigurosos y dominio propio sobre sus cuerpos para obtener una medalla de oro o un trofeo, un premio perecedero. Pero como cristianos, se nos promete una corona imperecedera que nunca se desvanecerá. (1 Corintios 9:25) Necesitamos disciplinar nuestros cuerpos y tener dominio propio mientras luchamos y esperamos esa corona imperecedera. También debemos practicar el dominio propio para que podamos estar listos para ser usados ​​por Dios para su gloria.

Fuente


Ace Davis es el pastor del Ministerio de Niños en Grace Community Church. Obtuvo una Maestría en Divinidad del Master’s Seminary en 2017

Un comentario sobre “El Reaprendizaje De La Disciplina Del Dominio Propio En Una Sociedad De Gratificación Instantánea, 2ª. Parte

    […] la Parte 1 , vimos lo que es el dominio propio. En la Parte 2 , vimos tres áreas en nuestras vidas donde podemos practicar el dominio propio. Ahora, me […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s