El Reaprendizaje De La Disciplina Del Dominio Propio En Una Sociedad De Gratificación Instantánea, 1ª. Parte

Posted on

ESJ-2018 1018-002

El Reaprendizaje De La Disciplina Del Dominio Propio En Una Sociedad De Gratificación Instantánea, 1ª. Parte

POR ACE DAVIS

En Josué 6, Dios le habló a Josué y le dijo cómo tomar la ciudad de Jericó para que los israelitas derribaran sus muros.

Entonces el pueblo gritó y los sacerdotes tocaron las trompetas; y sucedió que cuando el pueblo oyó el sonido de la trompeta, el pueblo gritó a gran voz y la muralla se vino abajo[a], y el pueblo subió a la ciudad, cada hombre derecho hacia adelante[b], y tomaron la ciudad- Josué 6:20

Sin muros, los israelitas pudieron marchar y capturar la ciudad. En tiempos bíblicos los muros de una ciudad eran su principal defensa. Si una ciudad estaba sin muros, era fácil para un enemigo entrar y capturarla. Sería una tontería tener una ciudad sin muros, ya que sería una invitación abierta para que el enemigo viniera y la tomara.

Proverbios 25:28 dice: “Como ciudad invadida y sin murallas es el hombre que no domina su espíritu.” Dios nos está diciendo que somos como la ciudad de Jericó, abiertos a los ataques del enemigo y esperando la destrucción. Cuando no practicamos el dominio propio. Como creyentes, enfrentamos la tentación a diario. El dominio propio es el muro de defensa contra los deseos pecaminosos que libran una guerra contra nuestra alma. Debemos ser como una ciudad con muros fuertes mientras practicamos el dominio propio.

En este artículo, quiero dar una visión general de qué es el dominio propio y qué debemos hacer con él en nuestras vidas. En la Parte 2, daré tres áreas en nuestras vidas donde debemos practicar el dominio propio y, finalmente, en la Parte 3, daré cuatro paredes para ayudarlo a cultivar el dominio propio en su vida.

¿QUÉ ES EL DOMINIO PROPIO?

El Diccionario de Oxford define el dominio propio como “La capacidad de controlarse a uno mismo, en particular, las emociones y deseos de uno o la expresión de ellos en su comportamiento, especialmente en situaciones difíciles.” Para los creyentes, es el poder de restringir el pecado en nuestras vidas. Es decir “no” al pecado y la tentación del pecado cuando nuestra carne quiere disfrutar. Esto, sin embargo, no es algo que podamos hacer por nosotros mismos. Como creyentes, debemos confiar en el Espíritu Santo. El dominio propio no es producto de nuestro propio esfuerzo humano, sino un don de Dios que podemos ejercer al entregar nuestras vidas a Cristo.

El dominio propio es un don

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. – 2 Timoteo 1: 7

Dios ha dado el dominio propio a los creyentes como un don, junto con el poder y el amor. Es algo a lo que todos los creyentes tienen acceso, pero debemos aplicarlo en nuestras vidas. En este versículo, el dominio propio tiene el sentido de utilizar la sabiduría en cada situación y aprovecharla al máximo. Debemos caminar de acuerdo con el Espíritu y entregarle nuestras vidas a Él para poder tomar este don y usarlo en nuestras vidas.

El dominio propio es fruto del Espíritu.

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley. – Gálatas 5:22-23

En el momento de la salvación, se nos da el Espíritu Santo. Él mora en cada creyente y estamos llamados a caminar en el Espíritu y no llevar a cabo los deseos de la carne. (Gál. 5:16) Tenemos el Espíritu Santo dentro de nosotros y cuando caminamos de acuerdo con el Espíritu, produciremos el fruto del Espíritu en nuestras vidas. Una porción de esa fruto es dominio propio.

El Dominio Propio Debe Ser Enseñado.

Los ancianos deben ser sobrios, dignos, prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la perseverancia. Asimismo, las ancianas deben ser reverentes en su conducta: no calumniadoras ni esclavas de mucho vino, que enseñen lo bueno, que enseñen a las jóvenes a que amen a sus maridos, a que amen a sus hijos, a ser prudentes, puras, hacendosas en el hogar, amables, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada. Asimismo, exhorta a los jóvenes a que sean prudentes. – Tito 2:2-6

Pablo le escribió a Tito y le dijo que aclarara las cosas en Creta. Para ayudarnos a ver a qué se enfrentaba Tito, es útil saber cómo eran los cretenses. El versículo 12 nos dice: “Los cretenses son siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos.” Los cretenses eran mentirosos, lo que significa que no defendían la verdad. Eran también bestias malvadas. Esto tiene la idea de un animal indómito, fuera de control, que vive para satisfacer sus pasiones, concupiscencias y deseos malvados. Finalmente, eran glotones perezosos. Eran autoindulgentes y sin disciplina. Como eran perezosos, satisfacían sus apetitos a expensas de otras personas.

Con ese contexto en mente, Pablo le dice a Tito que los hombres ancianos y las mujeres ancianas que necesitan tener dominio propio y enseñar a las generaciones más jóvenes a tener dominio propio. Es interesante que el único mandamiento para los jóvenes sea tener dominio propio. Pablo sabía que el dominio propio en la vida de un joven tendría beneficios de gran alcance en otras áreas de su vida. Es el deber de los hombres ancianos en la iglesia enseñar a los jóvenes a tener dominio propio y ser un buen ejemplo para ellos.

El dominio debe ser buscado.

Por esta razón también, obrando con toda diligencia, añadid a vuestra fe, virtud, y a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio, al dominio propio, perseverancia, y a la perseverancia, piedad. – 2 Pedro 1:5-6

La santificación en la vida del creyente es sinérgica. Es un don de Dios, pero también requiere una cooperación activa a medida que nos esforzamos por crecer en la piedad. Esto no es “Déjate ir y déjaselo a Dios.” Este es un esfuerzo por parte del creyente para buscar activamente las virtudes de las que Pedro está hablando y crecer en la piedad. El Espíritu nos ha dado todos los recursos para la piedad en nuestras vidas, pero también tenemos la responsabilidad de buscarlos. Una de esas virtudes es el dominio propio.

El dominio propio es un mandamiento.

Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar. – 1 Pedro 5: 8.

La palabra “espíritu sobrio” es un imperativo que significa “tener dominio de sí mismo.” Es una palabra que se usa como antónimo de embriaguez, pero Pedro la usa para referirse a la sobriedad espiritual. Es tener una mente clara. Es tener un estado mental autocontrolado que esté libre de pasiones impulsoras. Dios ordena el dominio propio porque es una defensa contra los ataques de Satanás. Él está listo para devorar, pero debemos practicar el dominio propio y no rendirnos a las deseos pecaminosos y la gratificación instantánea que nunca satisface verdaderamente.

En conclusión, así como las paredes de una ciudad son su mayor defensa, el dominio propio es una de las mayores defensas para los creyentes. Satanás está atacando diariamente y quiere que bajemos la guardia. No te rindas. Debemos caminar en el Espíritu y darle un control completo de nuestras vidas a medida que continuamos buscando el dominio propio. La próxima vez veremos tres áreas de nuestras vidas donde necesitamos practicar el dominio propio.

Fuente


Ace Davis es pastor del Ministerio de Niños en Grace Community Church. Obtuvo una Maestría en Divinidad de Master’s Seminary en 2017.

2 comentarios sobre “El Reaprendizaje De La Disciplina Del Dominio Propio En Una Sociedad De Gratificación Instantánea, 1ª. Parte

    […] la Parte 1 de esta serie, vimos lo que es el dominio propio. Ahora, me gustaría señalar tres áreas en […]

    […] la Parte 1 , vimos lo que es el dominio propio. En la Parte 2 , vimos tres áreas en nuestras vidas donde […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s