Soportando Las Tormentas De La Vida

Posted on

ESJ-2018 1030-007

Soportando Las Tormentas De La Vida

Por Michael Mahoney

Algunos de nosotros estamos enfrentando circunstancias difíciles que nadie conoce. Muchos tienen problemas de salud o problemas en el trabajo, con las relaciones o en la escuela. Se ha dicho: “Vemos a través de una lágrima mucho más de lo que nunca podríamos ver a través de un telescopio.” Nuestro verdadero ser se revela en la forma en que manejamos las pruebas.

Cuando Miguel Ángel terminó su estatua de Moisés, golpeó el hombro de piedra y dijo: “¡habla!”. La gente le preguntó: “¿Cómo conseguiste que Moisés se viera tan real?” Miguel Ángel simplemente dijo: “Seguí eliminando todo lo que no era Moisés.” Esto es muy parecido al papel del Espíritu Santo en nuestras vidas, continuamente destruyendo todo lo que no es de Cristo a través de las pruebas.

El Salmo 46 fue escrito como un refugio para el pueblo de Dios en esta etapa de sufrimiento. Nos recuerda que Dios está en control, incluso cuando todo lo que nos rodea parece fuera de control. Nos enseña acerca de la fidelidad y la soberanía de Dios. Nada entra en nuestra vida que no haya pasado primero por su mano. Al mismo tiempo, este salmo es una promesa. Viene el tiempo cuando cesarán las guerras y la devastación, porque el Señor reinará sobre toda la tierra con justicia y poder.

Examinar este salmo muestra que Dios traerá la paz eterna al estar presente para calmar a su pueblo, consolar a su pueblo y controlar a las naciones.

DIOS ESTÁ PRESENTE PARA CALMAR A SU PUEBLO

Dios es nuestro refugio y fortaleza,

nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Por tanto, no temeremos aunque la tierra sufra cambios,

y aunque los montes se deslicen al fondo de los mares; (Salmo 46:1-2)

Una ayuda muy presente significa literalmente que Dios es localizable. Pero sabemos de Romanos 1:20 que el poder del pecado nos hace rechazar esa verdad. Los ateos y agnósticos existen debido al poder del pecado sobre la mente del hombre. El pecado nos corrompe tanto que ignoramos que toda la creación claramente demuestra la existencia de Dios. Por eso el Salmo 14:1 dice: “El necio ha dicho en su corazón: No hay Dios.’”

La palabra refugio puede ser usada para referirse a cualquier refugio que uno pueda usar como protección en una tormenta o en una guerra. Isaías 4:6 y 25:4 hablan de ese mismo tipo de refugio. Pero la palabra también se usa figurativamente con Dios como nuestro refugio. Significa que Él puede proveer protección de los problemas de la vida.

Dios no es sólo este refugio localizable, sino que también da fuerza. Él sostiene a los justos para que se enfrenten a cualquier cosa que se les presente. Dios es su fuente de fuerza cuando todo a su alrededor parece estar desmoronándose. Es como una torre fuerte contra el enemigo. Y la fuerza que da a su pueblo es como un monte poderoso, como se describe en el Salmo 30:7, “Oh Señor, con tu favor has hecho que mi monte permanezca fuerte….” Dios ayuda a la gente tan abundantemente que Él literalmente es de lo que se trata la ayuda. Dios, en su naturaleza, es ayuda. Él es nuestro sustentador que nos da la fuerza que necesitamos.

La palabra problemas tiene una sensación de confinamiento. Es un estrecho, un fuerte aprieto. Se refiere a aquellas situaciones difíciles, que ponen en peligro la vida, donde parece que no hay salida, ni siquiera espacio para moverse. ¡Pero alabe a Dios por el versículo 1! Es un refugio que nos proporciona una sensación de seguridad. Se le puede encontrar, y nos ayudará en el confinamiento en el que estamos, aunque no parezca que haya una salida.

No temeremos es una conclusión apropiada para la teología en el versículo 1. Si Dios es un refugio fuerte, si brinda ayuda en momentos de problemas, entonces realmente no hay nada que temer.

La Rebelión de Coré

Las imágenes de la tierra cambiando señalan hacia la rebelión de Coré en Números 16. Si recuerdan, Coré se reunió contra Moisés y Aarón. Pero Dios los castigó por su rebelión. Números 16:31-33 registra, “…la tierra debajo de ellos se partió, 32 y la tierra abrió su boca y se los tragó, a ellos y a sus casas y a todos los hombres de Coré con todos sus bienes. Ellos y todo lo que les pertenecía descendieron vivos al Seol; y la tierra los cubrió y perecieron de en medio de la asamblea.”

Pero Números 26:11 dice: “Pero los hijos de Coré no murieron.” Entonces, fueron los hijos de Coré quienes presenciaron todo lo que ocurrió y vivieron para contarlo. El salmo 46 fue en realidad escrito por los hijos de Coré. Y si alguien hubiera escrito sobre confiar en el Señor en medio de una tierra en movimiento, habrían sido ellos.

Se puede confiar en el Señor, y en Él tenemos un refugio indestructible en medio de cualquier convulsión.

DIOS ESTÁ PRESENTE PARA CONSOLAR A SU PUEBLO.

Hay un río cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios,

las moradas santas del Altísimo.

Dios está en medio de ella, no será sacudida;

Dios la ayudará al romper el alba.

Bramaron las naciones, se tambalearon los reinos (Salmo 46:4-5)

¿Por qué los corrientes alegrarían una ciudad? En el mundo antiguo, era esencial construir ciudades donde había una fuente de agua. La ciudad antigua de Jerusalén se encuentra en las colinas y no cerca de ningún río importante. Pero tiene una fuente de agua, los manantiales de Gihon, que se canalizaban hacia la ciudad. A pesar de que Jerusalén fue construida en un lugar que puede haber parecido insensato, Dios permitió que los manantiales de debajo de la tierra subieran y lo alimentaran. Dios era su sustento. La fuente de la seguridad de Jerusalén no estaba simplemente en el suministro de agua o en los muros o en las murallas, sino en la realidad de la presencia de Dios.

El alba se asocia con el amanecer. Un nuevo día después de la oscuridad de la noche, la oscuridad de nuestra tormenta. La imagen del amanecer se extrae de la creación cuando la oscuridad y el caos fueron reemplazados por la luz. Dios habló y dijo: “Sea la luz” (Gen 1:3) Esta se convirtió en una imagen apropiada para que la intervención de Dios en la historia ayude a su pueblo. Por lo tanto, puede parecer que está oscuro. Puede parecer que no hay salida. Pero Dios vendrá a ayudar, como cuando creó la luz.

El Salmo 46:3 presentaba la idea de la furia del mar, y ahora esa palabra se usa para las naciones que hicieron un alboroto. Antes era el mar el que estaba en su apogeo, ahora son las naciones las que están en su apogeo. Pero este versículo concluye que estos poderes son fácilmente destruidos por Dios. El uso figurativo de la fusión es vívido. Es una imagen de lo que antes era un elemento fuerte, ahora disuelto. Los poderes amenazadores de la tierra invaden y amenazan al pueblo de Dios, pero Dios habla la palabra y todos se derriten.

DIOS ESTÁ PRESENTE PARA CONTROLAR LAS NACIONES.

Venid, contemplad las obras del Señor,

que ha hecho asolamientos en la tierra;

que hace cesar las guerras hasta los confines de la tierra;

quiebra el arco, parte la lanza,

y quema los carros en el fuego.

Estad quietos, y sabed que yo soy Dios;

exaltado seré entre las naciones, exaltado seré en la tierra.

El Señor de los ejércitos está con nosotros;

nuestro baluarte es el Dios de Jacob. (Salmo 46:8-11)

En medio de algún conflicto inmediato, tal vez un asedio, el salmo llama a la gente a contemplar las obras del Señor. Esto se dirigió a los malvados que necesitaban darse cuenta de que su destino estaba sellado y a los justos que necesitaban construir su confianza. Quizás necesitamos que nos lo recuerden hoy. Las siguientes tres declaraciones describen las obras poderosas de Dios. Debido a que el futuro pertenece solo a Dios y solo a Dios, aquellos que tienen comunión con Él pueden descansar en la seguridad de la fe porque el Dios de Jacob es nuestra fortaleza.

CONFIANZA INCONDICIONAL EN DIOS

El Salmo 46 trata sobre la confianza incondicional en Dios, sin importar lo que suceda. Lo que sea que enfrentemos, cualquiera que sea la tormenta en nuestra vida, si Dios es nuestro Salvador y nuestra fortaleza, no seremos sacudidos. Es por eso que Martín Lutero escribió “Castillo fuerte es nuestro Dios; escudo siempre fiel.”

Nuestro Dios está siempre presente. Es un refugio, una fuerza, una ayuda, una fortaleza. Dado que Dios es la única fuente real de seguridad y protección en tiempos de gran desastre y peligro, el verdadero creyente no debe temer, porque la protección de Dios y la victoria final sobre el mundo son inevitables. ¿No nos alegramos de que esta vida física que tenemos no sea el final?

Joni Erickson Tada, una defensora internacional de las personas con discapacidad, que vive como tetrapléjica, dijo una vez: “Sin duda alguna, lo que más nos ayuda a aceptar y afrontar el sufrimiento es una visión adecuada de Dios. Aprender quién es y saber que tiene el control.” Algunos de nosotros nos enfrentamos a problemas de salud. Pero nuestro cuerpo es sólo una tienda de campaña. No va a durar mucho. Dios quiere usar nuestra tienda para manifestar su gloria y cómo elige hacer eso depende de Él. No luche contra el Señor. Deje de esforzarse y sepa que Él es Dios.

Mientras los creyentes más se enfoquen en el poder de Dios, la presencia de Dios y las promesas de Dios, más encontrarán consuelo y confianza para soportar las tormentas de la vida.

Fuente


Michael Mahoney actualmente se desempeña como pastor de administración en Grace Community Church. Él tiene un M.Div. de TMS y es profesor asociado para nuestros programas de español.

2 comentarios sobre “Soportando Las Tormentas De La Vida

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    31 octubre 2018 en 12:15 pm

    Reblogueó esto en Luz para las Naciones Internacional 🤗 ©® 2000-2018y comentado:
    Amados Con Siervos y amigos de Ministerios lamentablemente continuamos sin Internet en la cada hogar donde mi propio hermano me tiene encerrada desde hace 4 años y medio, ruego sus oraciones por fortaleza y dirección del Espíritu Santo para ésta servidora.

    Cecilia Eugenia Peraza Salazar
    Arquitecto Misionero y Pastora Asesora

    rodrigo andres sanz rojas escribió:
    31 octubre 2018 en 12:39 pm

    BENDICIONES A TODOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s