5 Mitos Sobre La Predicación

Posted on

ESJ-2018 1123-001

5 Mitos Sobre La Predicación

Por Joel R. Beeke

Cinco Falsas Dicotomías

¿Cuál es tu tipo de predicación, expositiva o relevante? Ese es un ejemplo de una falsa dicotomía, una falacia lógica. Las falsas dicotomías operan bajo el supuesto de que no hay alternativa, incluyendo ninguna forma de combinar las cualidades implicadas en los llamados opuestos.

Uno de los métodos de Satanás para engañar a los predicadores es la falsa dicotomía. Al establecer dos ideas válidas entre sí cuando realmente pertenecen juntas, el diablo puede usar el atractivo de una verdad para atacar a otra. Si nos tragamos el cebo, entonces el anzuelo y la línea del diablo nos alejan de la predicación fiel y perdemos ambos lados de la verdad. Aquí hay cinco mitos, falsas dicotomías, que pueden atrapar a los predicadores.

Mito # 1: Los Predicadores Deben Ser Conferencistas Exegéticos O Motivadores De La Iglesia.

El profesor exegético es la versión pastoral de un comentario bíblico. El predicador está decidido a evitar el subjetivismo; Su sermón será solamente la Palabra pura de Dios. En consecuencia, rara vez habla desde su corazón a los corazones de sus oyentes, y se van con la cabeza llena y las almas marchitas.

Ofendido por lo estéril de ese enfoque, el motivador de la iglesia busca no informar sino transformar convenciendo a la gente a adoptar ciertos cursos de acción o programas. Sin embargo, aunque puede entrelazar sus mensajes con citas bíblicas, suena más como un orador motivador o incluso como un animador que como un mensajero de Dios.

El predicador fiel toma lo mejor de ambos lados de esta dicotomía, porque se esfuerza -con la bendición del Espíritu- para que sus exposiciones de las Sagradas Escrituras se quemen como combustible para inflamar a la iglesia en santo afecto y acción.

Mito # 2: Los Predicadores Deben Ser Directores Espirituales O Instructores Doctrinales.

El director espiritual, una figura paterna, da consejos específicos a sus hijos en el Señor. Su boca está llena de consejos sabios e instrucciones prácticas, pero no se preocupa mucho por las doctrinas elevadas de la fe, como la Trinidad, la santidad de Dios o la obra expiatoria de Cristo.

El maestro doctrinal, que sabe cómo pueden ser los cristianos superficiales si no sabe lo que cree, explica a fondo el sistema de fe cristiana revelado en las Sagradas Escrituras. Sin embargo, él dice poco sobre la aplicación, dejando que el Espíritu Santo aplique los principios generales de la Palabra de Dios a la vida de cada individuo.

En realidad, debemos evitar ambos extremos, ya que “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia” (2 Timoteo 3:16). El predicador fiel debe tener sus ojos en Cristo como se revela en las doctrinas de la Biblia y sus pies en la tierra para aplicar esa doctrina a las necesidades y las vidas de sus oyentes.

Mito # 3: Los Predicadores Deben Ser Expositores De Versículo Por Versículo O Predicadores Del Texto.

Otra falsa dicotomía se establece cuando insistimos en que la única manera de exponer las Escrituras es predicando a través de un libro de la Biblia un versículo a la vez. Tristemente, el expositor versículo por versículo puede estar tan encadenado a su método que no se apartará de él para abordar una necesidad urgente en la vida de la congregación.

El predicador textual está libre de tales trabas, ya que puede elegir cualquier texto que crea mejor, siempre que su sermón sea una exposición de las Escrituras. Sin embargo, puede ser tan libre que no predica todo el consejo de Dios de una manera bíblicamente equilibrada, sino que insiste en sus textos y temas favoritos.

Ambos enfoques a los sermones han sido utilizados efectivamente por predicadores fieles en el pasado. Es sabio predicar a través de los libros de la Biblia y predicar textualmente a medida que surgen necesidades específicas de enseñanza, dirección ética y consuelo.

Mito # 4: Los Predicadores Deben Ser Narradores U Oradores Del Púlpito.

El narrador entiende que gran parte de la Biblia es narrativa y que las personas se conectan con las historias de una manera muy conmovedora. Su confianza en la narrativa bíblica y las ilustraciones extrabíblicas desvían su predicación de las declaraciones claras de la verdad doctrinal.

El orador del púlpito construye sus sermones con una introducción, 2–4 proposiciones o puntos argumentados lógicamente, y una conclusión. Predica mejor de Romanos, pero no está seguro de qué hacer con David y Goliat.

El hecho es que la Biblia nos llega en una variedad de géneros y estilos literarios, lo que recomienda flexibilidad en nuestros métodos de predicación. El narrador debe recordar que el contenido sustancial, la claridad lógica y la aplicación práctica son de vital importancia para la narración efectiva; y el orador del púlpito debe ser creativo e imaginativo en su presentación de la verdad doctrinal si quiere hacer más por sus oyentes que informar a sus mentes. Cuando predica narrativa, a menudo es mejor volver a contar la historia de una manera que atraiga a sus oyentes a la misma y les ayude a ver sus aplicaciones doctrinales y prácticas. Las ilustraciones más cortas son útiles incluso en sermones con un bosquejo más exegético y teológico. Sin embargo, toda predicación debe tener como objetivo comunicar doctrina vital y enfatizar aplicaciones específicas para el hogar.

Mito # 5: Los Predicadores Deben Ser Convincentes Penetrantes O Atractores Positivos.

El convincente penetrante presiona la conciencia, la culpa y el mal del pecado junto con el terror del juicio divino. Él entiende que los pecadores deben ver su gran necesidad antes de abrazar al Salvador. Sin embargo, puede insistir tanto en la convicción de pecado de que su congregación vive en cautiverio y temor, incluso después de la conversión.

El carácter positivo cree que glorifica a Dios para que su pueblo se regocije en el Señor siempre. Quiere que sus sermones estén siempre llenos de esperanza, hasta el punto de extender la esperanza a aquellos que están sin Cristo y no tienen esperanza. Él pasa su tiempo tratando de persuadir a esas personas de que son cristianos, cuando no lo son. Sus mensajes para sentirse bien pueden atraer a una multitud, pero no hacen discípulos de Jesucristo.

Sin embargo, ambos lados de esta dicotomía contienen algo de verdad, ya que la predicación fiel moverá a la gente al dolor por sus pecados, los guiará a una liberación gozosa a través de la fe en Cristo, y los guiará a mostrar agradecimiento a Dios al obedecer sus mandatos.

¿Cómo Es Tu Predicación?

Al mirar estas cinco dicotomías, ¿qué extremos encuentra más atractivos y cuáles más repulsivos? Tenga cuidado de no permitir que el diablo le lleve de un extremo a otro. No crea que estas son dicotomías absolutas.

En cambio, deje que la Palabra de Dios le dé forma a sus sermones para que la predicación sea a las Escrituras y relevante para sus oyentes; rico en doctrina y lleno de aplicación práctica; extraído de cada parte de la Escritura, y fiel a toda la Escritura; tan variado en método y estilo como las Escrituras, pero siempre se presentan con “lógica en llamas”, es decir, una comunicación clara y apasionada de la verdad de Dios.

De lo contrario, ha caído en uno de los mitos de las falsas dicotomías, y su predicación carecerá, de una forma u otra, de algún elemento vital o nutriente esencial para la salud de su rebaño.

Un comentario sobre “5 Mitos Sobre La Predicación

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    23 noviembre 2018 en 11:22 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s