El Apóstol Contra Los Filósofos

Posted on

ESJ-2019 0524-001

El Apóstol Contra Los Filósofos

Por John F. Macarthur

Hechos 17:18-21

La predicación fiel nunca pasa desapercibida. Independientemente de la demografía de la audiencia o de las sensibilidades culturales, la verdad invariable del evangelio siempre provoca una respuesta.

Cuando el apóstol Pablo comenzó a predicar en la Atenas pagana, no pasó desapercibido por mucho tiempo. ” También disputaban con él algunos de los filósofos epicúreos y estoicos.” Lejos de estar impresionado con su habilidad para hablar y su relevancia, algunos decían: “¿Qué quiere decir este palabrero?” (Hechos 17:18). La palabra traducida “palabrero” es la palabra griega spermologos, que significa literalmente “recogedor de semillas”. Se refería a los pájaros que recogían semillas de la cuneta. Era una burla a Pablo y a su mensaje. ¡Claramente, los intelectuales atenienses no fueron arrastrados por la erudición o la astucia de Pablo!

Sin embargo, Pablo había atraído la atención y despertado el interés de estos dos grupos de filósofos. Los epicúreos se remontan a cuatro siglos atrás, a su fundador, Epicuro. Creían que todo sucede por casualidad; no tenían un dios soberano en su sistema de creencias. Por lo tanto, creían que el resultado de todo era cuestionable. También creían que la muerte es el fin de la existencia humana. Así que enseñaron que el placer es el objetivo natural y el bien más elevado en la vida (aunque enfatizaron que el verdadero placer se encuentra sólo en la vida correcta, por lo que eran altamente morales). Una forma corrupta de epicureísmo se repite en los anuncios de cerveza que alguna vez fueron populares en la televisión: “Sólo das la vuelta una vez, así que toma todo el gusto que puedas obtener.” El existencialismo moderno a menudo no es más que una variedad disipada del epicureanismo.

El otro grupo que se fijó en Pablo fueron los estoicos. Su filosofía era en muchos sentidos antitética a la de los epicúreos. Eran fatalistas panteístas -creían que todo es dios, y todo sucede porque dios lo quiere. A diferencia de los epicúreos, eran muy humanitarios. Debido a su panteísmo extremo, trataban a todos como a dioses. Su filosofía era por lo tanto muy altruista, caritativa y magnánima. Usamos la palabra estoico, por supuesto, para referirnos a alguien que es capaz de soportar el sufrimiento sin emociones. Eso es porque el fatalismo de los estoicos les hizo resignarse a la idea de que todo lo que sucedía era la voluntad de Dios.

Estos filósofos paganos -los epicúreos y los estoicos- se burlaban abiertamente de Pablo, llamándolo un recolector de semillas. Pero otros estaban intrigados por su mensaje: “Parece ser un predicador de divinidades extrañas —porque les predicaba a Jesús y la resurrección” (Hechos 17:18). Es ciertamente curioso que hayan usado el plural “divinidades”, pero parece que habían malinterpretado la palabra “resurrección”, anastasis. Estaban tan acostumbrados a personificar todo como una deidad, que tal vez pensaban que estaba hablando de una diosa llamada Anastasia. Tenían dioses de piedad, misericordia y modestia, por ejemplo: ¿por qué no una diosa de la resurrección? Tal vez pensaron erróneamente que eso era lo que Pablo estaba diciendo.

Cualquiera que fuera su suposición, la predicación confrontacional de Pablo les había pinchado los oídos y se vieron obligados a escuchar más.

El pueblo idólatra de Atenas había sido golpeado por la predicación de Pablo de “Jesús y la resurrección” (Hechos 17:18).

Lo tomaron y lo llevaron al Areópago, diciendo: ¿Podemos saber qué es esta nueva enseñanza que proclamas? Porque te oímos decir cosas extrañas; por tanto, queremos saber qué significan. (Hechos 18:19-20)

No era en absoluto que estuvieran bajo convicción. Para ellos, Pablo era una rareza filosófica, alguien con algo novedoso que decir. Esto no era más que un pasatiempo para ellos: “(Pues todos los atenienses y los extranjeros de visita allí, no pasaban el tiempo en otra cosa sino en decir o en oír algo nuevo.)” (Hechos 17:21). Algo de Pablo les llamó la atención, así que lo llevaron al Areópago.

El Areópago era la corte ateniense de los filósofos. Ese nombre en griego significa “colina de Ares”. El nombre romano de Ares era Marte, por lo que el nombre latinizado del lugar donde se reunió esta corte es Colina de Marte. Así, cuando la Escritura dice que Pablo “estaba en medio del Areópago” (Hechos 17:22), se refiere principalmente a la corte de los filósofos, no a la colina. Pero esta reunión probablemente tuvo lugar en la colina o en las cercanías. La corte de Areópago incluía al menos treinta hombres que eran los jueces supremos de Atenas. Dictaminaron en casos penales y civiles, al igual que en un tribunal de apelaciones. Pero más que eso, eran los guardianes de la filosofía ateniense. Escucharon nuevas enseñanzas para determinar si debían ser proscritas como blasfemias. Evidentemente, los filósofos querían que los jueces escucharan las enseñanzas de Pablo y trataran de decidir si las “extrañas deidades” que él proclamaba podían añadirse a todas las que ya estaban en el panteón.

¡Qué oportunidad! Estos hombres en realidad llevaron a Pablo ante el tribunal más alto de la ciudad y le pidieron que explicara de qué estaba predicando. Esta era la clase de situación por la que Pablo vivía, y la aprovechó al máximo. Su mensaje ante el Areópago es una visión fascinante de la filosofía de predicación de Pablo. Varias características notables lo convierten en un modelo único de predicación evangélica. Y consideraremos algunas de esas características clave de la predicación paulina en los próximos días.

(Adaptado de Ashamed of the Gospel)


Disponible en línea en: https://www.gty.org/library/blog/B190522
COPYRIGHT ©2019 Grace to You

Un comentario sobre “El Apóstol Contra Los Filósofos

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    24 mayo 2019 en 11:55 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s