Menú Para Niños: Los Niños Y La Comunión

Posted on

ESJ-2020 0203-001

Menú Para Niños: Los Niños Y La Comunión

Por Clint Archer

Hay una razón por la que muchos restaurantes tienen un menú para niños que difiere del menú regular. Los niños tienden a tener diferentes gustos y requieren diferentes tamaños de porción de los de sus padres. Los padres deben juzgar qué necesitan sus hijos para estar sanos y cuánto pueden consumir. Esto puede servir como una metáfora adecuada para las diferencias entre la comprensión inmadura y madura de la Mesa del Señor.

Los niños (dependiendo de su edad y de su educación sobre estos temas) pueden tener una mayor o menor comprensión de lo que están haciendo. Los padres necesitan discernir la idoneidad espiritual del niño considerando qué teología entienden y cuánta responsabilidad pueden sobrellevar. Por supuesto, la parte más importante de esta consideración es si sus hijos son creyentes.

Aquí hay seis pautas a considerar antes de permitir que sus hijos participen en la comunión…

1. Los niños son raros (perdón… únicos).

El primer principio a reconocer es que los niños vienen en dimensiones no uniformes, espiritualmente hablando. Emocional, social, intelectual y espiritualmente, los niños vienen en todas las formas y tamaños. (En realidad, todos vienen al mundo de la misma manera, sin creer, y luego crecen a diferentes ritmos en su propia y única composición de madurez).

No creo que podamos imponer una regla de talla única para todos los niños, como el requisito de altura en una montaña rusa.

Un niño de 11 años puede ser propenso a la presión de grupo o tener la conciencia cauterizada, mientras que su hermana de 9 años muestra evidencia de conversión, una conciencia sensible y una comprensión conceptual del simbolismo.

Los padres deben resistir la tentación de pensar: “Mi hijo es especial y tiene una sabiduría que va más allá de sus años”. Tal vez le convenga obtener una evaluación objetiva de un líder de la iglesia que conozca a su familia.

2. Los niños que son jóvenes tienen tendencia a querer complacer a sus padres (¡disfrútalo mientras dure!)

Una chica ve a su madre horneando y lo siguiente que hace es servir té imaginario a sus osos de peluche. Luego ve a su madre comulgar, y otra vez quiere ser como mamá. Los niños ven lo feliz que estás de que muestren interés espiritual y aumentan su entusiasmo en consecuencia.

Esto no está mal. Sus hijos deberían querer seguir su ejemplo en asuntos espirituales. Pero tienes que decirles que hay algunos aspectos de la vida que son para los adultos. ¿Es esto un doble estándar? No. Dejan que sus hijos jueguen a “la Boda ” pero nunca a la “Luna de miel”, ¿verdad?

Es bueno imitar algo de lo que hacen mamá y papá en la iglesia, como cantar, dar, servir y prestar atención. Pero algo de acceso se concede sólo para aquellos que están listos.

3. Los niños quieren seguir el ritmo de los niños de los Joneses.

La presión de los compañeros es un problema real y puede jugar un papel perjudicial en el asunto. (Desde mi experiencia, esto no se disipa después de la infancia. Asegúrate de que tú, sí eres adulto, no tomes la comunión esta semana sólo porque todos los demás lo hagan.)

Entonces hay algunos factores a considerar sobre la naturaleza de la comunión en sí misma…

4. La comunión está estrechamente relacionada con la disciplina de la iglesia.

¿Está su hijo listo para enfrentar la disciplina de la iglesia por su pecado no arrepentido? Si no, enséñeles a dejar pasar los elementos. ¿Por qué? Porque el auto-examen de la comunión es sólo una parte de la elegibilidad de la comunión. Estar en buena posición con la iglesia es la otra parte.

5. La comunión es para los creyentes.

Si no está convencido de la conversión de su hijo, entonces la comunión no es para ellos. La esperanza optimista de que el niño se salve es bastante común y comprensible, pero puede generar indulgencia para que comulguen. Pero no querrías que los adultos de la iglesia comulgaran si no estuvieras convencido de su salvación, ya que eso sería tomar el cuerpo de Cristo de una manera indigna (1 Cor 11:27). De esto se trata la disciplina de la iglesia. Por cierto, también es la razón por la que algunas iglesias practican la comunión cerrada, es decir, sólo para los miembros.

La misma preocupación que tienen por los adultos que no toman la comunión de manera indigna debe aplicarse a sus propios hijos.

6. La comunión y el bautismo siguen un orden lógico.

Si está convencido de la conversión de su hijo, ¿lo ha guiado a través de la decisión de ser bautizado?

Complázcame en un silogismo por un momento. Si la comunión es para los creyentes, y el bautismo es el primer paso de obediencia para los creyentes, entonces se deduce que el último debe preceder al primero.

He oído decir que la comunión antes del bautismo es como la intimidad física antes del matrimonio. Por mucho que me guste eso como una guía, todavía lo tomo como una hipérbole. La santidad del sexo dentro del matrimonio está explícitamente establecida en las Escrituras, pero la elegibilidad para la comunión es una norma más implícita, y puede conceder excepciones. Por ejemplo, un caso real que conozco fue cuando una persona se salvó en una prisión china, donde la comunión era posible pero el bautismo no lo era, y necesitaba ser retrasado. Creo que la propia Escritura deja espacio para una contingencia como la comunión antes del bautismo no es un pecado, sólo una inversión de la lógica.

Pero en general, si una persona no está lista para ser bautizada y no está lista para la disciplina de la iglesia, entonces no está lista para la Cena del Señor.

Me interesaría escuchar cómo su iglesia maneja este delicado tema. Por favor, deje sus comentarios abajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s