Respuestas a los Fundamentos en Ruinas

Posted on

ESJ-blog 20210107_01

Respuestas a los Fundamentos en Ruinas

“Reflexionando Sobre la Música de Dios”

Por Scott Aniol

Cuando los fundamentos de la sociedad parecen desmoronarse a nuestro alrededor, ¿qué deben hacer los justos? El Salmo 11 responde a esa pregunta.

Pero antes de que veamos cómo el salmo responde a esa pregunta correctamente, noten la respuesta incorrecta a la pregunta. ¿Notaron las comillas después de "qué puede hacer el justo"? David está citando a alguien más aquí. ¿Dónde comienza la cita? Mira el final del versículo 1. David está hablando, y dice, “¿cómo decís a mi alma:…?” y ahora comienza la cita. Y aquí está la primera respuesta que se da a la pregunta, “¿Qué puede hacer el justo?”: ¿Qué puede usted hacer? “Huye cual ave al monte?". Este es el consejo que se le da a David. Los cimientos se están desmoronando, los malvados están disparando en la oscuridad a los rectos de corazón, ¡así que huye! ¡Escapad! ¡Huye! Sólo júntense y canten canciones felices y pretendan que nada de esto está sucediendo.

Pero esa es la respuesta equivocada. Y eso es lo que vemos en los Salmos, estas canciones no ignoran la realidad de los fundamentos desmoronados y la gente malvada, estas canciones reconocen esa realidad pero luego nos llevan a responder de manera adecuada en medio de esa realidad.

Entonces, ¿cuál es la respuesta adecuada?

Refugiarse en el Señor

Bueno, David presenta tres respuestas adecuadas en este salmo, y la primera está en la primera frase del salmo: “En el Señor me refugio”

Cuando Dios parece estar lejos, y los cimientos de la justicia se desmoronan, y los fieles se han desvanecido, y no hay ningún justo, ni siquiera uno, la respuesta correcta es esta: En el Señor me refugio.

El Señor está en su santo templo

Y luego David da una segunda respuesta en el versículo 4:

El Señor está en su santo templo, el trono del Señor está en los cielos; sus ojos contemplan, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.

Cuando miras a tu alrededor y los fundamentos de la sociedad parecen estar desmoronándose, y sabes que esto va a llevar al caos en la sociedad, la respuesta correcta es esta: "El Señor está en su santo templo". Los tronos de los hombres pueden estar desmoronándose, pero Dios sigue en su trono.

El Señor ha determinado el destino de los malvados y los justos.

Y luego mira la tercera respuesta de David, comenzando en el versículo 5:

El Señor prueba al justo y al impío, y su alma aborrece al que ama la violencia. Sobre los impíos hará llover carbones encendidos; fuego, azufre y viento abrasador será la porción de su copa. Pues el Señor es justo; Él ama la justicia; los rectos contemplarán su rostro.

Cuando miras a tu alrededor, y parece que los malvados están prosperando, ya miramos hace un par de semanas en el Salmo 10:5 donde dice: “Sus caminos [los caminos de los malvados] prosperan en todo tiempo” El Salmo 12:8 dice que “la vileza es exaltada entre los hijos de los hombres.” El salmo 13 describe a los enemigos de Dios exaltándose sobre su pueblo. Cuando miras a tu alrededor y no hay nada más que corrupción a tu alrededor, la respuesta correcta es esta: El destino de los malvados es seguro: fuego, azufre y un viento abrasador serán la porción de su copa.

Y cuando miras a tu alrededor, y parece que los justos están siendo destruidos, el Salmo 10:10 dice: “Se agazapa, se encoge, y los desdichados caen en sus garras”. El Salmo 12 dice que los pobres son saqueados. El Salmo 13 expresa el hecho de que para los justos, parece que Dios está ausente. Escuchen cómo lo describe el Salmo 14:4: “todos los que hacen iniquidad, que devoran a mi pueblo como si comieran pan.” ¿Alguna vez te has sentido así? La respuesta correcta es esta: El Señor es justo; ama las obras justas; los rectos verán su rostro. El destino de los justos es seguro.

Tres respuestas correctas del pueblo de Dios cuando los fundamentos de la justicia a su alrededor se desmoronan:

En el Señor me refugio.

El Señor está en su santo templo.

El Señor ha determinado el destino de los malvados y los justos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s