La Verdad Sobre el Individualismo Expresivo

Posted on

ESJ-blog 20210312_01

La Verdad Sobre el Individualismo Expresivo

Por Carl R. Trueman

El individualismo expresivo es un término utilizado por filósofos como Charles Taylor para hablar del modo en que pensamos en ser nosotros mismos en la actualidad. El individualismo expresivo se refiere, en particular, a la idea de que, para sentirme realizado, para ser una persona auténtica, para ser genuinamente yo, necesito ser capaz de expresar hacia fuera o de realizar públicamente lo que siento que soy en mi interior. Así que el individualismo expresivo, en cierto modo, da un vuelco a muchas de las nociones del yo que las generaciones anteriores pueden haber mantenido.

Crecí en Inglaterra y la idea de la reserva, de no expresar las emociones en público, era muy importante para el tipo de educación que tuve. Hoy en día, por supuesto, cuando miramos los ‘realities’ de televisión, por ejemplo, se nos presentan constantemente imágenes de personas que dejan ir todo, dejan salir todo, que se desahogan. Así que el individualismo expresivo es simplemente esta idea de que el individuo más auténtico, la persona más real, es la persona que expresa o realiza exteriormente lo que es interiormente.

Transgénero

Esto tiene implicaciones obvias para la revolución sexual. Tomemos, por ejemplo, el ejemplo más extremo de la revolución sexual: la noción de que alguien es transgénero. ¿Qué afirma el transgenerismo? Bueno, afirma que alguien con el cuerpo de un hombre que, sin embargo, siente en su interior que es una mujer, tiene el derecho y la necesidad de expresarlo externamente en su forma de vestir, en su forma de comportarse, incluso en los baños que quiere utilizar. Esa persona tiene derecho a expresar esa convicción interior en su comportamiento público exterior.

Esto se ve muy a menudo en los testimonios de las personas transgénero. Si miras la entrevista que Bruce Jenner, por ejemplo, hizo a Diane Sawyer cuando habló de ser finalmente él mismo, de haber vivido una mentira, ese es el lenguaje del individualismo expresivo. La idea es que la sociedad me ha obligado a comportarme de ciertas maneras que no se ajustan a mis sentimientos y convicciones internas.

En una sociedad en la que el individuo expresivo es cada vez más la norma y se presenta cada vez más como lo que todos deberíamos ser, la idea de que la propia sociedad nos obligue a desempeñar un papel con el que no nos sentimos cómodos por dentro nos convierte en inauténticos. Así que la revolución sexual, especialmente en su forma transgénero, es una manifestación específica y sexualizada de esta persona normativa más amplia.

La Correlación Cristiana

Hay un sentido en el que el individualismo expresivo se correlaciona con algunos aspectos del cristianismo porque, por supuesto, la Biblia tiene mucho que decir sobre los hipócritas. Tiene mucho que decir sobre aquellos que aparentan ser una cosa y, sin embargo, en realidad, son algo muy diferente. Se podría decir que Agustín, en su gran autobiografía psicológica, Confesiones, está dando expresión al individualismo expresivo cuando habla de sus sentimientos internos cuando se aleja de la iglesia y luego vuelve a ella.

Así que hay un sentido en el que esa correlación entre el interior y el exterior y la importancia de la vida interior es algo que se encuentra en el corazón del cristianismo. Una de las grandes diferencias entre lo que podríamos llamar individualismo expresivo cristiano y el individualismo expresivo secular es que el individualismo expresivo cristiano reconoce que puede haber un problema con lo que está dentro.

El individualismo expresivo de Agustín -sus Confesiones, su clamor a Dios- es siempre el resultado de su movimiento hacia el interior para moverse hacia el exterior, hacia Dios. No se mueve hacia el interior simplemente para resolver cómo tiene que expresarse ante sus amigos y su prójimo. Se mueve hacia adentro para llegar a Dios y tratar de llevar lo que está dentro a la conformidad de la voluntad externa de Dios.

Así que el individualismo expresivo, como muchas cosas, capta algo de la verdad. Los seres humanos tienen una vida interior, y esa vida interior es muy importante para lo que somos. Pero un cristiano diría que la persona transgénero que actúa de acuerdo con sus convicciones transgénero en el ámbito público se está engañando en cierto modo. Un cristiano sabe que en su interior es pecador y que, por tanto, necesita arrepentirse, volverse a Dios, ir hacia dentro para volverse hacia fuera, hacia Dios y hacia Cristo. Ahí es donde reside la verdadera autenticidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s