Por Qué Deberías Leer El Libro En Lugar De Ver La Película

Posted on

ESJ-blog 2020415_02

Por Qué Deberías Leer El Libro En Lugar De Ver La Película

Por Scott Aniol

El propósito de este ensayo no es argumentar que los medios visuales son inherentemente malos. Tampoco es su propósito sostener que los medios visuales carecen de cualquier valor. El propósito de este ensayo es demostrar que los medios impresos son simplemente mejores que los medios visuales, y que cuando se enfrenta a la elección de uno u otro con fines espirituales, educativos o recreativos, una persona consciente debe elegir los medios impresos sobre los medios visuales en la mayoría de los casos. Con cada uno de los siguientes puntos se borra la posibilidad de un contenido inmoral, se asume la calidad en cada forma y se evalúa cada medio por su propio valor inherente. Las expresiones de la ficción son el objetivo principal de este ensayo, aunque estos puntos podrían aplicarse también a otras formas. Una aplicación de estos puntos podría ser una comparación entre la lectura de Jane Eyre de Charlotte Brontë o el ver la versión cinematográfica. Otro ejemplo conmovedor podría ser la comparación entre la lectura de los relatos evangélicos de la muerte de Cristo y el ver La Pasión de Cristo de Mel Gibson.

1. Los medios impresos comunican a través de la lógica y el análisis; los medios visuales sólo comunican a través de las imágenes. La propia naturaleza de los medios visuales impide su capacidad de profundidad. Los medios visuales no pueden evaluar a fondo la condición humana como lo hacen los medios impresos. Los medios impresos pueden adentrarse literalmente en los corazones y las mentes de sus personajes, lo que permite al lector comprender y aprovechar el desarrollo de cada personaje y su relación con la moraleja general de la obra. Los medios visuales pueden explorar el desarrollo de los personajes hasta cierto punto, pero debido a las limitaciones de tiempo y a la naturaleza de lo visual, no pueden alcanzar el potencial de los medios impresos en estos aspectos. “Las palabras comunican de forma lineal y lógica; por tanto, algo comunicado con palabras puede ser juzgado como verdadero o falso. Pero una imagen no puede ser verdadera o falsa.”[1]

2. Los medios impresos exigen habilidad y trabajo; los medios visuales fomentan el consumo sin sentido. Los medios visuales son ciertamente más populares porque requieren poca o ninguna participación activa. De hecho, los medios visuales son atractivos principalmente porque son "fáciles". Entender, apreciar y beneficiarse de los medios impresos requiere disciplina y una cierta habilidad. Esto ocurre, por supuesto, en diferentes niveles, pero cada nivel fomenta las aspiraciones hacia una mayor destreza.

3. Los medios impresos estimulan la imaginación; los medios visuales desalientan la creatividad. Los medios impresos permiten al lector rellenar los huecos con su mente, mientras que los medios visuales dejan poco espacio a la imaginación, pintando cada imagen para el espectador. Los medios visuales pueden fomentar cierto grado de creatividad, pero ciertamente no en la magnitud de los medios impresos.

4. Los medios impresos promueven la educación; los medios visuales invitan a la participación vicaria. Aunque muchos defensores de los medios visuales insisten en que la exposición a imitaciones visuales realistas de la vida beneficia al espectador, la naturaleza del medio en realidad solicita una participación vicaria en los acontecimientos. Por ejemplo, un niño que ve una película de guerra violenta para "apreciar la seriedad de la guerra" probablemente se deleitará con la gratuidad de la violencia en lugar de llorar por la depravación de la condición humana. Debido a que los medios impresos exigen más habilidad y carecen del sensacionalismo de los medios visuales, los beneficios como un odio saludable por el pecado son más plausibles.

5. Los medios impresos desarrollan a la persona en su totalidad; Los medios visuales no pueden. La lectura aumenta el vocabulario, desarrolla la capacidad de atención, fomenta la imaginación, cultiva las habilidades de razonamiento y estimula la capacidad de articular pensamientos e ideas. Cualquiera de estos beneficios que son posibles con los medios visuales nunca es tan amplio como con los medios impresos, y los medios visuales a menudo los desalientan.

6. Los medios visuales inhiben la capacidad de apreciar los medios impresos. Debido a que la participación en los medios visuales no requiere esfuerzo, es adictiva, y con su desaliento de cualidades como la capacidad de atención o la profundidad de la comprensión, en realidad inhibe la capacidad de apreciar y, por lo tanto, beneficiarse de los medios impresos superiores. La participación en los medios visuales no es necesariamente pecaminosa. Pero en igualdad de condiciones, los medios impresos son superiores a los visuales en su capacidad para desarrollar cualidades importantes. En igualdad de condiciones, quienes se preocupan por su educación y mejora deberían elegir los medios impresos en lugar de los visuales como práctica habitual.


[1] Kenneth A. Myers, All God’s Children and Blue Suede Shoes (Wheaton, IL: Crossway, 1989), 162.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s