Apocalipsis ¿Verán los creyentes a Dios en el cielo?

Posted on

ESJ-blog 20200613_03

Apocalipsis  ¿Verán los creyentes a Dios en el cielo?

POR MARK HITCHCOCK

Cuando era un niño, recuerdo que le pregunté a un destacado orador invitado de nuestra iglesia si creía que veríamos a Dios en el cielo. Me dijo que veríamos a Jesús, quien, por supuesto, es Dios, pero que no veríamos a Dios Padre porque Él es espíritu. La respuesta parecía correcta, pero por alguna razón nunca estuve seguro de que estuviera en lo cierto. Algo dentro de mí me decía que algún día vería a mi Padre celestial, pero no tenía ni idea de si la Biblia respaldaba mi impresión.

De lo que no me daba cuenta en aquel momento era de que todo el pueblo del Señor anhela verle. Como dijo el salmista: " Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo; ¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?” (Salmo 42:1-2). El salmista quería ver a Dios. Y en el Nuevo Testamento, hablando en nombre de todos los discípulos, Felipe dijo a Jesús: "Muéstranos al Padre" (Juan 14:8).

A medida que fui creciendo descubrí algunos pasajes clave que confirman que veremos la manifestación de Dios (el Padre) en el cielo, así como a Dios el Hijo. Uno de estos pasajes está en Apocalipsis 4.

Mateo 5:8

"Bienaventurados los puros de corazón, porque ellos verán a Dios".

Apocalipsis 4:2-3

“Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda.”

El que está sentado en el trono en Apocalipsis 4-5 no es Jesús, sino Dios el Padre. En Apocalipsis 5:13, el que se sienta en el trono (Dios el Padre) se distingue claramente del Cordero (Dios el Hijo).

Apocalipsis 22:4 “y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.”

Sin embargo, hay tres versículos clave que la gente suele citar para argumentar que incluso los creyentes en Cristo nunca verán a Dios en el cielo:

Éxodo 33:20 "Él dijo: ‘No puedes ver mi rostro, porque nadie puede verme y vivir’".

Juan 1:18 “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”

1 Timoteo 6:15-16 “la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.”

Entonces, ¿cómo conciliamos estas declaraciones bíblicas aparentemente contradictorias? Veremos a Dios, pero ningún hombre puede ver a Dios y vivir. Creo que los tres versículos que dicen que el hombre no puede ver a Dios y vivir se refieren al hombre en su condición no perfeccionada y no glorificada en un cuerpo terrenal. En nuestro estado actual, no podemos contemplar la manifestación de Dios y sobrevivir a la experiencia. Sin embargo, en nuestros cuerpos inmortales e imperecederos en el cielo se nos concederá el inestimable privilegio de ver la manifestación localizada de nuestro Padre celestial. ¡Veremos al Padre en el cielo!

John MacArthur apoya este punto de vista:

Creo que en el cielo veremos a Dios mismo con nuestros ojos físicos… Dios revelará la luz de su gloria, y a través de ojos perfectos veremos el mismo rostro de Dios. Dios es espíritu (Juan 4:24), y el espíritu es invisible; por lo tanto, siempre que Dios se manifiesta lo hace en forma de luz… Ver a Cristo y al Padre nos asombrará eternamente. [98]

El hecho de que veamos al Padre y al Hijo en el cielo no significa que haya más de un Dios. El Dios verdadero es uno (Deuteronomio 6:4). Es uno en esencia o naturaleza, pero tres en persona. Otra forma de decirlo es que Dios es un "qué" (una esencia) y tres "quiénes" (tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo). Veremos la manifestación del Padre en el cielo, así como el rostro de nuestro bendito Salvador. "Verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes" (Apocalipsis 22:4; véase también 1 Corintios 13:12).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s