Pantalones Funerarios

Posted on

ESJ_BLG_2021025_04

Pantalones Funerarios

Por Glenna Marshall

Creo que compré los pantalones antes de que empezara la pandemia. No lo recuerdo, para ser sincera. Pero habíamos tenido una serie de muertes en nuestra pequeña congregación, y como soy una madre que trabaja desde casa, no tenía nada adecuado para un funeral, ya que no había asistido a uno en mucho tiempo. Me encontré frente a un estante de pantalones negros en el departamento de mujeres de una cadena de tiendas, rebuscando entre las tallas y los estilos, comprobando las etiquetas de los precios. No te gastes demasiado, pensé. No necesitarás usarlos tan a menudo. Cogí un par, me los probé y los llevé a tres funerales en menos de un mes.

Me los puse dos veces el otoño pasado para dos funerales de miembros de la iglesia que habían muerto de Covid. Volví a ponérmelos esta primavera cuando un miembro de la iglesia perdió a su hermano tras una larga enfermedad. Me negué a ponérmelos en el funeral de mi amiga Sue; no me atrevía a ponérmelos porque esos pantalones significaban que alguien había muerto. Nunca me los puse por ningún otro motivo.

Ayer, busqué en el fondo de mi armario y saqué mis pantalones de funeral. Los combiné con un top fluido y unos zapatos de tacón que han visto días mejores. Cogí una chaqueta de punto, ya que el tiempo se había vuelto fresco. Y oré por mi marido mientras se preparaba para predicar en el funeral de las dos hijas prematuras de uno de sus mejores amigos. Dos noches seguidas de esta semana, el teléfono ha sonado con llamadas de miembros de la iglesia, que han perdido repentinamente a sus hijos adultos por la muerte.

"¿Hasta cuándo, Señor?" He orado muchas veces esta semana. En la noche, mientras luchaba con mi propio cuerpo y el dolor que parece gobernarlo. Después de llamadas telefónicas que te rompen el corazón por el sufrimiento de otros. En un servicio fúnebre donde los padres lloran por los bebés cuya vida terminó el día de su nacimiento. En mi diario, donde todo se derrama en un lamento entintado y desordenado. El Salmo 13 se convierte en una letanía de oraciones rotas cuando el sufrimiento y las penas se sienten demasiado pesadas para soportarlas.

“¿Hasta cuándo, oh Señor? ¿Me olvidarás para siempre?
¿Hasta cuándo esconderás de mí tu rostro?”

¿Por qué razón oramos realmente cuando clamamos "hasta cuándo"? ¿Estamos orando por el fin de nuestros sufrimientos actuales? Sí. ¿Estamos orando para que las circunstancias de la vida cambien? Sí. ¿Estamos orando por una sanidad física, emocional o relacional? Sí. ¿Estamos orando para que todo lo que está mal se arregle? Sí. ¿Estamos orando para que se acabe la muerte y el dolor? Sí.

Así que realmente, cuando oramos "¿Hasta cuándo, Señor?" estamos orando, "Ven pronto, Señor". Porque es el regreso de Cristo el que pondrá todo en orden. Es el regreso de Cristo que levantará a los muertos en Él en gloriosa resurrección. Es el regreso de Cristo el que derrotará contundentemente a nuestro último y definitivo enemigo: la muerte. Ven rápido, Señor. Ven a buscarnos. Ven a liberarnos. Ven a ganar la batalla final. Vuelve, Jesús.

El último enemigo en ser destruido es la muerte, y sus días están seguramente contados. Llegará el fin del llanto, el sufrimiento y el dolor. El fin de la pérdida y el dolor y de echar tanto de menos a la gente que no puedes respirar. El fin del lado vacío de la cama. El fin de los brazos que duelen por los bebés desaparecidos. El fin de la soledad y la mortalidad y el miedo a lo que pueda pasar. Jesús hará que todas las cosas sean nuevas. Todo será un nuevo comienzo que durará para siempre. Sin finales. Sin despedidas. Sin muerte.

No necesitaremos pantalones funerarios en el cielo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s