Douglas F. Kelly

La Palabra y la Creación

Posted on

ESJ-2020 0101-008

La Palabra y la Creación

Pasajes Cruciales Sobre La Encarnación Y Expiación Del Señor  (2ª. Parte)

Por Douglas F. Kelly

Juan 1:3-5: “Todas las cosas fueron hechas por medio de Él, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron.”

Juan pasa ahora de la identidad del Verbo (Logos) de Dios a la obra divina de la creación. El Verbo es el medio de traer todas las cosas a la existencia. “Todas las cosas” (en griego: πάντα sin el artículo) se refiere a la individualidad; es decir, “todo lo que existe” fue creado por el Logos. “Fueron hechas por él”: ‘por’ hace la preposición griega διά, que (cuando se usa con el caso genitivo, como aquí) significa ‘a través de’. Decir ‘a través’ del Verbo implica que el Padre es la fuente de la acción creadora, y el Hijo es el agente que el Padre usa. Leer el resto de esta entrada »

Pasajes Cruciales Sobre La Encarnación Y Expiación Del Señor (1ª. Parte)

Posted on

ESJ-2020 0101-003

Pasajes Cruciales Sobre La Encarnación Y Expiación Del Señor  (1ª. Parte)

Por Douglas F. Kelly

El testimonio del Padre y del Espíritu al Hijo de Dios se encuentra en las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento. Como dijo San Agustín: “Lo nuevo está en lo viejo oculto y lo viejo en lo nuevo revelado”. [1] Ya hemos visto hasta cierto punto el testimonio del Antiguo Testamento sobre la venida de Cristo, que en el Nuevo Testamento se revela más claramente. Después de largos años de profecía del Antiguo Testamento, ‘el Señor’, a quien los santos y sabios del Antiguo Testamento buscaban, ‘apareció de repente en su templo’ (Mal. 3, 1). Por lo tanto, el Señor se manifiesta más claramente en el Nuevo Testamento, después de su encarnación y su vida y obras salvadoras entre los hombres, y después del derramamiento del Espíritu sobre la Iglesia en Pentecostés. El mismo Dios Trino dio un testimonio completo de lo que significa la encarnación en los diversos escritos del Nuevo Testamento. Más de una vez el Padre celestial dijo: “Este es mi Hijo amado, en quien me complazco” (cf. Mt 3,17; Mc 1,11, etc.). A las palabras de aprobación del Padre, el Espíritu Santo añadió su presencia personal (Mateo 3:16; Marcos 1:10). En Juan 16, Jesús dijo que el Espíritu hablaría, no de sí mismo, sino del Señor, y que glorificaría a Jesús (16:13-14). Una mirada cuidadosa a algunos pasajes centrales del Nuevo Testamento nos permitirá captar más clara y plenamente el testimonio trinitario del Hijo de Dios encarnado. Leer el resto de esta entrada »