¿Cómo Me Habla Dios a Mí Hoy?

Posted on

clip_image001

¿Cómo Me Habla Dios a Mí Hoy?

Por Tim Challies

Ayer comencé una corta serie de artículos sobre el saber y el hacer la voluntad de Dios. En la primera parte senté la base de la soberanía de Dios en todo lo que sucede en este mundo, la afirmación de la soberanía absoluta y total de Dios. Pero también mencioné que Dios nos ha dado libertad para tomar decisiones. Esto nos llevó al corazón de la cuestión de conocer la voluntad de Dios, ¿cómo puedo conocer la voluntad de Dios de tal manera que conscientemente pueda participar en ella? Hoy quiero mostrar cómo Dios nos está hablando en este momento y en este lugar.

Dios Está Hablando Hoy

Permítanme hablar de la manera que Dios nos habla a través de una serie de cuatro declaraciones. Estamos tomando la soberanía de Dios, su voluntad secreta, como punto de partida y edificando sobre ella con estas declaraciones.

Lo primero que tenemos que afirmar es que Dios puede hablar a la gente de muchas maneras diferentes y guiarlos con su cooperación. La Biblia está llena de historias de Dios hablando a Su pueblo: Dios habló a Adán y Eva en el jardín mientras caminaba y hablaba con ellos, Dios habló a Moisés desde la zarza ardiente, Dios habló a Nabucodonosor en un sueño. En cada caso, Dios le dijo a la gente de su voluntad y cuando Dios les dijo lo que quería de ellos, fueron capaces de participar conscientemente en ello, o fueron capaces de rechazarla. Adán y Eva desafiaron a Dios a pesar de que sabían lo que se les exigía. Jonás oyó del Señor y se escapó. Abraham escuchó de parte del Señor y obedeció. En toda la Biblia vemos a Dios hablando y dando orientación e instrucción. En todas estas formas y muchas más, Dios le habló a la gente y los guió con su cooperación.

Tenemos que ser cuidadosos aquí. No estamos viendo estos ejemplos y necesariamente diciendo: “Así es como Dios nos dice que nos guía.” Lo que estamos diciendo es, “Así es como Dios puede guiar a la gente.” Estas son las maneras en que Dios ha demostrado que tiene la capacidad de guiar a la gente, pero eso no significa necesariamente que se puede esperar que El nos guíe o nos hable de la misma manera. Así que la pregunta que debemos hacernos ahora es: ¿cómo Dios nos guía hoy en día de tal manera que participemos conscientemente?

La segunda declaración es la siguiente: hoy Dios nos habla por su Hijo. Es instructivo aquí volver a los primeros versículos de Hebreos, donde leemos: “Hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras Dios habló a nuestros padres por los profetas.” Eso es lo que hemos dicho en nuestra última declaración, que hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras habló Dios. Pero el autor de Hebreos continúa. “En estos últimos tiempos nos ha hablado por el Hijo a quien instituyó heredero de todo, y por quien también hizo el mundo.” En estos últimos días, hoy, nos ha hablado por su Hijo. Él ha hablado y habla a través de Jesús. Esto no quiere decir en el tiempo pasado sino presente. Y ¿cómo Dios ha hablado a nosotros por medio de Jesús? Él se ha revelado, su propio carácter y gloria, en la persona y obra de Jesucristo. A través de Jesús, Dios nos ha hablado acerca de su plan de salvación, de la forma que ha elegido para redimir a los pecadores a sí mismo.

El hombre que escribió Hebreos es muy cuidadoso en distinguir entre estos dos tipos de revelación, entre la forma en que Dios usó para hablar y como Dios nos habla hoy. Si usted ha estudiado la carta a los Hebreos, usted sabe que se trata de un largo discurso que continuamente muestra cómo Jesucristo es superior a cualquier cosa en el Antiguo Testamento. Eso significa, por supuesto, que la revelación de Jesucristo, es mejor que cualquiera de lo que vino antes. Dios usualmente habló de esta manera, pero hoy en día, aún mejor, El habla a través de Su Hijo.

Esto plantea la cuestión de cómo Jesús nos habla. No he oído la voz de Jesús viniendo de los cielos y yo no me he encontrado con El cara a cara para que me dijera qué hacer. ¿Cómo habla Dios mediante Jesús?

Esto nos lleva a nuestra tercera afirmación: Dios nos habla por su Hijo, a través de su Espíritu en la Biblia. Ahora estamos llegando al corazón de esto. Para el momento de escribir la carta a los Hebreos, Jesús hacía tiempo que había ascendido a Su Padre.

Pero entonces el autor de esta carta a los Hebreos escribe en 3:7: “Por tanto, como dice el Espíritu Santo.” “Dice,” no “dijo.” “Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones.” Él va y cita el Salmo 95 y dice que a través de estas palabras, el Espíritu Santo está hablando. No sólo que el Espíritu ha hablado, sino que El está hablando. Él sigue hablando. Las palabras que eran ya de miles de años cuando esta carta fue escrita continúan hablando.

El vuelve a esto unas cuantas veces en los versículos siguientes y sigue diciendo que el Espíritu Santo habla a través de la Escritura en la actualidad. Y luego se cierra la sección en el capítulo 4, con la conclusión de que la Palabra de Dios es viva y eficaz, más cortante que toda espada de dos filos. Está viva. Está activa.

La conclusión es que la Biblia nos habla hoy. El Espíritu Santo nos habla hoy en la Biblia. El Hijo nos habla hoy a través del Espíritu Santo en la Biblia. Si no lo hace, si no lo hace activamente hablando con nosotros, toda la carta a los Hebreos es una pérdida de tiempo, es sólo una lección de historia. Pero, por supuesto, que no puede ser. La Biblia no es sólo lo que Dios ha dicho, sino lo que Dios está diciendo.

Permítanme hacer una declaración final acerca de cómo Dios nos guía hoy en día. Sabemos que Dios nos puede guiar en muchas maneras, pero hoy en día el Hijo nos habla a través de su Espíritu en la Biblia.

La cuarta y última es la siguiente: que aparte de esto, hablando mediante su Hijo, a través de su Espíritu en la Biblia, Dios no promete que va a hablar de alguna otra manera. En otras palabras, todos podemos esperar y creer que Dios nos habla a través de la Biblia. Pero él no se compromete a hablar de la manera que ha hablado antes, o de nuevas maneras. Nunca la Biblia nos dice que pongamos un vellón, nunca se nos dice que esperemos una voz audible desde los cielos, nunca se nos dice que escuchemos una voz suave y apacible. Siempre, únicamente, señala a sí misma.

Dios siempre nos va guiando a través de su providencia, en silencio y detrás de las escenas. Cuando se trata de nuestra participación consciente en hacer su voluntad, El tiene la capacidad para guiarnos sin embargo si estima conveniente. Sin embargo, en este momento nos dice que sólo esperemos que El nos guíe por el Hijo, a través del Espíritu en la Biblia.

De esta manera cristiano, si quiere conocer la voluntad de Dios para usted, usted necesita mirar a la Biblia. Aquí es donde Dios nos ha dado su perfecta voluntad, él nos la ha dado a nosotros en su Palabra perfecta. ¿Quieres saber cómo servir a Dios? ¿Quieres saber cómo agradar a Dios? ¿Quieres saber lo que quiere de ti? ¿Quieres omar decisiones buenas y sabias, y que honren a Dios? Entonces mire a su Biblia. Aquí está el único camino que Dios ha prometido que te guiará.

En uno de los últimos libros de James Montgomery Boice, escribió algo que a menudo viene a mi mente. Él escribió acerca de la Biblia y dijo que hasta donde él podía ver, la batalla sobre la infalibilidad de la Biblia se había peleado y ganado. La Biblia no tiene error. Pero la batalla por la suficiencia de la Biblia esta solo comenzando. ¿La Biblia es suficiente para nosotros? ¿Vamos a afirmar que la Biblia es suficiente para guiarnos en toda la vida? ¿O vamos a exigir que Dios se revele a nosotros de otra manera?

Boice tenía toda la razón. La batalla apenas comenzaba. Cada año hay más y más libros que se publican y que hablan de cómo conocer la voluntad de Dios y la mayoría de ellos hablan de dientes para fuera a la Biblia, pero también dicen que se busque la orientación en otras cosas –vellones y circunstancias y coincidencias y voces desde el cielo e impresiones y todo lo demás. Algunos de los libros más vendidos sobre el tema le dirán que usted debe esperar que Dios le de una orientación clara de algo que no sea la Biblia literalmente en cada decisión que tome. ¿De mantequilla de maní y mermelada o mantequilla de maní y miel? Dios quiere que usted escoja entre el bien y si lo escuchas, él te dirá.

Pero cristianos –tenemos que afirmar lo que Dios dice. Él nos dice que la Biblia es suficiente y más que suficiente.¿Cree usted eso? Cuando usted tiene que tomar una de esas decisiones que cambian la vida, ¿le agradece a Dios por la Biblia y confía que contiene toda la orientación que necesita para hacer lo que Dios quiere que haga?

Dios nos guía. Él realmente lo hace. La forma en que nos guía hoy en día es a través del Hijo obrando a través del Espíritu Santo en la Biblia.

En la siguiente parte de esta corta serie, veremos que Dios habla claramente en Su Palabra acerca de cuál es Su voluntad para su vida.

11 comentarios sobre “¿Cómo Me Habla Dios a Mí Hoy?

    ALESUS escribió:
    21 octubre 2011 en 12:06 pm

    Amen por siempre Amen

    Nora escribió:
    11 noviembre 2013 en 12:47 am

    Justamente lo que necesitaba. No busquemos en donde no encontraremos respuesta. Dios nos dejo este libro de la biblia para que meditemos de noche y de día. Gracias por esta reflexión.

    Juan Jose escribió:
    10 marzo 2014 en 10:35 pm

    CIERTO, LA BIBLIA ES SUFICIENTE

    Jaime Pineda escribió:
    26 abril 2014 en 7:05 am

    La Santa Biblia es el Libro por excelencia de la Palabra de DIOS, no existe otro texto superior a éste, La Biblia es más que un simple Libro, La Biblia es su contenido nos habla de Dios y de Jesús.

    Esther Del Aguila escribió:
    11 febrero 2016 en 10:09 pm

    A pelo podría decir que me llegó esta enseñanza, confirmando mi fe y seguridad en la palabra de mi Señor y Dios . Gracias valorado siervo de Dios Tim Challies que haces su voluntad❗️Seas bendecido en gran manera.. Amen

    jose agostinho de sousa escribió:
    24 mayo 2016 en 7:28 pm

    MYU LINDO .

    NUNCA TE CANCES DEL CAMINO
    Y DE ESCUCHAR LA VOZ DE TU CONCIENCIA .: POR QUE ALLI
    ESTA EL SILENCIO DE LA VERDAD
    BENDICIONES
    ( POR FAVOR .OREN POR MI SALUD )
    :

    Teresa escribió:
    12 agosto 2016 en 2:29 pm

    muy interesante y creo que es cierto… Hoy en día hay tanta información rara sobre sincronicidades, coincidencias, y maestros que dicen cosas, cursillos new age etc. (están en su derecho de buscar otras formas para estar mejor, obviamente, pero muchas veces, creo que, en parte, lo hacen por poder), que uno ya no sabe donde buscar. Para mí, el ejemplo de Jesús es suficiente,… un ejemplo a seguir. Gracias por este post y por ordenar la confusión.

    Gladys Jofre escribió:
    20 abril 2017 en 7:13 am

    Muy claro, la Palabra es la respuesta a a cada inquietud. Gracias por recordarme lo suficiente que es escudriñarla.
    Seguiré esta página. Que el Espíritu Santo de Dios siga siendo su paraclito.

    Ucina luna escribió:
    27 abril 2017 en 4:09 pm

    Nuestro senor ; Jesus cristo escribio la biblia para dejar al mundo muy claro de cuales fueron sus palabras y tengamos siempre pleno conocimiento de que a traves de el Dios nos habla . Dios jamas prometio que escucharemos su vos hoy , el nos hara sentir su presencia segun seamos dignos de el , AMEN.

    Juan Guedes escribió:
    17 julio 2017 en 8:02 am

    Creo que en Jesucristo reposa toda La Palabra de Dios que existe en el Antiguo Testamento, porque El no vino a hacer por sí mismo, ni a decir de El mismo;, sino sólo lo que el Padre le le dijo que debía decir pues siendo el Verbo de Dios ¿ Qué le estaría oculto ?
    Hoy somos piedras vivas de su Santo Templo, el cuál somos todos los Hijos de Dios en Jesucristo, si en verdad lo somos y puesto que El murió por nosotros, también se hizo dueño de nosotros, así que ya no vivimos para nosotros sino para El y para dar a conocer su voluntad al mundo a través del Evangelio que El mismo predicó, enseñó y sobre todo, vivió.
    Su Espíritu Santo Habita en nosotros y por su Fruto, adquirimos también su corazón para capacitarnos y poder así, cumplir con lo que demanda de nosotros El Evangelio de Salvación; sin olvidar que éste mismo Espíritu fue el que inspiró a quienes escribieron Las sagradas Escrituras, el cuál tiene todos el conocimiento de Dios y que además Jesucristo mismo, prometió estar con nosotros hasta el fin del mundo y Dios no miente y Su Palabra es Fiel y Verdadera.

    Jennifer Santiago B escribió:
    16 octubre 2017 en 3:25 pm

    La verdad es que no hay palabra mas profética y confiable de parte de DIOS que su misma palabra contenida en la biblia, su palabra nos alienta nos da vida, corrige e instruye sobre que camino tomar. Acostumbro siempre a pedirle a mi Padre CELESTIAL cuando oro que me regale una palabra en mi biblia, y más de una vez me ha respondido de la forma mas maravillosa e inverosímil para mi mente y mi corazón e incluso para las situaciones mas triviales….. es increíble la magnificencia, el poder e inmenso amor que nos tiene JEHOVA a todos sus hijos. Gocémonos en esa relación especial que podemos tener con nuestro CREADOR Y PROVEEDOR que a través de su hijo JESUCRISTO nos reconcilio para volver a la intimidad con EL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s