¿Qué Pasa con los Niños que Mueren? El NT Responde

Posted on Actualizado enn

clip_image002¿Qué Pasa con los Niños que Mueren? El NT Responde

por Jesse Johnson

Ayer vimos 16 versículos en el Antiguo Testamento, que abordan el tema de lo que sucede a los niños pequeños que mueren. Espero que usted haya viso al Antiguo Testamento preparando el terreno para una distinción categórica: hay dos clases de pecadores que mueren. Hay quienes mueren a causa de su naturaleza pecaminosa, es decir, los niños. Y hay aquellos que mueren porque les gusta el pecado, y lo abrazan activamente, es decir, los adultos. Esta distinción es importante para comprender porque el NT no lo restablece. Más bien, Jesús y Pablo enseñan en tal manera que la distinción se refuerza.

Una vez más, si cualquiera de estos versículos le molesta, simplemente páselos por alto, y deje que el peso de la lista completa sea suficiente para convencerle. La numeración comienza donde la dejamos ayer.

17) Jesús bendijo a los niños pequeños. No hay ejemplos de Jesús bendiciendo a cualquiera que estaba en abierta rebelión a Dios. Una vez más, al igual que Jonás 4, Jeremías 19, 1 Reyes 11, este (al menos) crea una distinción entre la categoría de adultos pecadores en rebelión contra Dios, y la inocencia infantil de los niños (Mateo 18:3-5).

18) En Mateo 18, Jesús no sólo bendice a los niños, sino que los usa como una analogía terrenal de fe de un niño. Dice que “y dijo: En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Así pues, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.” Cada uno es libre para debatir qué es exactamente lo que Jesús quiere decir aquí, y hay respuestas cristianas de todo el espectro. Pero por lo menos, Jesús tiene que estar implicando que los niños en su estado actual iría al cielo si morían. Analice esta afirmación: “mi coche es tan rápido como un guepardo, y, a menos que su coche sea como un guepardo también, nunca podrá ser rápido.” Todo el mundo puede debatir lo que significa ser rápido o qué tan rápido el coche realmente es, o Si su coche, incluso debe ser rápido. Pero toda a analogía se vendría abajo si los guepardos no fuesen realmente rápidos. Esta es la suposición que hace que la analogía tenga sentido. Cual sea que esté diciendo Jesús, Mateo 18 sólo tiene sentido si el destino de los niños que mueren es envidiable.

19) Romanos 5:13-14 establece la distinción de categoría entre los que pecan, como Adán (adultos) y los que pecan por la imputación del pecado de Adán (recién nacidos). Al hacer esta distinción, Pablo está cuidadosamente mostrando cómo la muerte puede reinar aun sobre los que no pecan como Adán. Se está repitiendo las distinciones teológicas hechas en Duet 1:39, 24:16, Jer. 19:04 y Jon. 4:11, y prestar apoyo a la comprensión teológica de que los niños no serán castigados en el infierno por sus pecados. (John Piper explica por qué es mejor entender Romanos 5:13-14 como una referencia a la muerte del bebé en Counted Righteous in Christ,, 95-100).

20) Esta distinción categórica (entre los que pecan voluntariamente y aquellos que nacen con una naturaleza de pecado) se ve reforzada por la introducción de Pablo de los que pecan por cauterizar su conciencia, y la forma en como ese pecado se ve en la idolatría e inmoralidad sexual –ambos pecados de los que los niños son incapaces. Debido a que ese pasaje sienta las bases para la comprensión de la soteriología de Romanos, es importante para esta discusión fuera de la puerta, Pablo enmarca la conversación en términos que excluyen a los niños, y luego sella esa exclusión explícita en Romanos 5:13-14.

21) Jesús también valida esta distinción categórica cuando afirma que hay personas que mueren "en sus pecados" (Juan 8:24). Todo el mundo que muere, muere debido a que son pecadores por naturaleza. Si los bebés no fuesen pecadores por naturaleza, ellos no morirían! Pero hay una clase particular de pecadores —es decir, adultos conocedores— que activamente rechaza a Dios. Esos seres no sólo mueren, sino que "mueren en sus pecados" a causa de su incredulidad.

22) Juan 3 fomenta esta distinción categórica, mediante la enseñanza de que la gente "Porque todo el que hace lo malo odia la luz, y no viene a la luz para que sus acciones no sean expuestas." (Juan 3:20). Esto simplemente no describe a los niños que mueren, y la proximidad a los pasajes de juicio (vv 18-19) valida esta distinción.

23) Jesús afirma de una manera particular al concepto de que los niños tienen una relación única con el Padre. Él declara que debemos mirar hacia fuera a los "niños" en la fe, y lo mejor es ver que la advertencia se aplica a los creyentes inmaduros, en lugar de a niños reales. Pero la analogía sólo funciona si los niños inmaduros reales han de ser los receptores de la atención especial de tanto las personas como de Dios. Como MacArthur escribió: “Ningún padre de familia con seis hijos va a encontrarse a uno de ellos desaparecidos y cruelmente decir ‘bueno, todavía tenemos cinco más’.” La analogía sólo tiene sentido si los niños están bajo el cuidado de Dios de una manera especial.

24) La gente de toda tribu, lengua, nación y etnia estarán en el cielo (Ap 5:10). Debido a que tantas lenguas y tribus se han extinguido, esto sólo es factible a través de la salvación de los niños. Por cierto, esto es, sin duda se da como una afirmación poderosa de la gloria de la naturaleza salvadora de Dios.

25) Todos los pasajes de juicio en la Biblia dejan claro que la gente va al infierno por su pecado activo. Esto es especialmente claro en la descripción del infierno en Apocalipsis 21:8. La gente va al infierno por lo que ha hecho, y esta verdad sería incomprensible si los niños fuesen enviados allí.

26) Las listas que se encuentran en los pasajes de juicio son los pecados que los niños carecen de capacidad para comprometerse. Jesús da su lista en Mateo 15:19-20: “Porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias. Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero comer sin lavarse las manos no contamina al hombre.” Permítanme hacer esta pregunta: ¿Qué categoría de pecados describen mejor el pecado de infantes? ¿Es el asesinato y la lujuria, o el comer sin lavarse las manos?

Al final de esta lista, dos cosas deben ser muy claras. En primer lugar, la Biblia hace una distinción entre la categoría de los que pecan voluntariamente (adultos) y los que pecan por su propia naturaleza (los niños). Los adultos pueden discernir entre el bien y el mal, y les encanta el mal. Se rebelan contra Dios a pesar de la revelación natural, y serán juzgados por sus obras. Los bebés tienen una naturaleza de pecado (es por eso que algunos de ellos mueren), pero no pecan DE LA MISMA MANERA que los adultos.

En segundo lugar: con la excepción de Job 3, no hay pasajes que dicen “los niños van al cielo cuando mueren.” Sin embargo, dada la distinción categórica que acaba de hacer, es obvio que cada vez que la Biblia menciona a los niños que mueren, existe algún indicio de que alcanzarán misericordia. No es que haya seis versículos que hablan de ellos dirigiéndose al cielo, y seis que implican que van al infierno, y nos quedamos a discutir con ellos. Cada versículo que menciona esto ofrece la esperanza del cielo, y el peso acumulado debe ser abrumador. Hay otras verdades teológicas a las que estamos de acuerdo en que se desarrollan a partir de menos referencias que esto. Por lo tanto, el caso de la salvación de infantes es inatacable, ya que literalmente no hay versículos que enseñen lo contrario.

Artículos Relacionados:

¿Qué Pasa con los Niños que Mueren?

Verdades Acerca de Un Niño que Muere

4 comentarios sobre “¿Qué Pasa con los Niños que Mueren? El NT Responde

    Harold Mendoza escribió:
    26 julio 2012 en 10:39 am

    24) La gente de toda tribu, no necesariamente son niños, pués el evangelio es predicado a toda criatura ( incluido los niños), eso infiere razas, pueblos, idiomas etc.. como dijo Cristo hasta lo ultimo de la tierra.

    Bendiciones

    […] eterno de los niños que mueren antes de alcanzar un estado de rendición de cuentas ( OT lista , lista NT ). Pero la semana pasada me encontré con otro versículo que yo no había considerado. Spurgeon lo […]

    […] que los infantes que mueren son rescatados por Dios, y ahora están en la gloria eterna (parte uno , dos y tres , y un sermón combinado aquí ). Hice una lista de 26 versículos que dicen bastante, […]

    José Reyes escribió:
    17 abril 2014 en 12:43 pm

    En el punto numero 24 la referencia correcta en la biblia es Apocalipsis 7:9. Dios les bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s