Nuestro Padre Nuestro Vence la Ansiedad, 2a. Parte

Posted on

clip_image002Nuestro Padre Nuestro Vence la Ansiedad, 2a. Parte

Por John MacArthur

Dios soberanamente está en control de todas las cosas. Ese solo hecho debería disipar gran parte de nuestra ansiedad. Y si tenemos en cuenta el cuidado paternal del Señor para Su pueblo, vemos lo absurdo, innecesario e impotente que es realmente nuestra preocupación.

Hemos estado observando en la enseñanza de Cristo en Mateo 6 sobre evitar la ansiedad. Vamos a continuar donde lo dejamos ayer, con dos ejemplos más vívidos del cuidado paternal de Dios para nosotros.

La Preocupación es Incapaz de Lograr Algo Productivo

En Mateo 6, Jesús nos da una observación extremadamente práctica que pone de manifiesto la locura de la preocupación: “¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida?” (Mateo 6:27). No sólo no va a alargar su vida por preocuparse, sino probablemente la disminuirá. Charles Mayo, cofundador de la Clínica Mayo, hizo la observación de que preocuparse adversamente afecta el sistema circulatorio, el corazón, las glándulas y el sistema nervioso. En la revista médica American Mercury, Mayo dijo que nunca había conocido a nadie que muriese por exceso de trabajo, pero conocía muchos que murieron de preocupación. Usted puede preocuparse hasta la muerte, pero que nunca se preocupe para una vida más larga.

Vivimos en un día cuando la gente está en estado de pánico para alargar su vida. Tienen un interés excesivo en vitaminas, centros de salud, drogas milagrosas, y ejercicio. Sin embargo, Dios ya ha determinado cuánto tiempo vamos a vivir. Job 14:5 dice del hombre “Ciertamente sus días están determinados, Y el número de sus meses está cerca de ti; Le pusiste límites, de los cuales no pasará.”

¿Eso significa que debemos ignorar los consejos sensatos acerca de la dieta y el ejercicio? Por supuesto que no. Además de aumentar la calidad de nuestras vidas, pero no hay garantía sobre la cantidad. Cuando hago ejercicio y como bien, mi cuerpo y cerebro funcionan mejor y me siento mejor en todo. Pero yo no voy a engañarme que al correr en el vecindario todos los días y comer comidas sanas y equilibradas voy a obligar a Dios que me permita vivir más tiempo.

Preocuparse acerca de cuánto tiempo va a vivir y cómo añadir años a su vida es a desconfiar de Dios. Si le das tu vida y eres obediente a Él, Él te dará la plenitud de sus días. Usted va a experimentar la vida al máximo cuando la vives para la gloria de Dios. No importa cuán largo o corto, será maravilloso.

Dios Incluso Pone en Orden los Prados en Esplendor

Jesús continúa en Mateo 6 dándonos otra ilustración de la naturaleza y porque no hay que preocuparse: “Y por la ropa, ¿por qué os preocupáis? Observad cómo crecen los lirios del campo; no trabajan, ni hilan; pero os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de éstos. Y si Dios viste así la hierba del campo, que hoy es y mañana es echada al horno, ¿no hará mucho más por vosotros, hombres de poca fe?” (Mateo 6:28-30).

Para algunas personas, el lugar más importante en su mundo es el armario. En lugar de tener miedo, no tendrán nada que ponerse —una preocupación importante en los tiempos bíblicos— estos individuos hastiadas temían no ser capaces de verse mejor! Desear ropas costosas e idolatrando la apariencia propia es un pecado común en nuestra sociedad.

Cada vez que me paseo por un centro comercial, me siento abrumado por la cantidad de cosas que cuelgan en los bastidores. No sé cómo esas tiendas pueden mantener su inventario. Hemos hecho un dios de la moda. Consentimos en derrochar dinero para cubrir nuestros cuerpos con cosas que no tienen nada que ver con la belleza del carácter: “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.” (1 Peter 3 :3-4).

Si quieres hablar de ropa de lujo, sin embargo, Jesús nos dice que lo mejor que este mundo tiene que ofrecer ni siquiera se compara con “los lirios del campo” (Mateo 6:28). Observa las simples flores a su alrededor, hay una belleza fácil y gratuita en ellas. Usted puede tomar la prenda más gloriosa que jamás se haya hecho para un gran monarca como Salomón, ponerla bajo un microscopio, y se verá como cilicio. Pero si usted también examinar el pétalo de una flor, puede perderse en la maravilla de lo que verá. Si alguna vez has tomado un buen vistazo a una flor, usted sabe que hay una textura, una forma, un diseño, un contenido y un color que el hombre con todo su ingenio no puede llegar a duplicar.

Entonces, ¿cuál es el punto? Que “Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?” (Mateo 6:30). Las flores silvestres tienen una vida muy corta. La gente recogería montones de ellas como fuente barata de combustible para sus hornos de cocción portátiles. Un Dios que cubre de tal belleza pródiga temporal sin duda proporcionará la ropa necesaria para Sus hijos eternos. Un poema anónimo expresa esta lección simple:

Dijo la flor Silvestre al gorrión:
“Realmente me gustaría saber
¿Por qué estos seres humanos ansiosos
se apresura a preocuparse acerca de ello.”
Dijo el gorrión de la flor silvestre:
“Amigo, creo que debe ser
a que no tienen un Padre celestial,
Tal como se preocupa por ti y por mí.”

( Adaptado de Anxious for Nothing .)


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B121115
COPYRIGHT © 2012 Grace to You

Un comentario sobre “Nuestro Padre Nuestro Vence la Ansiedad, 2a. Parte

    Giovanni Bustamante escribió:
    18 noviembre 2012 en 11:16 am

    Que lecciones.nos falta mucho,que DIOS en su infinita misericordia nos ayude.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s