La Perspectiva del Cielo Sobre la Cruz: Sustituto

Posted on Actualizado enn

clip_image002

La Perspectiva del Cielo Sobre la Cruz: Sustituto

Por John MacArthur

¿Cuál fue el punto de la muerte de Cristo?

Dependiendo de a quién le pregunte, usted podría recibir una variedad de respuestas confusas y contradictorias. Incluso dentro de la iglesia, muchas personas tienden a mirar la vida y muerte de Jesús a través de su propia perspectiva sesgada de lo que significa para ellos.

Pero para entender el peso y el significado de la muerte de Cristo, es importante entender lo que significa desde la perspectiva de Dios. ¿Qué fue lo que logro la muerte del Señor en la cruz en términos de plan eterno de Dios?

Hasta ahora, en esta breve serie, hemos visto que la muerte de Cristo fue un sacrificio y una sumisión. Hoy vamos a ver que también era un sustituto.

Nuevo Testamento es rico en el lenguaje de sustitución cuando se trata de la muerte de Jesús. Hebreos 9:28 dice que Él fue "ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos." El apóstol Pedro describió la muerte sustitutiva de Cristo en su primera epístola con estas palabras: "y El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados." (1 Pedro 2:24). En 2 Corintios 5:14, Pablo lo expresa sin rodeos, diciendo: "Uno murió por todos."

Por supuesto, todos esos pasajes toman prestado lenguaje del texto quizá más definitivo sobre la muerte de Cristo: Isaías 53. A menudo llamado el primer evangelio, Isaías 53 entra en detalles explícitos sobre el sacrificio expiatorio del Señor, siglos antes de que naciera.

Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.” (Isaías 53:4-5)

De hecho, el versículo 6 de Isaías 53 no podía ser más claro sobre el aspecto de la muerte vicaria de Jesús: “el Señor hizo que cayera sobre El la iniquidad de todos nosotros.”

Los teólogos se refieren a la muerte de Cristo como un “sustituto penal,” un concepto desconocido en nuestra sociedad, orientada a la terapia. Hoy el castigo legal rara vez es de hacer la restitución de un delito. Muy a menudo, los castigos se centran en la venganza por las víctimas o la rehabilitación para los delincuentes –y trata de hacer que nos sintamos mejor sobre las consecuencias. Hemos nublado la idea de normas fijas y sanciones por violar estas normas.

Pero eso es exactamente cómo funciona la ley de Dios. Sus normas se fijan como una expresión perfecta de Su santidad, y cualquier violación de estas normas exige una pena específica: la muerte. Pablo se refirió a la muerte como “la paga del pecado” (Romanos 6:23), y es una manera de decirlo para describirlo. La muerte no es el resultado de una venganza divina. El pecado gana la muerte. Y todo pecado debe ser castigado.

De hecho, todo pecado será castigado. Ningún pecado queda impune, no puede. La ley de Dios exige una sanción. Sin esa sanción, Su ley perfecta deja de ser perfecta. Cristo no borra o mejora las penas de nuestros pecados. Él les paga en su totalidad.

Lo que es más, Él pagó dichas sanciones en un tiempo increíblemente corto. En sólo tres horas, Cristo agotó la ira de Dios –ira que habría sido derramada sobre nosotros, individualmente, por toda la eternidad si no fuera por Su muerte vicaria. Él sufrió un castigo casi infinito por satisfacer la ley de Dios y comprar nuestro perdón.

El castigo por nuestros pecados no fue condonado –fue derramado sobre Cristo al momento en que Él voluntariamente tomó nuestro lugar. Su cuerpo fue roto y su sangre fue derramada por nosotros, “el justo por los injustos” (1 Pedro 3:18), como un sustituto perfecto.


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B130926
COPYRIGHT © 2013 Gracia a Vosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s