Su Plan de Batalla Berea: Permanecer

Posted on

clip_image001

Su Plan de Batalla Berea: Permanecer

Juan 15: 9-10; Judas 20-21

Por Cameron Buettel

Si su vida cristiana carece de persecución, dificultades, y una lucha contra la enseñanza falsa, entonces es probable que tenga que volver a evaluar su fe (Juan 15:20; 2 Corintios 13: 5; 2 Timoteo 2:3; Judas 3-4). La carrera a la que se nos llama en Hebreos 12:1-2 no se ejecuta en el camino de menor resistencia. Sin embargo, ahí es donde muchos creyentes viven hoy —siendo llevados por los vientos de las tendencias de la iglesia, y sin probarlos contra la Escritura.

Eso no quiere decir que los cristianos modernos son pasivos en todos los aspectos. Estamos felices de competir en nuestras carreras y entre nuestros compañeros. Trabajamos duro para una promoción, argumentamos nuestro punto de vista político, y defendemos nuestro honor y credibilidad. Pero no siempre invertimos el mismo tipo de energía para defender la Palabra de Dios o de Su pueblo. En una onda de marea de la teología de moda y nuevas doctrinas, muchos creyentes simplemente carecen de la voluntad de mantenerse firmes en sabiduría, discernimiento y convicción teológica. “Examinando las Escrituras diariamente", como uno de Berea (Hechos 17:11) parece demasiado trabajo duro cuando estamos ofrecemos nuestra mejor vida ahora.

Judas escribió su epístola con el expreso propósito de llamar a los cristianos a permanecer fieles a la verdad y oponerse enérgicamente a los maestros de seducción que se habían infiltrado su campamento. Judas les dio instrucciones para recordar las advertencias que Jesús les había dado para que no estarían sorprendidos por un ataque sigiloso (Judas 17-19).

Judas entonces exhortó a la iglesia a permanecer fieles a la verdad y no caer bajo el hechizo de las mentiras condenables: "Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna "(Judas 20-21).

John MacArthur describe esto como un llamado a permanecer:

Debemos responder a la apostasía al permanecer fieles. Tenemos que edificarnos unos a otros en la fe y mantener nuestra estabilidad espiritual. Por encima de todo, permanezca comprometido con la verdad. No vacile.

En primer lugar, dice que debemos tratar de permanecer fieles por "edificándoos sobre vuestra santísima fe." Él nos está instando a edificarnos uno al otro por la Palabra de Dios. La frase "vuestra santísima fe" es una referencia a la sana doctrina, una correcta comprensión de la verdad tal como se revela en las Escrituras. Edifíquese usted mismo sobre eso, dice Judas. Así es como Pedro dice en el pasaje paralelo:

“Por tanto, amados, sabiendo esto de antemano, estad en guardia, no sea que arrastrados por el error de hombres libertinos, caigáis de vuestra firmeza; 18 antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A El sea la gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.” (2 Pedro 3:17-18 NVI).

Fortalézcase. Madure. Este es un llamado a la disciplina espiritual del estudio de la Palabra [1] John MacArthur, The Truth War (Nashville: Thomas Nelson, 2007), 175–176.

Uno de los principales argumentos de los líderes de la Iglesia Emergente fue que la lucha por la ortodoxia (la doctrina correcta) se produce a expensas de la ortopraxis (acciones correctas). Pero Judas afirma lo contrario: que la buena práctica depende de la buena doctrina. Un paseo espiritual estable, consistente y firme sólo puede ser construido sobre y sostenido a través del estudio disciplinado de las Escrituras. El Bereano moderno es firme en su fe, ya que está informado y facultado por las verdades eternas en lugar de la evidencia experimental.

MacArthur continua:

En segundo lugar, mantener su estabilidad espiritual y equilibrio “orando en el Espíritu Santo.” Tener comunión constantemente con el Espíritu de Dios, acudiendo ante Dios en el poder y la voluntad del Espíritu para demostrar su dependencia de Dios y clamar por Su protección , Su gracia, Su comprnesion y Su poder. La vida fiel se mantiene constante a través de los medios de las disciplinas espirituales de estudio y la oración.

En tercer lugar, Judas dice: "Conservaos en el amor de Dios" (Judas 21). Esa es una manera de recordarnos a ser obedientes. Jesús dijo: "El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo le amaré y me manifestaré a él "(Juan 14:21). “Permaneced en mi amor,” le dijo a los discípulos. “Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.” (Juan 15: 9-10, énfasis añadido). Judas 21 simplemente hace eco a ese mandamiento. Es un llamado a la obediencia.

Finalmente, Judas dice, permanezcan "esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna." Eso habla de una expectativa ansiosa de la segunda venida de Cristo.

Todas esas son formas de recordarnos a poner nuestras mentes en las cosas celestiales, no en las cosas de este mundo (Colosenses 3: 2). Esa es la única manera de sobrevivir en una época de apostasía. En última instancia, sólo lo que es eterno realmente importa, y eso significa que la verdad importa infinitamente más que cualquiera de las cosas meramente terrenales que tienden a captar nuestra atención y energías. [2] The Truth War , 176–177.

Permanecer fieles a Dios y Su Palabra depende de Su poder y es demostrado a través de nuestra obediencia. Y está motivado por la realidad de su inminente regreso. En un mar de confusión doctrinal, nuestra ancla en la verdad es nuestro compromiso con Cristo.

Cuando Judas discute el plan de batalla para exponer el error, el no proporciona una opción para los pacifistas. Los que tratan de argumentar que no están llamados a luchar contra las falsas enseñanzas esencialmente están abandonando su puesto en la guerra contra la verdad. Todos los creyentes se dan de alta en el ejército de Cristo (2 Timoteo 2: 3-4).

Vale la pena señalar que el último enemigo en esta batalla no son las personas, sino las ideologías y las cosmovisiones. Nuestro objetivo, después de recordar y permanecer, es llegar a aquellos que han caído bajo el engaño del enemigo. Los incrédulos y los que tienen creencias equivocadas no deben ser destruidos, han de ser ganado a la verdad. Vamos a considerar ese elemento la próxima vez.


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B150817
COPYRIGHT © 2015 Gracia a Vosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s