La Campaña de Persecución

Posted on Actualizado enn

clip_image001

La Campaña de Persecución

Juan 15:17-25

Por Jeremiah Johnson

La persecución no es nada nuevo para la iglesia. De hecho, Pedro escribió a las iglesias de Asia Menor para alertarlos de la persecución venidera, y advertirles de que sería la nueva normalidad para la iglesia: “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que en medio de vosotros ha venido para probaros, como si alguna cosa extraña os estuviera aconteciendo” (1 Pedro 4:12 LBLA, énfasis añadido).

Eso no quiere decir que todas las iglesias de todo el mundo están siempre bajo la amenaza de una intensa y violenta persecución. Durante generaciones, la iglesia en el mundo occidental disfrutó de una relativa paz con la cultura. Sólo en las últimas décadas hemos empezado a enfrentar el tipo de oposición manifiesta que ha sido un lugar común en el resto de la historia de la iglesia. John MacArthur afirma ese punto en su libro, The Upper Room:

Aunque el sabor y la intensidad de la persecución en el mundo pueden variar de generación en generación, la hostilidad hacia el cristianismo ha sido una constante a lo largo de la historia de la iglesia. De hecho, la persecución contra los cristianos es un problema sorprendentemente generalizado – y cada vez más – y en el mundo hoy en día, no sólo en partes del mundo que están dominados por otras religiones, sino también en países donde la libertad religiosa se celebró alguna vez. En Estados Unidos, por ejemplo, los secularistas han emprendido una campaña de enormes proporciones por casi cinco décadas para sacar a la iglesia de la plaza pública. Los valores cristianos y convicciones bíblicas son cada vez más objeto de ataques por parte del gobierno, los medios de comunicación y la industria del entretenimiento. La mayor persecución en nuestra cultura de hoy consiste principalmente de desprecio, insultos y amenazas legales. Pero con la tendencia actual de la opinión pública, puede que no sea mucho antes de que la Iglesia en Occidente comience a sufrir persecución en una escala comparable a lo que sufrió la iglesia primitiva [1] John MacArthur, The Upper Room (The Woodlands, TX: Kress Biblical Resources, 2014) 197-198.

En Juan 15:17-25, Cristo advirtió a Sus discípulos que la persecución iba a venir, y que iban a ser odiados por el mundo de la misma manera que a El primero lo odiaron. Explicó que estarían ministrando en el mundo, pero no sería lo mismo.

Al considerar las implicaciones de esa brecha y cómo marcaría a todos los verdaderos creyentes como a extranjeros en este mundo manchado por el pecado, es útil recordar que la oposición a la que nos enfrentamos no es única para nosotros. En su comentario sobre la advertencia de Cristo a Sus discípulos, John MacArthur relata la campaña de persecución que Roma – en menor medida, los Judíos –libra contra la iglesia del primer siglo. Como veremos, su sufrimiento era a menudo más abierto y violento, pero la naturaleza de su persecución fue muy similar a la nuestra.

Rechazo Religioso

Al describir cómo la élite religiosa judía vio a los primeros cristianos, John escribe:

Al igual que Pablo tenía antes de su conversión (Hechos 26: 9; Gálatas 1:13-14; Filipenses 3: 6; 1 Timoteo 1:13), los Judíos consideraron a los cristianos ser herejes. Por lo tanto, creían que al perseguir a la iglesia estaban honrando a Dios. Como Jesús dijo a los discípulos: “Os expulsarán de las sinagogas; pero viene la hora cuando cualquiera que os mate pensará que así rinde un servicio a Dios.” (Juan 16: 2). Además algunos de los Judíos, especialmente entre los líderes, temían que la lealtad de los cristianos a Jesús como un rey por encima de César podría provocar la ira de Roma contra la nación (cf. Juan 11: 47-48; 19:12, 15). [2] John MacArthur, The MacArthur New Testament Commentary: John 12-21 (Chicago: Moody Press, 2008) 167.

Hoy en día existen varias tensiones liberales del cristianismo y muchas otras sectas y cultos judeocristianos que reniegan de la influencia y el testimonio de los cristianos evangélicos. De hecho, si tenemos en cuenta la amplia franja de falsas religiones que afirman la Biblia (o al menos partes de ella), se dice que la única cosa en la que constantemente están de acuerdo es que los evangélicos están equivocados.

Parece evidente que el plan de Satanás para sofocar el testimonio de la Palabra de Dios en el mundo no es silenciarla, sino ahogarla con una legión de falsos evangelios e interpretaciones heréticas. No tiene fin los religiosos deseosos de desbloquear el supuesto significado secreto de la Palabra de Dios. Cada uno tiene su propia interpretación y, generalmente, entre más extraño sea, más credibilidad se le da en el mundo incrédulo.

En esta era de pluralismo religioso y relativismo posmoderno, el cristianismo evangélico ha sido marginado por ser demasiado rígido y demasiado exclusivo para el consumo público. De la misma manera, la iglesia del primer siglo era una contradicción directa, no sólo de la enseñanza judía, sino del paganismo romano, también. John MacArthur explica cómo la vida del cristiano del Nuevo Testamento contradice las normas religiosas de la vida en la sociedad romana.

Debido a que los cristianos se negaron a hacer el sacrificio requerido ofrecido en la adoración al emperador, fueron vistos como traidores. También proclamó el reino de Dios, que hizo que los romanos sospecharan de ellos de conspirar para derrocar al gobierno. Para evitar el acoso por parte de funcionarios del gobierno, los cristianos a menudo celebraban sus reuniones en secreto y por la noche. Eso aumentó las sospechas de los romanos que estaban tramando un complot contra el gobierno. El hecho de que los cristianos en general, se negaron a servir en el ejército romano también causó que fuesen vistos como desleales.

Los romanos también persiguieron a los cristianos por motivos religiosos. Permitieron que sus súbditos a adoraran a los dioses que prefiriesen, siempre y cuando también adoraran a los dioses romanos. Pero los cristianos predicaban un mensaje exclusivo que sólo hay un Dios y un solo camino de salvación. Eso, junto con sus esfuerzos evangelísticos por ganar convertidos de otras religiones, iba en contra de la atmósfera reinante del pluralismo religioso[3] The MacArthur New Testament Commentary: John 12-21 , 167-168.

El mundo no suele delinear claramente las líneas religiosas de demarcación. Para el ojo inexperto, la mayoría de las religiones "cristianas" se ven vagamente similar. Y mientras las diversas religiones pueden llevarse bien con los demás, independientemente de sus diferencias, el mundo está feliz de tolerar su fe y práctica. No busque más, el apoyo ecuménico generalizado por este último papa, o la campaña constante de re-etiquetar al Islam como una religión de paz como prueba de la preferencia en el mundo por la armonía religiosa posmoderna.

Es sólo cuando el pueblo de Dios toma posición por la objetivo verdad eterna de Su Palabra que se encuentra en la mira de una sociedad de otro modo tolerante. El mensaje es claro: Si pudieras tomar tu fe menos en serio, seríamos capaces de llevarnos bien. Pero la incapacidad de que la verdad de Dios se mezcle con el error significa que el pueblo de Dios siempre se señalará como a niños problemas.

Conflicto Cultural

Estar en este mundo pero no pertenecer a el, tiene implicaciones más allá de los conflictos religiosos manifiestos. De hecho, en una cultura tan agresivamente irreligiosa como la nuestra, la mayor parte de la persecución que enfrentamos proviene no de otras religiones, sino simplemente de una sociedad empeñada en oponerse a Dios y Su Palabra.

John MacArthur explica cómo los creyentes en la iglesia primitiva rutinariamente se encontraban en desacuerdo con el mundo que les rodeaba:

Socialmente, los líderes de la sociedad romana temían la influencia de los cristianos en las clases más bajas, de cuyas filas la iglesia atrajo a muchos de sus miembros (cf. 1 Cor. 1:26). Atormentado por el omnipresente fantasma de revueltas de esclavos, los aristócratas ricos se sentían especialmente amenazados por la enseñanza de los cristianos de que todas las personas son iguales (Gálatas 3:28; Colosenses 3:11; cf. la carta de Pablo a Filemón), aunque la iglesia hizo no se opuso abiertamente a la esclavitud. Los cristianos también vivieron alejados de gran parte de la vida pública de la época. Por razones obvias, no podían participar en la adoración en el templo idolátrico que era una parte tan importante de la vida social. deidades paganas en las que los cristianos no podían participar. La pureza de sus vidas reprendió a los estilos de vida libertinos de ricos y pobres por igual y provocó más hostilidad (cf. 1 Pedro 4: 3-4). [4] The MacArthur New Testament Commentary: John 12-21 , 168.

Por razones similares, los creyentes de hoy simplemente no encajan en la cultura moderna. Estamos rutinariamente en desacuerdo con la moral, los valores y las agendas de este mundo en ruinas. Y estamos cada vez más marginados, mientras Satanás trabaja para acabar con la influencia de la Palabra de Dios.

Distraído por la búsqueda de sus pasiones, el mundo incrédulo es ciego a las realidades espirituales de la vida. Pero a través de la obra iluminadora del Espíritu, podemos ver cómo el desliz cultural en las últimas décadas ha disminuido la influencia restrictiva de la iglesia en el mundo. Hoy en día, gran parte de la sociedad obstaculiza a la iglesia, con orgullo contradice su enseñanza y con entusiasmo socava su testimonio.

Así como en el mundo romano, los creyentes están fuera de lugar. Estamos en el mundo, pero no de él, y el mundo aprovechar todas las oportunidades para recordarnos de ello. Pero como veremos la próxima vez, no tenemos que estar desalentados por la animosidad del mundo, de hecho, debería ser una fuente de estímulo y seguridad.


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B151021
COPYRIGHT © 2015 Gracia a Vosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s