Idolatría, Demonios y Ecumenismo

Posted on

ESJ-2017 0703-003

Idolatría, Demonios y Ecumenismo

Por Mike Riccardi

¿A quién puede asociarse legítimamente la iglesia de Dios con el ministerio? Esta cuestión ha sido un punto de discordia entre los cristianos profesantes los últimos 100 años. Y eso ha sido ilustrado por lo que se conoce como el movimiento ecuménico, cuya historia examinamos la semana pasada .

Y el dogma principal del movimiento ecuménico del siglo XX fue que cualquiera que se llamara cristiano debía ser considerado como un cristiano. No importaba si fueran un liberal teológico que negara la resurrección corporal de Cristo o la expiación penitencial sustitutiva, o si fueran católicos romanos que negaran el Evangelio de la justificación sólo por la fe. Lo importante era que aquellos que se llamaban a sí mismos cristianos, y que se apegaban un tanto a una visión "cristiana" de la moralidad, pudieran unirse para mostrar fuerza en número y, por lo tanto, competir en las guerras culturales para una mayor influencia social. Ya sea la libertad religiosa, el derecho del niño no nacido a la vida, las relaciones raciales, una economía de libre mercado o mejorar la educación-¡todas cosas buenas! –ganar la batalla por estos asuntos sociales se volvió más importante para estas personas que la doctrina que las dividía. Así que minimizaron la importancia de las doctrinas fundamentales de la fe cristiana con el fin de asociarse en estos temas.

Una vez más, esto se hace siempre en nombre de apodarse de la influencia, que, se asume siempre, es absolutamente necesaria para la evangelización acertada y para el avivamiento. Es un concepto de la salvación fundamentalmente centrado en el hombre, porque supone que los incrédulos serán más propensos a convertirse al cristianismo si ven lo popular, influyente y culturalmente relevante que es. La infructuosidad de este tipo de pensamiento fue ilustrada en una interacción clásica entre un ministro pro-ecuménico y Martyn Lloyd-Jones. El hombre creía que el movimiento ecuménico era una señal de esperanza para el futuro. Él dijo: "Pero sin duda, cuando tantas iglesias se están reuniendo en un Concilio Mundial de Iglesias, el avivamiento debe estar en camino". ¿Reconoces la asunción implícita? “Si podemos tener movimientos mundiales y reuniones tan grandes en el nombre de Cristo, seguramente los incrédulos querrán unirse a nosotros!” Y la respuesta de Martyn Lloyd-Jones fue simplemente brillante. Él dijo: “Parece que está discutiendo que si usted logra reunir un número suficiente de cuerpos muertos, ellos cobrarán vida” (GNM Collins, “The Friend,” Chosen by God , 262–63).

La respuesta de Lloyd-Jones revela una convicción fundamental diferente sobre la naturaleza humana y sobre lo que significa ser cristiano. Convertirse en cristiano no es unirse a un movimiento cultural. No es la decisión de unirse a un club social o algún tipo de fraternidad. Llegar a ser cristiano sucede cuando un pecador que está espiritualmente muerto es milagrosamente elevado a la vida espiritual por la soberana obra de regeneración de Dios. Un cristiano es aquel a quien Dios ha hecho vivo de entre los muertos a través de la predicación del único y verdadero Evangelio de Cristo. Y aquellos que poseen diferentes convicciones fundamentales con respecto al Evangelio no son sólo "hermanos separados", sino que son el uno espiritualmente vivo y el otro espiritualmente muerto. Y como dijo Lloyd-Jones, no importa cuántos cadáveres se podrían reunir en un solo lugar. Lo que importa es si Dios, por el Espíritu Santo, respira la vida espiritual en hombres y mujeres mediante la predicación del Evangelio.

Esa es la prueba de si el cristianismo está avanzando en el mundo. No cuan grande puedan llegar a ser nuestras iglesias, sino si los pecadores están unidos a Cristo por la fe en el Evangelio, y así han encontrado el perdón de los pecados en Él. Y si eso es lo que importaba, entonces es la elevación de la locura restar importancia a las doctrinas del Evangelio de Jesucristo, que es el único camino de salvación, al servicio de una "unidad" sin sustancia. No puede haber auténtica unidad entre los que han sido salvos de sus pecados a través del Evangelio y aquellos que siguen siendo enemigos de ese Evangelio, sin importar lo que la gente esté dispuesta a llamarse a sí misma. Y así no puede haber ninguna colaboración en el ministerio entre creyentes e incrédulos, porque hay una diferencia tan radical entre ellos. Y la historia nos ha demostrado que cuando anulamos las distinciones doctrinales fundamentales en aras de una "tienda" más grande, perdemos el Evangelio, el Evangelio mismo. Y si pierdes el Evangelio, no hay fundamento para una verdadera unidad.

Y es precisamente esta cuestión que Pablo toma en 2 Corintios 6:14-7:1:

14 No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas? 15 ¿O qué armonía tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común un creyente con un incrédulo? 16 ¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: Habitare en ellos, y andare entre ellos; y sere su Dios, y ellos seran mi pueblo. 17 Por tanto, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor;
y no toqueis lo inmundo, y yo os recibiré. 18 Y yo seré para vosotros padre, y vosotros seréis para mí hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. 7:1 Por tanto, amados, teniendo estas promesas, limpiémonos de toda inmundicia de la carne y del espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.”

La instrucción apostólica no puede ser más clara: Debido a que existe esta diferencia radical y objetiva entre los creyentes y los incrédulos en el nivel más fundamental, no puede haber ninguna asociación entre ellos en el ministerio.

La Idolatría de la Falsa Religión

Ahora, usted puede ver el énfasis constante de este pasaje en el tema de la idolatría. El versículo 16 pregunta: “¿Qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos ?” Y el contexto de las citas del Antiguo Testamento: “Salid de en medio de ellos y apartaos” y “no toquéis lo inmundo” (Isa 52:11 ) Tiene que ver con la separación de Israel de la idolatría de las naciones paganas.

¡Y Corinto es una de esas naciones paganas! Cuando los cristianos de Corinto llegaron a Cristo, tuvieron que repudiar el sistema politeísta greco-romano de adoración de ídolos. Al igual que los cristianos de la ciudad pagana de Tesalónica, tuvieron que convertirse “de los ídolos a Dios para servir al Dios vivo y verdadero” (1 Tesalonicenses 1:9). Pero su conversión a Cristo no los eliminó de una sociedad donde la adoración de ídolos dominaba absolutamente la vida cotidiana. Las fiestas, las festividades, las celebraciones -incluso la ideología y la filosofía que dominaban la conversación cotidiana- fueron influenciadas por la adoración pagana del templo. La idolatría era simplemente parte de su cultura, y como creyentes en Jesús, tenían que hacer todo lo posible para protegerse contra cualquier sincretismo, cualquier mezcla de culto idolátrico con el cristianismo.

Y el Apóstol Pablo sabía que eso era una tentación para ellos, y así él se dirigió a la cuestión de la idolatría con los corintios en su carta anterior a ellos. Él dedica casi dos capítulos enteros en 1 Corintios (8 y 10) a enseñarles cómo vivir en una sociedad dominada por la idolatría sin comprometer el compromiso con Cristo. Y en esos capítulos deja en claro la incompatibilidad absoluta entre el culto a Cristo y el culto a los ídolos: “No sean idólatras” (1 Cor 10:7); “Por tanto, amados míos, huid de la idolatría” (1 Cor 10:14 ); “¿O no lo sabéis que….. los.. idólatras . . . . no heredarán el reino de Dios?” (1 Cor 6:9-10 ).

La Naturaleza Demoníaca de la Idolatría

Él explica por qué en 1 Corintios 10:16-22. A pesar de que los ídolos no existen y no son verdaderos dioses, no es que no haya un componente espiritual de la idolatría. “No, sino que digo que lo que los gentiles sacrifican, lo sacrifican a los demonios y no a Dios” (1 Cor 10:20 ). Podrías imaginar a los Corintios pensando: “Bien Pablo, has dicho que un ídolo no es nada y los sacrificios a los ídolos no son nada. Así que deberíamos ser capaces de participar en esos rituales, ¿verdad? ¡No son dioses verdaderos!” Y Pablo responde: “No. Es cierto que no son dioses verdaderos; no existe tal dios sino el verdadero Dios. Pero esos ídolos son demonios.”

Este es un punto sorprendente. Toda religión falsa en el mundo no es sólo equivocada. Es demoníaca. Está energizada y alimentada por el reino de las tinieblas que es gobernado por el mismo Satanás.

Pablo dice que los dioses de los paganos son demonios. Y así como cuando nos sentamos a la mesa del Señor para adorar a Cristo compartimos el cuerpo y la sangre de Cristo, así también cuando los idólatras sacrifican a sus dioses demoníacos están participando de la comunión con los demonios. Y así Pablo dice: “no quiero que seáis partícipes con los demonios. 21 No podéis beber la copa del Señor y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios.” (1 Cor 10:20-21). En otras palabras: No puedes participar en la adoración de Cristo mientras sigues participando en la adoración de los demonios. ¡Eso es ridículo! No hay absolutamente ningún compañerismo o asociación espiritual entre el pueblo de Dios y la gente de este mundo.

El Contexto de 2 Corintios 6: 14-7: 1

Ahora, esa era la preocupación de Pablo en toda la carta de Primera Corintios. Pero en Segunda Corintios hay un contexto diferente. Los corintios todavía están protegiéndose contra el paganismo de su cultura circundante, por supuesto. Pero la cuestión acuciante, como escribe Pablo en II Corintios, no es tanto la presión del paganismo incrédulo, sino más bien la doctrina corruptora de los falsos apóstoles judaizantes (2 Co 11:13 , ver 11:4, 22). Éstos eran cristianos profesantes que afirman que la fe en Cristo era necesaria , pero no suficiente para la salvación. Si realmente vas a ser salvo, también tienes que ser circuncidado, y observar las ceremonias del pacto mosaico, también (ver Hechos 15: 1).

Y para dar cabida a su falsa doctrina, estos intrusos habían hecho todo lo que podían para socavar la integridad y credibilidad de Pablo ante los corintios, lanzando acusación tras acusación contra él e incitando un motín contra Pablo que provocó una visita no planificada y dolorosa ( cf. 2 Cor 2:1 ), así como una carta en lágrimas de severa reprobación (2 Cor 2: 4 ). Y de 2 Corintios, nos enteramos de que, a través de la severa carta de Pablo, la mayoría de la iglesia vio a estos charlatanes por lo que eran y reafirmó su lealtad a Pablo (2 Cor 2: 5-11 , 7:5-16 ). Pero todavía había una minoría significativa que fueron engañados. Así que antes de volver a visitarlos, Pablo escribe a 2 Corintios para afirmar su amor por la mayoría arrepentida y para exhortar a la minoría impenitente a romper el compañerismo con estos falsos maestros y volver a él y al Evangelio sin adulterar que él predica con todo su corazón.

Y vale la pena mencionar que 2 Corintios 6: 14-7: 1 aparece intercalado entre un doble llamado para que los corintios abran sus corazones, se reconcilien con Pablo y afirmen su lealtad al Evangelio que predica (2 Co 6, 11- 13; 7: 2 – 4). Pero como el corazón de esta crisis relacional es una crisis moral, entre el doble llamado a la reconciliación, los llama a separarse de estos falsos apóstoles.

El cristianismo” Apóstata no es Mejor que el Paganismo

Ahora, espera un minuto. Estos falsos apóstoles son judaizantes . Son cristianos profesantes que simplemente decían que necesitabas agregar algunas obras ceremoniales religiosas a tu fe en Cristo para la salvación. Pero este texto trata de separarse de la idolatría pagana. ¿Cómo funciona?

Y ese es la genialidad de este pasaje. Pablo dice: "¿Recuerdan mi instrucción de mi carta anterior acerca de la necesidad de una total ruptura con la idolatría y el paganismo en su cultura? ¿Recuerdan cómo expliqué lo incongruente que es estar involucrado en una asociación espiritual con Cristo y con los demonios? Bien, mis queridos Corintios, eso no es sólo cierto de los paganos y paganos-de los idólatras paganos que niegan a Cristo completamente. También se aplica incluso a maestros cristianos profesantes que corrompen el Evangelio de la salvación solo por gracia, solo mediante la fe y solo en Cristo.

“Porque estos falsos apóstoles les enseñan que la salvación viene por la fe en Cristo y el ritualismo religioso, predican otro evangelio que en realidad no es ningún evangelio (Gál 1:6-9). Y aunque llaman a Cristo su Dios, Él es otro Jesús a quien no hemos predicado (2 Corintios 11: 4), y por lo tanto no es nada más que un demonio, junto a los falsos dioses del panteón greco-romano (1 Co 10:20 -21). ¡Son idólatras! Y de la misma manera que no puedes tener ninguna asociación espiritual con los ídolos de los gentiles, tampoco puedes tener una asociación espiritual con estos herejes, que forman un dios a su propia imagen e idolatran a un demonio que ellos llaman ‘Jesús’. ¡Tienes que salir de ellos y apartarse!”

¿Qué implicaciones tiene esto para la filosofía y la teología que subyace al movimiento ecuménico?

Nos enseña que simplemente llamarse cristiano o aceptar mentalmente la doctrina de la Trinidad, o confesar fe en alguien llamado "Jesús", no te hace automáticamente cristiano.

Nos enseña que hay personas que pretenden "creer en Jesús", pero que, sin embargo, como Pablo los llama en este pasaje, son incrédulos (2 Cor 6:14 , 15).

Nos enseña que hay personas, como los judaizantes, que profesan ser cristianos, pero que no son cristianos, porque no están unidos a Cristo por medio de una fe genuina en el Evangelio, porque enseñan que la fe solamente en la obra de Cristo (aunque necesaria ) no es suficiente para la salvación, sino que debemos añadir obras de ritualismo ceremonial y religioso para "preservar y aumentar" nuestra justificación. Los judaizantes requerían la circuncisión; los herejes de hoy requieren el bautismo, o la penitencia, o tocar la puerta, o los actos de caridad; pero el Evangelio de Cristo es fatalmente socavado de la misma manera.

Y nos enseña, por lo tanto, que si comprometemos haciendo luz de las diferencias doctrinales fundamentales que verdaderamente nos dividen y si nos unimos en el ministerio mientras no estamos unidos en el Evangelio -incluso en el nombre de combatir los verdaderos males sociales seremos culpables de la clase más grosera de idolatría, y no somos mejores que los paganos.

Ahora, todo eso (hoy y el viernes pasado ) fue la introducción. Llegaremos al texto a partir de la próxima semana.

3 comentarios sobre “Idolatría, Demonios y Ecumenismo

    Efren Gonzalez Quiros. escribió:
    4 julio 2017 en 9:50 am

    La luz y la tinieblas desde el principio fueron puestas a nuestro alcance, y fuimos advertidos de sus beneficios y sus consecuencias. Por engaño o desobediencia escogimos las tinieblas, ahora estamos condenados todos a muerte. Pero, quien nos condeno tambien nos da una opción para el arrepentimiento y una esperanza de vida espiritual, y mando su luz espiritual para que alumbre entre las tinieblas del pecado el camino hacia el perdon y la verdad representado en Jesucristo y aceptado por Dios.

    Yugo Desigual « escribió:
    11 julio 2017 en 12:27 pm

    […] vívidamente la terrible consecuencia de la desobediencia a la Escritura sobre este asunto. La semana pasada nos orientamos hacia el texto clave en el que me estoy enfocando, 2 Corintios 6: 14-7: 1, […]

    La Diferencia Radical Entre Creyentes E Incrédulos « escribió:
    14 julio 2017 en 1:49 pm

    […] asociación íntima o asociación espiritual entre ellos eventualmente sólo resultará En disonancia y dificultad . Asociarse a ellos y esperar que aren en la misma dirección es una tontería, y sólo terminará […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s