Los Cinco Solas: Sola Scriptura

Posted on

ESJ-2017 1101-004

Los Cinco Solas: Sola Scriptura

Por Dave Dunham

Todos, al parecer, están celebrando el 500 aniversario de la Reforma Protestante. Hay buenas razones para celebrarlo. La Reforma, después de todo, fue una recuperación del evangelio, que había sido confundido por las tradiciones de los hombres. Esa recuperación fue posible gracias a la reafirmación de cinco doctrinas clave. Aclamadas hoy como los “Cinco Solas”, estas doctrinas sirvieron para señalar a la iglesia de nuevo al verdadero evangelio. Ellas son los pilares de la Teología de la Reforma. Para el mes de la reforma, tengo la intención de ver cada uno de estos cinco pilares y discutir su contribución al inicio de la reforma, y ​​su continuación hoy.

Comenzamos con el pilar Sola Scriptura – Solo la Escritura. Sola Scriptura ha sido identificada como el principio formal de la Reforma. Establece las Escrituras solamente como la fuente de la sana doctrina. La Biblia, en el pensamiento de la Reforma, era la autoridad principal, y todas las demás secundarias y estaban sujetas a ella. Esta fue una reorientación pronunciada e impactante en ese momento.

No fue, por supuesto, que la Iglesia Medieval ignorara por completo la Biblia. Las Escrituras fueron confirmadas por casi todos como un documento principal para la fe y la vida de la iglesia y del creyente. Pero en la práctica a menudo se minimizaba o se ponía en sujeción a las autoridades eclesiásticas, principalmente el Papa.

Entonces, la Palabra de Dios era una autoridad, pero esa Palabra era la única propiedad de sus principales intérpretes: la jerarquía de la iglesia. La Palabra también fue complementada por los decretos y cánones de concilios formales que colectivamente componían el cuerpo de la tradición de la iglesia. Las tradiciones de la iglesia, con el tiempo, comenzaron a verse como iguales a las Escrituras en autoridad. Entonces, la tradición de la Iglesia podría establecer una nueva doctrina. La Biblia tenía su lugar, pero su lugar estaba debajo de la autoridad de la iglesia.

El impacto de esto en el evangelio fue particularmente significativo. La subordinación de la Palabra de Dios a la tradición de la iglesia y a la enseñanza extra bíblica condujo al desarrollo de una visión profundamente defectuosa de la naturaleza y la recepción de la gracia divina. El sistema Medieval tardío vio la justificación como un acto progresivo en el cual el pecador merecía la gracia a través de la correcta adhesión al Sistema Sacramental. La totalidad del evangelio había sido alterada en este sistema y el corazón de la salvación se había convertido en un esfuerzo conjunto entre Dios y el hombre. El énfasis de la Reforma en Sola Scriptura, entonces, no se limitaba a afirmar la prioridad de la Biblia sobre los concilios de la iglesia y los Papas. El pilar de solo la Escritura fue el medio por el cual comenzó la recuperación del Evangelio.

Martin Lutero sabía, de primera mano, la insuficiencia de esta soteriología. Había sido un buen monje y había cumplido todos sus deberes, pero no encontró paz con Dios. Cualquier gracia que mereciera nunca fue suficiente para calmar su alma ansiosa. Fue al leer las Escrituras, particularmente la epístola de Pablo a los Romanos, que descubrió una visión completamente diferente de la salvación: ¡la salvación fue por gracia mediante la fe y no por las obras! Las Escrituras le abrieron las puertas al cielo para el joven, y él nunca más se apartaría de ellas.

La doctrina de la Sola Scriptura no pretendía sugerir que la Biblia era la única autoridad. Ninguno de los llamados Reformadores Magisteriales negó la autoridad y la importancia de los concilios teológicos, ni de los Padres de la Iglesia. El problema era de primacía. La Iglesia Católica Romana de la época había sostenido que la Biblia era igual a los concilios y las tradiciones. Habían sostenido que el Papa estaba dotado únicamente con la percepción del Espíritu Santo y, por lo tanto, cuando hablaba ex cathedra, hablaba con autoridad divina e infalibilidad. Mientras que los reformadores podían reconocer a otras autoridades, vieron la urgente necesidad de someter todos los juicios eclesiásticos a las Escrituras. Esta fue la manera de proteger la verdadera doctrina.

Esto llegó a una cabeza particular para Lutero con los temas del Purgatorio y las Indulgencias. Con el desarrollo del sistema de Indulgencias, se argumentó que una persona podía reducir su tiempo en el Purgatorio a través de una compensación financiera a la iglesia. Toda la idea indignó a Lutero. Sirvieron como el ímpetu para las 95 Tesis , en las que Lutero argumentó que el Papa no tenía autoridad para determinar el destino de las almas difuntas. Fue particularmente atroz sugerir que él podría determinar su destino si se diera la cantidad correcta de dinero. Con el tiempo, Lutero llegó a ver que el problema más grande era que la iglesia había llegado a depender de la tradición por encima y en contra de la Escritura. De hecho, habían usado la tradición para cambiar la enseñanza de las Escrituras.¡Así comenzó el grito de Sola Scriptura!

La salud de la iglesia requiere que miremos a la Biblia como la fuente de autoridad para todos los asuntos de la vida de fe. La Palabra de Dios es suficiente para instruirnos en las cosas de Dios. De hecho, si no nos sometemos a la autoridad suprema de la Biblia, nos quedamos en la confusión y el caos. ¿De quién son las enseñanzas que agregamos a las Escrituras? ¿Cómo sabemos quién tiene autoridad y quién no? ¿Qué hacemos cuando otros maestros contradicen las Escrituras? ¿Qué hacemos cuando otros maestros se contradicen entre sí (como fue el caso en el “Cisma occidental”, 1378-1417, cuando había dos Papas)? La Biblia como única autoridad protege a la iglesia. Sola Scriptura es tan relevante hoy como lo era en 1517. La Biblia sola debería ser aún un pilar de nuestra teología.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s