Cómo Ser Un Teólogo

Posted on

ESJ-2018 0720-004

Cómo Ser Un Teólogo

Por Wyatt Graham

Ser teólogo significa conocer a Dios. En este sentido, todo cristiano tiene que ser un teólogo, no es una opción. Y, sin embargo, no todos los cristianos deberían hablar públicamente sobre Dios. Conocer a Dios es obligatorio, pero enseñar sobre Dios requiere preparación. Santiago explica: “Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos un juicio más severo” (Santiago 3:1). Pero supongamos que quiere convertirse en un teólogo que enseña acerca de Dios, ¿qué requiere eso de usted?

Hacer teología requiere santidad, experiencia y habilidad.

Santidad

Gregory Nazianzen probablemente sea el mejor ejemplo de conocer a Dios y dar a conocer a Dios. Él buscó la santidad, una verdadera relación con Dios, y pudo enseñar. Y su consejo para los teólogos subrayaron el estar quieto y contemplar a Dios.

Basándose en los salmos, escribió: “Es necesario estar quieto y conocer a Dios, y cuando encontramos el momento adecuado, juzgar la teología correctamente” (Or. 27.3). Venimos a Dios en quietud listos para recibir de él. Solo cuando esperamos a Dios de esta manera encontraremos la oportunidad de juzgar correctamente.

Esta es la esencia del temor teológico.

Esperamos en Dios. Debemos estar quietos y saber que Dios es, ha sido y será por siempre. Esto es teología

Experiencia

Gregory pudo haber dado límites a aquellos que deseaban ser teólogos y enseñar acerca de Dios, pero vivió la vida en la presencia de Dios y pensó que los demás también deberían hacerlo. Una vez escribió, “Porque deberíamos pensar en Dios más a menudo de lo que respiramos” (o. 27.4).

Si la respiración ocurre inconscientemente y necesariamente te mantiene con vida, ¿cómo puede Dios ser más importante? Y sin embargo, Él lo es. Deberíamos contemplar a Dios en todo momento. En el idioma bíblico, debemos “orar siempre.” Y el conocimiento debe conducir a una experiencia real con el Dios viviente. Todas las personas deberían seguir esto, pero los teólogos que enseñan deberían ejemplificarlo.

Capacidad

La santidad y la experiencia son lo que hace a alguien competente para enseñar. Por lo tanto, la mera capacidad de hablar o escribir bien significa poco cuando se trata de hacer teología. Primero tenemos que ser puros, ya que él es puro, santos, ya que él es santo antes de que podamos transmitir las palabras de la vida. Y necesitamos conocer verdaderamente a Dios por experiencia.

Y de nuestro caminar espiritual y experiencia espiritual, hablamos de Dios.

No es fácil hablar de Dios en nombre de Dios. Santiago correctamente nos advierte de la tarea. Sin embargo, me temo que demasiados líderes cristianos reciben posiciones prominentes debido a su capacidad de comunicarse, pero que pueden no cumplir con los requisitos de un anciano que son las mismas para un teólogo.

Un anciano debe ser un teólogo o seguir la tarea de conocer y dar a conocer a Dios.

La santidad, la experiencia de Dios y la habilidad marcan a una persona como idónea para hablar de Dios y de ser un maestro eclesial. Sigamos estas cosas para honrar a Dios y fortalecer a la iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s