Una Iglesia No Abandonada

Posted on

ESJ-2019 0121-001

Una Iglesia No Abandonada

Apocalipsis 1:9-20

Por John F. Macarthur

La partida de Cristo de este planeta no fue una partida de su iglesia. Él prometió a sus discípulos antes de ascender al cielo: “Yo estoy contigo siempre” (Mateo 28:20). Y a pesar del escándalo, la corrupción de compromiso y la rebelión que a menudo amenaza con invadir la iglesia, la promesa de Cristo sigue en pie. No importa cuán grave sea la situación, Cristo no ha abandonado a su iglesia.

Cuando el apóstol Juan se encontró más tarde con el Cristo glorificado en Patmos, el Señor eligió manifestar Su gloria y abrir el telón de Su obra continua en la iglesia. No se incluyeron detalles sin sentido. Todo lo que Juan vio ayudó a iluminar la continua presencia y actividad de Cristo en su iglesia, obra que continúa hasta hoy.

Juan comienza la descripción de su visión en Apocalipsis 1: 9. En lugar de afirmar su autoridad apostólica, se identifica humildemente como “vuestro hermano y compañero en la tribulación, en el reino y en la perseverancia en Jesús.” Como hombre redimido, está en el reino. Su fe ha perdurado, por lo que está marcado por la perseverancia. Pero él está en medio de la persecución, viviendo en el exilio “por la palabra de Dios y el testimonio de Jesús”. Es un alto crimen predicar el evangelio. Por ahora, todos los otros apóstoles están muertos. Los creyentes están siendo perseguidos y asesinados. Lo peor de todo es que la iglesia está desertando de la verdad, abandonando la enseñanza fiel que Juan y los apóstoles les entregaron. Es un momento sombrío en la vida de la iglesia. Eso probablemente hizo que la visión de Juan fuera aún más sorprendente.

Él continúa,

10 Estaba yo en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz, como sonido de trompeta, 11 que decía: Escribe en un libro[j] lo que ves, y envíalo a las siete iglesias: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. 12 Y me volví para ver de quién era la voz que hablaba conmigo. Y al volverme, vi siete candelabros de oro; 13 y en medio de los candelabros, vi a uno semejante al Hijo del Hombre[k], vestido con una túnica que le llegaba hasta los pies y ceñido por el pecho con un cinto de oro.14 Su cabeza y sus cabellos eran blancos como la blanca lana, como la nieve; sus ojos eran como llama de fuego; 15 sus pies semejantes al bronce bruñido cuando se le ha hecho refulgir en el horno, y su voz como el ruido de muchas aguas. 16 En su mano derecha tenía siete estrellas, y de su boca salía una aguda espada de dos filos; su rostro era como el sol cuando brilla con toda su fuerza. 17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y El puso su mano derecha sobre mí, diciendo: No temas, yo soy el primero y el último, 18 y el que vive, y estuve muerto; y he aquí, estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del Hades. 19 Escribe, pues, las cosas que has visto, y las que son, y las que han de suceder después de éstas. 20 En cuanto al misterio de las siete estrellas que viste en mi mano derecha y de los siete candelabros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candelabros son las siete iglesias. (Apocalipsis 1: 10-20)

Todos los elementos de la visión de Juan tienen implicaciones doctrinales poderosas para la relación de la iglesia con Cristo, su cabeza. Ningún otro texto de las Escrituras ofrece una visión tan vívida y completa de lo que el Señor está haciendo en Su iglesia, no solo en las congregaciones de Asia Menor, sino a lo largo de toda la historia del cuerpo de Cristo.

En los próximos días examinaremos diferentes aspectos de la sorprendente visión de Juan y lo que revelan sobre la obra continua de Cristo en su iglesia, comenzando con la voz de trompeta del Señor.

(Adaptado de  Christ’s Call to Reform the Church)


Disponible en línea en: https://www.gty.org/library/blog/B190121
COPYRIGHT © 2019 Grace to You

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s