¿Aprenderemos en el Cielo?

Posted on

ESJ-2019 0507-001

¿Aprenderemos en el Cielo?

POR RANDY ALCORN

Oí a un pastor decir: “No habrá más aprendizaje en el cielo”. Un escritor dice que en el Cielo, “actividades como la investigación, la comprensión y el sondeo nunca serán necesarias. Nuestra comprensión será completa.” En una encuesta de Gallup sobre las perspectivas de la gente sobre el Cielo, sólo el 18 por ciento pensaba que la gente crecería intelectualmente en el Cielo. [2]

¿Indican las Escrituras que aprenderemos en el Cielo? Sí. Consideremos Efesios 2:6-7: “y con El nos resucitó, y con El nos sentó en los lugares celestiales en Cristo Jesús, a fin de poder mostrar en los siglos venideros las sobreabundantes riquezas de su gracia.” La palabra mostrar significa “revelar.” La frase en los siglos venideros indica claramente que ésta será una revelación progresiva y continua, en la cual aprenderemos más y más acerca de la gracia de Dios.

Con frecuencia aprendo cosas nuevas sobre mi esposa, mis hijas y mis amigos más cercanos, aunque las conozco desde hace muchos años. Si siempre puedo estar aprendiendo algo nuevo acerca de los seres humanos limitados y finitos, seguramente aprenderé mucho más acerca de Jesús. Ninguno de nosotros comenzará a agotar Sus profundidades.

Jesús dijo a sus discípulos: “Aprended de mí” (Mateo 11:29). En la Nueva Tierra, tendremos el privilegio de sentarnos a los pies de Jesús como lo hizo María, caminando con Él sobre el campo como lo hicieron Sus discípulos, siempre aprendiendo de Él. En el Cielo aprenderemos continuamente cosas nuevas acerca de Dios, profundizando cada vez más en nuestro entendimiento.

Consideremos las palabras griegas ginosko y epiginosko, traducidas “conozco” en 1 Corintios 13:12, usadas de nuestro conocimiento presente en la Tierra y nuestro conocimiento futuro en el Cielo: “Porque ahora vemos por un espejo, veladamente, pero entonces veremos cara a cara; ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, como he sido conocido.” Ginosko a menudo significa “llegar a conocer,” y por lo tanto “aprender” (Mateo 10:26; Juan 12:9; Hechos 17:19; Filipenses 2:19). Epiginosko también significa “aprender” (Lucas 7:37; 23:7; Hechos 9:30; 22:29). Que algún día “conoceremos plenamente” bien podría entenderse como “siempre seguiremos aprendiendo.”

Fue Dios -no Satanás- quien nos hizo aprendices. Dios no quiere que dejemos de aprender. Lo que Él quiere detener es lo que nos impide aprender.

El predicador puritano Jonathan Edwards, quien estudió intensamente el Cielo, creyó que “los santos serán progresivos en conocimiento para toda la eternidad.” Añadió: “El número de los pensamientos de los santos aumentará hasta la eternidad” [5]

¿Variarán nuestros conocimientos y habilidades? ¿Tendrán algunas personas en el Cielo mayor conocimiento y habilidades especializadas que otras? ¿Por qué no? Las Escrituras nunca enseñan la igualdad en el Cielo. Seremos individuos, cada uno con sus propias memorias y dones dados por Dios. Algunos de nuestros conocimientos se superpondrán, pero no todos. No soy mecánico ni jardinero, como usted puede ser. Puedo o no aprender esas habilidades en la Nueva Tierra. Pero incluso si lo hago, eso no significa que nunca seré un jardinero o mecánico tan hábil como usted lo será. Después de todo, usted tiene una ventaja en el aprendizaje. La doctrina de la continuidad significa que lo que aprendemos aquí se transmite después de la muerte.

¿No le agrada descubrir algo nuevo? En la Nueva Tierra, algunos de nuestros mayores descubrimientos pueden estar relacionados con las vidas que estamos viviendo ahora mismo. El columnista y comentarista Paul Harvey se dedicó a contar “el resto de la historia.” Eso es exactamente lo que descubriremos en el Cielo una y otra vez, el resto de la historia. Nos sorprenderá saber cómo Dios orquestó los eventos de nuestras vidas para influenciar a las personas de las que nos hemos olvidado.

Ocasionalmente escuchamos historias que nos proporcionan una pequeña muestra de lo que aprenderemos en la eternidad. Una mañana después de hablar en una iglesia, una joven se me acercó y me preguntó: “¿Recuerdas a un joven sentado a tu lado en un avión que iba a la universidad? Le diste tu novela Deadline.” Regalo muchos de mis libros en aviones, pero después de algunas indicaciones, me acordé de él. Era un incrédulo. Hablamos de Jesús, le di el libro y oré por él al bajar del avión.

Me sorprendió cuando la joven me dijo: “Me dijo que nunca se puso en contacto contigo para que no supieras lo que había pasado. Fue a la universidad, se registró en el dormitorio, se sentó y leyó tu libro. Cuando terminó, confesó sus pecados y entregó su vida a Jesús. Y honestamente, es el cristiano más dinámico que he conocido.”

Todo lo que hice fue hablar un poco, darle un libro y orar por él. Pero si la joven no me lo hubiera dicho, no habría tenido ni idea de lo que había pasado. Esa historia me recordó cuántas grandes historias nos esperan en el Cielo y cuántas tal vez no oigamos hasta que hayamos estado allí mucho tiempo. Nunca sabremos todo, e incluso lo que sabremos, no lo sabremos todo de una vez. Seremos aprendices, para siempre. Pocas cosas me entusiasman más que eso.

Fuente


[1] Dave Hunt, Whatever Happened to Heaven? (Eugene, Ore.: Harvest House, 1988), 238.

[2] Colleen McDannell and Bernhard Lang, Heaven: A History (New York: Vintage Books, 1988), 307.

[3] Kittel et al., Theological Dictionary, 1:703.

[4] Jonathan Edwards, The Works of Jonathan Edwards, ed. Perry Miller, vol. 13, The Miscellanies, ed. Thomas A. Schafer (New Haven, Conn.: Yale University Press, 1994), 483.

[5] Ibid., 275; Estoy en deuda con Andrew McClellan por varias citas de su ensayo de seminario “Jonathan Edwards’s View of Heaven,”August 15, 2003.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s