Mendicidad: El Lugar Para Comenzar

Posted on

ESJ-2019 0507-003

Mendicidad: El Lugar Para Comenzar

Por Dale Ralph Davis

Estaba leyendo el buen libro de Richard Pratt, He Gave Us Stories [El Nos Dio Historias]. Hablaba de la poca atención que prestamos a la obra del Espíritu Santo en la tarea de interpretar las Escrituras. Por supuesto, algunos artículos y piezas breves discuten esto, pero el Dr. Pratt declaró que, según su conocimiento, el trabajo más reciente de cualquier tamaño sobre este tema fue escrito por John Owen hace más de trescientos años. Busqué la nota final de la documentación; allí Pratt cita a Owen y las palabras de John Owen me impactó entre los ojos:

Que un hombre emprenda solemnemente la interpretación de cualquier porción de la Escritura sin la invocación de Dios, para ser enseñado e instruido por su Espíritu, es una gran provocación para él; no esperaría el descubrimiento de la verdad de alguien que de este modo se dedique con orgullo a una obra tan superior a su capacidad.

Somos culpables de arrogancia, no simplemente de negligencia, cuando no pedimos la ayuda del Espíritu en el estudio de las Escrituras. Podemos tener tal arrogancia aún cuando parezca que estamos buscando la ayuda del Espíritu – pienso en esos momentos en los que en una simbología mareada pronunciamos nuestra oración de “que el Señor nos guíe y dirija mientras estudiamos este pasaje.”

Uno se estremece al pensar lo frívolos que somos.

Pero ¡cuántas veces más descuidamos cualquier búsqueda abierta de la ayuda del Espíritu! La presión está en ello. El pasaje debe ser estudiado para el sermón o la lección. Sacamos nuestras notas exegéticas; tomamos varios de los mejores comentarios de la estantería; nos aseguramos de que un diccionario bíblico de su elección esté a la mano. En lo profundo de nuestro tiempo de estudio, se nos ocurre el pensamiento de que no hemos mirado -ni hemos pensado en mirar- al Dios que exhaló esta Escritura para darnos una comprensión de la Escritura. Él probablemente dará ese entendimiento a través de las herramientas que usamos, pero cuando usamos herramientas mientras lo descuidamos, las herramientas se han convertido en ídolos.

Podemos tener una visión elevada de la Biblia; podemos estar perturbados porque grandes sectores de la iglesia parecen ignorar su autoridad. Sin embargo, en nuestra propia obra bíblica, fácilmente ignoramos a su Intérprete principal. El profesionalismo más que la piedad nos impulsa. No debemos sorprendernos de nuestra esterilidad y pobreza si nos negamos a mendigar por la ayuda del Espíritu.

Hay una historia muy conocida de George Gillespie en la reunión del Parlamento y la Asamblea de Westminster. Alguien hizo un argumento largo y estudioso a favor del Erastianismo. Sus asociados instaron al joven Gillespie a que respondiera. Gillespie repitió la sustancia del discurso anterior y la refutó. Era común en la Asamblea que los que escuchaban tomaran notas mientras alguien hablaba, como una ayuda para su memoria. George Gillespie parecía estar haciendo precisamente eso mientras escuchaba al orador que más tarde refutó. Pero cuando sus amigos pudieron echar un vistazo al cuaderno de Gillespie, todo lo que pudieron encontrar fueron garabatos como: “Señor, envía luz, “Señor, da ayuda,” “Señor, defiende tu propia causa.”

Esa debe ser siempre nuestra actitud hacia la interpretación de las Escrituras. Debemos comenzar con el Espíritu (Gálatas 3:3), y no sólo debemos comenzar con Él, sino que debemos seguir regresando a Él una y otra vez.

Siempre debemos empezar por la mendicidad.

Fuente


Este extracto está tomado de The Word Became Fresh: How to Preach from Old Testament Narrative Texts por Dale Ralph Davis, (Mentor/Christian Focus Publications, Fearn, Ross-shire 2012)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s