Integridad y Santidad Personal

Posted on

ESJ-2019 0628-001

Integridad y Santidad Personal

Por John MacArthur

¿A veces te esfuerzas por diferenciar entre la iglesia y el mundo? La iglesia es ahora tan adepta a comprometerse con el mundo que ha olvidado cómo ser inflexible. Muchos feligreses modernos han dejado que la cultura influya y corrompa sus valores, gustos y prácticas – difuminando las líneas entre el pecado y la justicia, y la claridad de la verdad de Dios.

Pero imitar y buscar al mundo no es el plan de Dios para su iglesia. De hecho, las Escrituras nos llaman a lo contrario del compromiso. De un extremo de la Biblia al otro, Dios claramente manda a su pueblo a vivir separado del mundo.

Cuando Dios estableció a Israel como nación, construyó en la vida diaria de los israelitas el principio de la separación del mundo. La ley y sus observancias religiosas a lo largo del año sirvieron como salvaguardias para evitar que, como pueblo único (Deuteronomio 14:2), se mezclaran con los paganos.

De la misma manera, Dios llama a todo su pueblo a estar separado del mundo (1 Pedro 2:9) – no sólo por causa de la separación, sino por causa de nuestra pureza y el testimonio de su verdad. El Señor no compromete Su Palabra, y nosotros necesitamos estar comprometidos con ella también.

Ante un mundo impulsado por el compromiso, los creyentes deben ser personas íntegras. Necesitamos aferrarnos a la verdad de las Escrituras y vivir vidas que refuercen nuestros testimonios – no ponerlos en duda.

Por supuesto, la presión para llegar a un compromiso viene de dentro y las presiones externas sólo manifiestan nuestras debilidades internas.

Claramente hay una correlación directa entre la integridad y la santidad bíblica. Una vida consistentemente justa es el escaparate de la integridad de uno porque revela su compromiso de amar y obedecer a Dios. A través del trabajo continuo del Espíritu en tu vida, estás evidenciando el poder transformador de la Palabra de Dios – tu santificación es un testimonio vivo de la obra de Dios en ti, y un aspecto clave de Su obra a través de ti en las vidas de otros.

Por lo tanto, si queremos ser hombres y mujeres íntegros, debemos ser también hombres y mujeres de santidad. Y eso requiere una completa diligencia y atención hacia todos los aspectos de la santificación, incluyendo el área vital de la santidad personal.

3 comentarios sobre “Integridad y Santidad Personal

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    28 junio 2019 en 12:51 pm
    Eleazar Gonzalez Castañeda escribió:
    28 junio 2019 en 10:35 pm

    Muy edificante integridad y santidad lo necesito

    roberto escribió:
    2 julio 2019 en 4:52 pm

    la verdad me confunde un poco, si dios nos pide alejarnos del mundo , como lo hacemos si queremos que el mundo conozca de Dios, como los acercamos a su corazon y como debemos ser luz en la oscuridad, supongo que podemos vivir entre el mundo pero no perder nuestro rumbo en la gracia del señor, seguir su palabra , soy creyente hace muy poco 3 años y mi amor por el señor es enorme , como siguo y como ayudo aquellos k no tienen a cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s