6 Compromisos Firmes Para Los Miembros de la Iglesia

Posted on Actualizado enn

ESJ-2019 0801-003

6 Compromisos Firmes Para Los Miembros de la Iglesia

Por Costi W. Hinn

Si le preguntaras a un grupo grande de cristianos qué es la “membresía de la iglesia”, probablemente obtendrías una respuesta que suena un poco así: La membresía de la iglesia es ser parte de una iglesia. Si le preguntas a ese mismo grupo cuál es su papel como miembro de la iglesia de Cristo, es posible que escuches: Se supone que tengo que ir a la iglesia.

Aunque estas respuestas no son del todo erróneas, se asemejan a un iceberg en el sentido de que la mayor parte de su masa aún está bajo la superficie. Tenemos que mirar más profundamente bajo esa superficie.

La membresía de la Iglesia viene con muchas connotaciones. Algunos pueden pensar que es como pertenecer a un club de campo con ventajas y privilegios, otros pueden verlo como un boleto al cielo, y otros piensan que son miembros de la iglesia simplemente porque asisten a eventos especiales y asisten a los servicios de Pascua y Navidad.

Las Escrituras dejan en claro que los miembros de la iglesia son apartados del mundo; operando sus vidas de una manera totalmente contracultural (2 Corintios 6:14-18). Los miembros están comprometidos con Cristo y entre sí (Romanos 12:1-5), se someten a los líderes y esos líderes responderán ante Dios algún día (Hebreos 13:17), ¡y eso es un asunto serio! La membresía bíblica de la iglesia no se trata de pastores famosos que se jactan de tener grandes números y exponen cualquier sistema en el cual los pastores no conocen, o no están cuidando ovejas. Por el contrario, la membresía no se trata de cristianos de sillón que han obtenido su boleto al cielo porque tienen su nombre en las listas de miembros. El cuadro de la membresía en el Nuevo Testamento nos obliga a luchar con esta cuestión vital: ¿Es la membresía de la iglesia es muy importante y, de ser así, deberíamos yo o mi iglesia tomarla más en serio? A veces, la idea de ser miembro de la iglesia es una niebla para los líderes, y por lo tanto, es una niebla para aquellos a quienes dirigen.

Para ayudarle a entender mejor cómo servir y dirigir el cuerpo de Cristo, aquí hay seis compromisos que debemos aceptar como miembros de la iglesia. Por el bien de este artículo, llamémoslos compromisos “firmes” porque significan el extraordinario propósito que Dios tiene para cada uno de Sus hijos. Usted podría seguramente añadir a esta lista, pero estos seis pueden ayudar a establecer una base para la claridad.

1. Un Firme Compromiso a REUNIRNOS

Si pudieras resumir la vida de un miembro de la iglesia en una sola frase, podrías decir: ¡nos reunimos para adorar y nos dispersamos para dar testimonio! Estos son esenciales para cada miembro del cuerpo de Cristo. Reunirse con la asamblea de creyentes no es simplemente una sugerencia, es un mandato (Hebreos 10:24-26). Nos estimulamos unos a otros cuando nos reunimos, celebramos las ordenanzas cuando nos reunimos, nos convertimos en el testigo múltiple de la gloria de Dios cuando nos reunimos, y somos formados por la predicación de la palabra de Dios cuando nos reunimos. En los “viejos tiempos” la gente se tomaba tan en serio la asistencia a la iglesia que incluso de vacaciones encontraban una iglesia local con la que reunirse y conocer en Cristo a una “familia” desconocida hasta entonces. Hoy en día, parece que la gente se deshace de la iglesia si el café no está a la altura de sus estándares. Sea diferente. Esté firmemente comprometido a reunirse con los creyentes en el Día del Señor.

2. Un Firme Compromiso con el DISCIPULADO

Hacer discípulos es algo que sucede en muchos foros diferentes. Algunas iglesias usan un método de grupos pequeños para hacer posible el discipulado de vida a vida, otras usan otros métodos orgánicos. Las iglesias pueden diferir en la metodología programática, pero no hay nada pecaminoso o incorrecto en los “vehículos” para el discipulado, siempre y cuando estén en línea con la teología bíblica con respecto al discipulado. A cada miembro de la iglesia se le ordena vivir la Gran Comisión como testigos de Cristo (Mateo 28:16-20; Hechos 1:8). Debemos “aguzarnos” unos a otros, confrontarnos unos a otros, soportar las cargas de otros, e incluso reprendernos unos a otros. Un miembro de la iglesia con un firme compromiso con el discipulado (tanto para ellos como para otros) está seguro de ver a Dios usar su proximidad a otros como un medio de gracia para crecer!

3. Un Compromiso Firme a SERVIR

Los miembros de la Iglesia y el “servicio” no deben ser un oxímoron, pero con demasiada frecuencia lo son. ¿Has oído hablar de la regla 80/20? Algunos han aplicado sabiamente esto para servir en la iglesia, como ellos estiman, “el 20% de los miembros de la iglesia hacen el 80% de la obra.” Eso puede punzar, o desencadenar un mecanismo de defensa de excusas personales, pero seamos brutalmente honestos por un momento: servir no es sugerido, es ordenado. Y muchos de nosotros no tiene un firme compromiso en este privilegio cristiano. ¡Te ha sido dado un regalo por el Dador supremo! Dios el Espíritu Santo mismo derramó un regalo de gracia sobre tu vida y sabe que la mejor manera de lograr tu propósito glorioso de Dios en la tierra es servir. 1 Pedro 4:7-11 captura la imagen del servicio cristiano cuando Pedro ordenó a la iglesia que “empleara” sus dones en el servicio mutuo. ¿Qué es más? Pedro se atrevió a ordenar esto a un grupo que estaba viviendo una horrible persecución. Cuando meditamos en esa realidad, seguramente podemos dejar de lado nuestras excusas perezosas (del primer mundo) y abrazar con entusiasmo el manto de “hacer la obra de ministerio” (Efesios 4:11-16).

4. Un Firme Compromiso de DAR

Jesús dijo que nuestro corazón está donde está nuestro tesoro (Mateo 6:21), y por supuesto, Él tiene razón. Pero cuando se trata de dinero, ciertamente podríamos concluir que nada lucha con nuestros corazones como nuestras billeteras. En el mundo de hoy, la codicia gana. Por lo tanto, en la iglesia de hoy, dar puede dar testimonio a nuestros corazones de que estamos separados del mundo. Los deseos y los placeres fugaces de este mundo tratarán de apoderarse de los recursos del cristiano, pero el verdadero cristiano no sucumbe a tales tentaciones. Los miembros de la Iglesia están viviendo por un reino eterno. Ellos están, si son ricos, ansiosos de usar el dinero como un método para avanzar en el ministerio (1 Timoteo 6:17-18). Los miembros de la Iglesia están ansiosos por compartir; derramándose por los demás como un signo de amor cristiano (1 Juan 3:17). Pablo pinta el cuadro de la generosidad para todos los aspectos de la vida y niveles de ingresos que deberían ser comunes en la iglesia hoy en día. Escribe acerca de los pobres creyentes que estaban ansiosos de dar -aunque fuera una pequeña cantidad- sabiendo que Dios proveería para su deseo de dar. 2 Corintios capítulos 8 y 9 nos dan verdades fundamentales para motivar nuestro compromiso (y comprensión) con respecto a la generosidad. Para el miembro de la iglesia, dar nunca se trata de la “cantidad”, siempre se trata del corazón. ¿Qué indica tu compromiso en esta área sobre tu corazón?

5. Un Compromiso Firme de PRESERVAR

Preservar la unidad es un compromiso importante para cada miembro de la iglesia. Debemos protegernos de toda clase de divisiones. Esto puede venir en la forma de confrontar el pecado y permitir la disciplina y restauración de la iglesia (Mateo 18), exponiendo a aquellos que siembran discordia entre la iglesia porque odian lo que Dios odia (Proverbios 6:16-19), o confesando su propio pecado de chismes y hábitos divisivos. Cualquiera que sea el resultado de este alto compromiso, un miembro de la iglesia que trabaja para preservar la unidad de la iglesia es un arma poderosa en la mano de Dios. La unidad está bajo ataque constante en la iglesia. Satanás odia la unidad de la iglesia. El mundo, bajo su hechizo, odia la unidad de la iglesia. Y los falsos maestros definitivamente odian la unidad de la iglesia. Una iglesia unida en la verdad se mantiene fuerte contra todas las amenazas. Un pensamiento final merece ser mencionado aquí: la unidad relacional nunca debe reemplazar o trascender la unidad doctrinal esencial. En otras palabras, ninguna iglesia o miembro de la iglesia debe sacrificar jamás la sana doctrina y promover la unidad que pasa por alto las verdades esenciales. Toleramos a las personas que buscan respuestas genuinas en un espíritu de amor y paciencia, pero eso no significa tolerar creencias falsas o doctrinas peligrosas para “preservar nuestra unidad.” Eso es falsa unidad.

6. Un Compromiso Firme de ALCANZAR

Si nos reunimos para adorar y dispersarnos para dar testimonio, seguramente alcanzar a los perdidos debe ser un gran compromiso para cada miembro de la iglesia. Hay 168 horas en una semana dada, y por lo menos una de esas horas se dedica a sentarse bajo la predicación de la palabra de Dios. ¡Lo que hagamos con las otras 167 horas puede tener un impacto masivo en la eternidad! Qué alegre privilegio. Ya sea que vayan o envíen, todos los miembros pueden participar en la difusión del Evangelio en su país y en el extranjero. Estamos armados con el evangelio y debemos vivir sin vergüenza. Tiene poder más allá de cualquier cosa que este mundo haya visto jamás – el poder de levantar corazones muertos y traer a la vida a todos los que creen (Romanos 1:16-17). La iglesia hará muchas cosas “mejores” en el cielo que nosotros en la tierra, pero hay una cosa que no haremos mejor en el cielo. De hecho, no podremos “hacer” esto en el cielo. Es decir, alcanzar a los perdidos.

Mientras haya tiempo, vivamos en misión de esta manera como miembros del cuerpo de Cristo. Aceptar estos firmes compromisos no sólo podría cambiar su vida, sino que también podría cambiar su iglesia.

Un comentario sobre “6 Compromisos Firmes Para Los Miembros de la Iglesia

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    2 agosto 2019 en 11:16 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s