El Fruto y La Raíz de la Calumnia

Posted on

ESJ-2019 1015-001

El Fruto y La Raíz de la Calumnia

por Josh Buice

Tal vez recuerdes la frase: “Palos y piedras pueden romperme los huesos, pero los nombres nunca me harán daño”. Esa idea me la enseñaron en mi escuela primaria cuando era niño por maestros bien intencionados. Sin embargo, esa pequeña línea simplemente no es cierta. Los nombres hieren a las personas y, de hecho, pueden dejar cicatrices profundas con las que la gente tendrá que luchar durante toda su vida.

El Fruto De La Calumnia

La calumnia ocurre cuando alguien comparte algo sobre otra persona que no es factual, o tal vez parcialmente cierto, pero que daña la reputación de la persona. La sutileza de la calumnia puede ocurrir durante una conversación casual de café entre amigos o puede ocurrir como un medio de pedir oración por alguien que dejó su iglesia o por un miembro del personal de su iglesia local a quien la gente está teniendo dificultades para seguir, o por otros cien ejemplos que podrían encajar en esta ecuación.

El fruto de la calumnia es que daña la percepción de otro individuo en la mente de una o más personas. A veces la calumnia es obvia y otras veces vuela por debajo de la superficie y no se detecta fácilmente. A veces el corazón de una persona no es puro y debido a los celos un amigo calumnia a otra persona para evitar que sus amigos cercanos se acerquen a la persona que está siendo calumniada. El factor de la competencia impía entre grupos de amigos precipita el pecado de la calumnia que a menudo dificulta el crecimiento de las amistades. Esto puede ser cierto entre los amigos de la escuela secundaria, así como en una iglesia local.

El resultado final de la calumnia es la devaluación de una persona a los ojos de los demás. A veces esto sucede en los vestuarios de un equipo de fútbol entre los atletas, en el almuerzo entre los estudiantes de secundaria que quieren permanecer en lo más alto de la “lista de los mejores” entre los amigos, y tristemente, sucede en los círculos dentro de las iglesias locales.

La calumnia es el compartir especulaciones y rumores acerca de alguien que resulta en una representación negativa de otra persona y una disminución en su reputación. Esto puede resultar en amistades rotas, familias divididas y fracturas entre una iglesia local. Cuando usted ve amistades rotas y familias dejar una iglesia debido a la calumnia, puede ser una cosa muy desalentadora para testificar. El fruto de la calumnia no es dulce y nunca glorifica a Dios.

La Raíz De La Calumnia

La calumnia es engañosa, destructiva y retorcida. En pocas palabras, Dios odia la calumnia. En Proverbios 6:16-19, encontramos estas palabras:

Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, Las manos derramadoras de sangre inocente, El corazón que maquina pensamientos inicuos, Los pies presurosos para correr al mal, El testigo falso que habla mentiras, Y el que siembra discordia entre hermanos.

Llamar calumnia a cualquier otra cosa que no sea pecado sería errar el tiro. La calumnia es pecaminosa y Dios la ve como una abominación. ¿Por qué un odio tan fuerte de Dios por el pecado de la calumnia? Considera lo que Salomón escribe sobre el valor del nombre de una persona:

Proverbios 22:1 – Más vale el buen nombre que las muchas riquezas, y el favor que la plata y el oro..

Eclesiastés 7:1 – Mejor es el buen nombre que el buen ungüento, y el día de la muerte que el día del nacimiento. 

Puesto que un buen nombre y la buena reputación de una persona es algo tan valioso que puede arruinarse a través de labios difamatorios, Dios lo considera malo y lo odia. Según Santiago 3:15-16, la práctica de la calumnia es demoníaca. Las personas que calumnian a otras personas están siendo guiadas por demonios, no por el Espíritu de Dios. La raíz de la calumnia es un corazón que es rebelde o completamente inconverso.

Porque la calumnia es uno de los venenos más grandes que se puede inyectar en la vida de una iglesia local para dividirla, Dios la odia y se opone fuertemente. Dios pone una alta prioridad en la unidad entre la iglesia (ver la palabra “preservar” en Efesios 4:3). Cualquier movimiento para dividir a una iglesia local por acusaciones calumniosas y platicas es simplemente diabólico. Vivimos en una sociedad despiadada donde la gente está dispuesta a hacer lo que sea necesario para lograr el éxito. La iglesia, sin embargo, está llamada a mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz para la gloria de Dios.

En lugar de robar la reputación de una persona con calumnias, deberíamos proteger la reputación de la gente. En lugar de compartir y recibir calumnias sobre otros, debemos rechazarla y corregir a la persona que calumnia a otros. Una lengua suelta es un arma mortal, un arma que Satanás se regocija al usar.

Cuando Coré calumnió a Moisés, Dios no estaba contento con el pueblo y lo juzgó rápidamente (ver Números 16). Ciertamente sabemos que un día cada persona dará cuenta de cómo usó su lengua-incluyendo cada palabra que sale de nuestros labios (Mat. 12: 36-37). Sin embargo, cuando somos calumniados, no debemos intentar reivindicarnos de una manera impía. Debemos pasar por los medios de la disciplina bíblica de la iglesia (confrontación ver Mat. 18:15-20). Sin embargo, si es alguien afuera de la iglesia que te está lanzando piedras, escucha las palabras de Charles Spurgeon quien estaba comentando sobre el Salmo 119:23-24:

La mejor manera de lidiar con la calumnia es orar por ella: Dios la quitará o le quitará el aguijón. Nuestros propios intentos de limpiarnos a nosotros mismos son usualmente fracasos. Cállate y deja que tu Abogado alegue tu causa.[1]


[1] C.H. Spurgeon, editado por. I. PACKER, “Introduction,” en Psalms, Crossway Classic Commentaries (Wheaton, IL: Crossway Books, 1993), 188.

Un comentario sobre “El Fruto y La Raíz de la Calumnia

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    21 octubre 2019 en 12:09 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s