La Biblia Es Verdad Confiable

Posted on

ESJ-2019 1125-002

La Biblia Es Verdad Confiable

por John F. Macarthur

Sin duda, el motivo por el que Satanás ataca más vigorosa y continuamente en estos días es la confiabilidad de la Escritura, por la que también da un golpe a su autoridad, suficiencia, inerrancia, integridad y perspicacia. La batalla por la verdad es la batalla por la Biblia, y en esta lucha el pueblo de Dios no puede flaquear.

No es coincidencia que la entrada de Satanás en la historia bíblica esté marcada por el cuestionamiento de la confiabilidad de la Palabra de Dios. En el jardín, comienza con lo que suena como una pregunta inocua. Finge que sólo se preocupa por el bienestar de Eva. Pronto, cualquier neutralidad imaginada desaparece al afirmar audazmente que sabe más de lo que Dios sabe. Insinúa que Dios está equivocado y que él tiene razón. Dios puede haber dicho que ellos morirían, pero Satanás le asegura a Eva que no lo harán. Este engaño perverso que vemos en Génesis 3 se repite a lo largo de la historia: Dios dice una cosa; Satanás dice que Dios es un mentiroso y cuenta con una historia diferente.

El diablo comenzó su campaña con una fachada de inocencia, haciendo una simple pregunta: “¿Conque Dios os ha dicho:” (Génesis 3:1). Podrías traducir sus palabras como, “Entonces, Dios ha dicho, ¿no?” Aquí tenemos la primera pregunta de la Biblia, que introduce el primer dilema en la historia de la humanidad. No había preguntas ni dilemas antes de éste. Hasta este punto, Adán y Eva habían caminado en perfecta comunión con Dios. Entonces viene la primera pregunta, y se trataba de la integridad y honestidad de Dios. Esta pregunta fue diseñada para iniciar a Eva en el camino de dudar de la confiabilidad de lo que Dios había dicho, y dudar de la palabra de Dios es la esencia del pecado. Por primera vez, esa fuerza espiritual mortal fue introducida clandestinamente en el mundo. Eva cayó en la gran mentira satánica, y nosotros también caemos en ella, si alguna vez cuestionamos a Dios en Su Palabra.

Comprendiendo la tendencia natural de la humanidad hacia la duda y el escepticismo, Pablo escribe en términos claros: “Toda la Escritura es inspirada por Dios” (2 Timoteo 3:16). Debido a que la Biblia es el mismo aliento del “Dios de la verdad” (Isaías 65:16), podemos tener la confianza de que es totalmente confiable. El salmo 12:6 proclama: ” Las palabras del Señor son palabras puras, plata probada en un crisol en la tierra, siete veces refinada.”. Esta misma idea se repite en el Salmo 119: La Palabra de Dios es verdad, Sus mandamientos son verdad, la suma de Su Palabra es verdad, todas Sus ordenanzas son eternas, y todos Sus preceptos son seguros.

La Escritura es completamente verdadera, y contiene toda la verdad necesaria para la vida de fe. Dios no retuvo ni escondió ninguna revelación necesaria. Pablo hace ese mismo punto en su epístola a Timoteo: ” Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto[d], equipado para toda buena obra.” (2 Timoteo 3:16-17). La Palabra de Dios es la única idónea para cumplir Sus intenciones de salvación, santificación y glorificación; provee todo lo que necesitamos para la vida y la piedad en este mundo, y la esperanza de la vida venidera.

Además, es la verdad por la cual se miden todas las demás afirmaciones de la verdad espiritual y teológica. Es por eso que el trabajo duro de la interpretación fiel es tan vital, y por eso Dios dio pastores y maestros a la iglesia. La verdad sólo puede ser conocida si se conoce el significado correcto del texto.

Hoy en día, la iglesia está llena de falsos pastores que venden interpretaciones erróneas de las Escrituras que no son la Palabra de Dios. Ellos le dirán que la Escritura trata de mejorar sus relaciones, aliviar sus heridas emocionales, enriquecerlo financieramente, y satisfacer una multitud de otras necesidades sentidas. Pero esas son mentiras diabólicas destinadas a paralizar su confianza en la Palabra de Dios cuando inevitablemente falla en hacer lo que nunca fue su intención hacer.

El propósito de la Palabra de Dios es depositar la verdad transformador de vida en la mente. No podemos saber la verdad de un pasaje hasta que entendemos la interpretación exacta del pasaje. Necesitamos ser cuidadosos y minuciosos estudiantes de toda la Escritura, confiados en su autoría divina y dependientes de la obra iluminadora del Espíritu Santo para llevarnos a una clara comprensión de la verdad revelada de Dios.

No tenemos ninguna razón para cuestionar o dudar nada de lo que Dios nos ha revelado a través de las Escrituras. Es digno de confianza en su totalidad.

(Adaptado de Final Word)


Disponible en línea: https://www.gty.org/library/blog/B191125
COPYRIGHT ©2019 Grace to You

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s