El Mismo Templo, El Mismo Milagro, Una Expectativa Completamente Diferente

Posted on

ESJ-blog 20201020_01

 

El Mismo Templo, El Mismo Milagro, Una Expectativa Completamente Diferente

POR JORDAN STANDRIDGE

La idea de que Jesús nunca pretendió ser Dios sería risible si no fuera tan trágico. Toda la Biblia está llena de pistas así como de claras declaraciones de la divinidad de Cristo.

Pero tal vez mi favorito para mostrar esto es Juan 8, 9 y 10.

En el capítulo 8 Jesús se proclama como el Yo soy del antiguo testamento. (Juan 8:58 )

En el capítulo 10 Jesús se declara como uno con el Padre. (Juan 10:30 )

Pero es en el capítulo 9 que vemos a Jesús hacer algo que sólo Dios puede hacer.

En el capítulo 9 vemos a Jesús sanar a un hombre que era ciego de nacimiento. Pero lo sana de una manera que el hombre nunca ha visto a Jesús. Va a lavarse en el estanque de Siloé y regresa viendo.

En lugar de darle la oportunidad de regocijarse, se encuentra inmediatamente con el escepticismo. Una vez que todos, incluyendo los fariseos, se dan cuenta de que en realidad nació ciego, lo expulsan, ya que es bastante obvio que él ve, que Jesús es especial y los fariseos odian a Cristo y quieren matarlo.

Lo que sigue es asombroso.

El ciego, que ha sido expulsado del templo, probablemente excomulgado del judaísmo, en lo que debería haber sido el mejor día de su vida, es encontrado por Jesús.

El dulce salvador se presenta. Le dice que crea en El mismo.

El hombre responde inclinándose y adorando a Cristo.

Jesús acepta la adoración. (Juan 9:38 )

No reprende al hombre.

No lo detiene.

Más bien, la expectativa que tiene Jesús es que el hombre se ponga de rodillas y alabe a su creador.

Es muy probable que Pedro y Juan estén presentes viendo todo esto. Poco sabían que estarían en el mismo escenario exacto poco tiempo después.

Si avanzamos un poco más de un año o dos, tienes a Pedro y Juan subiendo a predicar el Evangelio en el mismo templo. (Hechos 3)

Son abordados por un hombre que también nació con una deformidad. Esta vez el hombre es cojo de nacimiento.

Pide dinero, como el hombre de Juan 9. Pedro y Juan, aunque están llenos de dinero (Hechos 2:45) le dicen al hombre que el dinero que tienen es para la iglesia, pero en vez de eso hacen algo un poco más impactante y sanan al hombre.

“No tengo plata ni oro, mas lo que tengo, te doy: en el nombre de Jesucristo el Nazareno, ¡anda!”

Instantáneamente el hombre, se le dio la habilidad de caminar. De hecho, el milagro fue tan grande, que el hombre pasó por alto años de aprender a caminar y correr e inmediatamente comenzó a saltar en alabanza a Dios.

Entonces vemos algo asombroso. La gente corre para ver lo que pasó. La Biblia nos dice que están asombrados. Imagino que la gente está a punto de adorar a estos dos hombres, pero Pedro inmediatamente se desvía y dice las siguientes palabras:

“Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto, o por qué nos miráis así, como si por nuestro propio poder o piedad le hubiéramos hecho andar?”

Pedro está preocupado. No quiere que se le adore. Antes de que la gente piense en arrodillarse, se desvía inmediatamente. Quiere que la adoración sea para otra persona, la persona que les permitió hacer el milagro.

Pedro quiere que la gente adore a Jesús.

Él dice:

“Y por la fe en su nombre, es el nombre de Jesús[h] lo que ha fortalecido a este hombre a quien veis y conocéis; y la fe que viene por medio de Él, le ha dado esta perfecta sanidad en presencia de todos vosotros.”

El mismo templo, la misma sanidad pero con expectativas totalmente diferentes por parte del sanador. Una expectativa de adoración, la otra la desvió.

En realidad, se podría decir que la expectativa era exactamente la misma. Adorar a Jesucristo.

Pedro y Juan no pueden soportar ni siquiera una segunda adoración equivocada. Inmediatamente usan esta oportunidad dada por Dios para decirle a la multitud reunida que deben adorar a Cristo para recibir la vida eterna. De hecho, van un paso más allá y en Hechos 4:13 declaran que no hay otro nombre dado a los hombres por el que deban ser salvados. Que Jesús es el único nombre que puede salvar un alma del infierno.

Este marcado contraste ilustra perfectamente el hecho de que Jesucristo no sólo creía y predicaba que era el Señor del universo, sino que su expectativa y la de sus discípulos era que toda rodilla se inclinara ante él.

Tristemente, aunque toda rodilla se inclinará ante Él un día, muchos se verán forzados (Fil. 2:10 ). Y una vez que esa rodilla se encuentre con el suelo, serán arrojados al infierno por negarse a hacerlo en esta vida.

Es esencial para cada cristiano saber lo que Jesús espera de ellos y del mundo que les rodea. Sólo esto les dará la confianza para compartir la verdad con el mundo que les rodea.

No basta con pensar en Jesús como un gran hombre. (Juan 9:17 )

Los que lo hagan pasarán la eternidad en el infierno.

No basta con creer que Jesús es divino de alguna manera.

Aquellos que lo hagan pasarán la eternidad en el infierno.

No basta con creer en Jesús, pero luego pensar que son buenas personas que no necesitan ser salvadas. (Juan 9:41)

Los que lo hagan pasarán la eternidad en el infierno.

Los únicos que pasarán la eternidad con Jesús son los que se arrodillan ante él con sumisión y humildad. Estos reconocen su señorío y reconocen su propia insuficiencia para salvarse a sí mismos. Adoran a Jesús porque se lo merece y porque saben que sólo Él, a través de la fe en Él, puede salvarlos y levantarlos de su muerte espiritual. (Ef. 2:4 )

Predica valientemente a Cristo al mundo que te rodea.

Muchos piensan que se dirigen al Cielo, muchos piensan que conocen a Jesús, pero pocos, muy pocos, conocen y adoran al Jesús de Juan capítulo 9.

Predica a este Cristo, y gentilmente pero con firmeza confronta el malentendido del mundo sobre Jesús, porque es la única manera de que la gente se salve. Pero lo más importante es que Jesús merece y espera el tipo de adoración que le corresponde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s