¿Cuáles son algunas de las palabras clave del Apocalipsis?

Posted on

ESJ-blog 2020414_02

¿Cuáles son algunas de las palabras clave del Apocalipsis?

POR MARK HITCHCOCK

Cada libro de la Biblia contiene algunas palabras clave que aparecen con frecuencia y revelan el énfasis del libro. Aquí hay diez palabras clave que definen el enfoque de Apocalipsis:

1. Y

Puede parecer una palabra extraña para incluir en una lista de palabras clave porque es un término muy común, pero "y" (kai en el texto griego original) aparece más de 1200 veces en el Apocalipsis. Casi todos los versículos del Apocalipsis comienzan con la palabra kai en el texto griego original del Nuevo Testamento. A veces se traduce como "pero", "incluso", "ambos", "también", "entonces", "sin embargo" o "de hecho", pero la mayoría de las veces se traduce simplemente como "y". La rápida repetición de esta palabra acelera el libro a un ritmo vertiginoso. A medida que se avanza en el Apocalipsis, se lee "y… y… y…". El uso de "y" de esta manera es una poderosa técnica literaria. Como señala Ed Hindson:

Uno no puede leer este libro y quedarse mentalmente quieto. El lector sentirá, consciente o inconscientemente, que se mueve a través de una serie de acontecimientos que aparecen como flashes instantáneos en una pantalla de vídeo. Estas visiones del futuro pretenden mantenernos en movimiento hacia la consumación final de la historia humana. En realidad, los capítulos finales nos hacen avanzar hacia la eternidad. [28]

2. Trono (46 veces)

3. Poder y autoridad (40 veces)

4. Rey (37 veces)

5. Cordero (30 veces, 28 de ellas referidas a Jesús)

6. Siete (54 veces)

7. Vencer, victorioso, conquistar (17 veces)

8. Como, semejante a (22 veces)

Esta palabra se utiliza con gran parte de las imágenes del Apocalipsis para señalar la similitud entre dos cosas. Suele implicar una correlación simbólica, en la que una cosa representa a otra.

9. Adoración (24 veces)

El Apocalipsis es un libro de adoración elevada al Señor.

10. Profecía, profeta, profetizar (17 veces en sus diversas formas)

El Apocalipsis es un libro lleno de profecías.

¿Era Patmos una colonia penal en el primer siglo?

Según Apocalipsis 1:9, Juan estaba en la isla de Patmos cuando recibió el libro de Apocalipsis. Patmos es una pequeña isla rocosa, de unas diez millas de largo y seis de ancho, que está a unas 40 millas de la costa de Asia Menor (la actual Turquía) desde Éfeso. Juan dice que estaba en la isla "por la palabra de Dios y el testimonio de Jesús" (1:9). Algunos piensan que esto significa que Juan estaba allí para compartir la Palabra y a Jesús. Pero es más probable que Juan se refiera al hecho de que fue desterrado allí por el emperador romano Domiciano como castigo por predicar la Palabra y a Jesús. Eso parece estar afirmado por la primera parte del versículo 9, donde Juan se refiere a sí mismo como "vuestro hermano y compañero en la tribulación, en el reino y en la perseverancia en Jesús."

Es habitual leer que Patmos era una pequeña isla habitada por una colonia penal en el siglo I, y que Juan fue obligado a trabajar en las minas allí mientras tenía 90 años. He oído a algunos predicadores comparar Patmos con Alcatraz, una isla-prisión donde los criminales peligrosos eran aislados de la sociedad. Aunque esto hace que la predicación sea dramática, no es exacta. No hay evidencia de que, en los días de Juan, Patmos tuviera una colonia penal o que se utilizara comúnmente para el destierro. La noción errónea de que Patmos estaba habitada por una colonia penal se cita a menudo del historiador romano Plinio (Plinio Hist. Nat. 4.12.69). Esta cita de Plinio ha sido citada en los comentarios bíblicos. Sin embargo, Plinio nunca se refiere a Patmos como una colonia penal o como un lugar de destierro.

Sabemos por la historia que en la isla había una guarnición militar y un edificio administrativo, posiblemente un hipódromo (pista de carreras de caballos), un templo a Artemisa y probablemente un templo a Apolo. Probablemente Juan fue enviado allí porque era el lugar más cercano que Domiciano podía utilizar para eliminar su influencia de Asia Menor. Osborne resume bien la situación: “La vida allí no era demasiado dura, como indica su población de tamaño decente y dos gimnasias, así como un templo de Artemisa. Por tanto, Juan habría llevado una vida bastante normal como exiliado en esa isla. Probablemente estuvo allí poco tiempo y se le permitió ir a Éfeso en una amnistía general para exiliados por el emperador Nerva en el año 96 después de la muerte de Domiciano.” [29]


28 . Hindson, Approaching Armageddon , 22-23.

29 . Osborne, Revelation , 81.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s